El Club BMW Touring de España ‘invadió’ Galicia

Por Pepe Muñoz
A finales de junio, los socios de este veterano motoclub –fue fundado en 2001– recorrimos parte de la geografía gallega, desde la ciudad de Vigo hasta la no menos cautivadora localidad de San Adrián de Cobres. Nuestra próxima salida tendrá lugar, del 26 al 28 de septiembre, por la Soria Verde.

Del 27 al 29 de junio, nuestros socios Manuel Muiños y Gisela, brasileños y afincados desde hace años en Vigo, se propusieron enseñarnos lo mejor de su nueva tierra gallega: pueblos, cultura, gastronomía, música… Y damos fe de que lo consiguieron. ¡Y de qué manera!

Para ello, no se les ocurrió nada más y nada menos que reservar al completo el mejor hotel de la ciudad: el Pazo Los Escudos, un cinco estrellas que nos dejó boquiabiertos por su lujo, ubicación y detalle de las instalaciones.

Hasta allí nos desplazamos en más de 60 motos desde todos los rincones de la península Ibérica, dispuestos, una vez más, a disfrutar de un fin de semana entre amigos. Y qué mejor sitio que en tierras gallegas, tan queridas para todos nosotros.

El viernes, una comida en el hotel para los más madrugadores daba inicio a un fin de semana que se nos prometía esperanzador. Luego, fueron llegando más y más socios hasta que, finalmente, todos nos reunimos en los jardines del complejo, donde fuimos tomando las primeras cervezas mientras conversábamos amigablemente unos con otros; al tiempo, una cantante estupenda llenaba el ambiente de melodías.

Entre la música de fondo, lo bien que estábamos allí, el pedazo de hotel y la luz del atardecer sobre la ría de Vigo, ¿qué más se podía pedir? Claro, ¡una muñeira como broche final! Así que hicimos un gran corro y bailamos cada cual como mejor supo, lo cual resultó bastante divertido. Luego pasamos a un salón, donde, a los postres de una estupenda cena, un nuevo detalle de los organizadores nos sorprendió: un espectáculo de magia que hizo las delicias de los asistentes.

El sábado se presentó algo lluvioso, pero pronto percibimos que serían cuatro gotas y que disfrutaríamos como niños de la ruta programada. Y así fue. El recorrido nos llevó a Rivadavia, un bonito municipio de estilo medieval donde tomamos un café y degustamos sus típicos dulces. Tras reanudar la marcha, más y más curvas se sucedieron entrelazadas y flanqueadas por altos árboles.

El itinerario también transcurrió por Avión –por cierto, curioso nombre para un pueblo– y A Lama, localidad en la que aguardaba una nueva sorpresa: un grupo de gaiteros nos hizo el paseíllo en nuestro recorrido a la plaza. Allí, las más bailonas aprovecharon para disfrutar de un ambiente único e irrepetible en el que no faltaron unas cervecitas y tapas que, la verdad, nos vinieron de maravilla. Dicho lo cual, es de justicia agradecer a la gente de A Lama sus atenciones y el buen recibimiento que nos dispensaron. Pero tocaba abandonarlo, y lo hicimos con una sonrisa en los labios y bajo un sol espléndido que, por fin, coronaba nuestros cascos.

Desde allí nos dirigimos al lago Castiñeiras, precioso lugar con un mirador fantástico. Admirar las rías de Vigo y Pontevedra desde él es algo que merece la pena. Así pues, fotos y más fotos de los presentes para inmortalizar un sitio tan cautivador. Para concluir la ruta, fuimos hasta San Adrián de Cobres, donde dimos cuenta de una gran mariscada y los reputados caldos de la zona. Y ya en el hotel, unos al spa a remojarse un poco y otros a descansar un rato, ya que la noche se presentaba movidita…

Siempre se pasa bien en una velada del motoclub, pero esta iba a ser algo diferente: los road leaders habían organizado una gran cena medieval… ¡en la que todos teníamos que disfrazarnos! Así que, de pronto, hicieron acto de presencia damas y bufones, princesas y reyes, caballeros y lacayos.

Lo pasamos genial, pero aún nos esperaba otra sorpresa más: una representación del Señor de los anillos y el recordado Gollum –ya sabéis: mi tesooooro–, que saltaba de mesa en mesa mezclándose con tan variopintos personajes. Sacamos fotos de todo lo que sucedía, pero no dábamos abasto para intentar reflejar tanta actividad, tantas risas y tanto bullicio. Al final, la entrega de regalos y un baile dio por sellada tan magnífica reunión.

Manuel y Gisela: gracias por vuestros desvelos. Lo habéis conseguido. No sólo el hotel era de cinco estrellas: el fin de semana estuvo a la altura de esa categoría.

2 Respuestas para “El Club BMW Touring de España ‘invadió’ Galicia”

  • Juantxo Uribe dice:

    Buenos días,
    no soy del Club pero esta salida a Soria para septiembre me interesa mucho ¿me podríais mandar más detalles, precios, recorrido etc? y si, llegado el caso, podríamos apuntarnos. Tenéis mi correo..
    Gracias por vuestra respuesta.
    Saludos,
    Juantxo Uribe

  • Juan Luís Gil dice:

    Hola yo tampoco soy del Club, pero también me gustaría la salida a Soria, ¿podéis enviarme información, por favor—? y detalles si se puede apuntarse. Gracias y saludos muy moteros.
    Juan Luís.

Deja tu comentario Juan Luís Gil