INADAPTADO

Por Eduard López Arcos
Desde hace semanas, meses, estoy pendiente de la situación de Marruecos. Como cada año había abierto una convocatoria para el Nomad Trail (https://www.ridetoroots.com/eventos/marruecos-nomad-trail-2021), una experiencia muy especial para compartir en ‘petit comité’, con un pequeño grupo de riders. El desierto sigue esperándonos, pero los gobiernos responsables continúan sin ponerse de acuerdo en la cuestión de reabrir las fronteras.

Este será el primer año desde 2008 que no pisaré tierras marroquíes. Me duele no ir, y más sabiendo que existe la posibilidad de embarcar desde Sète, Francia, hasta Nador. Pero, no me siento cómodo con esa alternativa.

Desde marzo del año pasado he pasado más tiempo que nunca en un lugar fijo. He intentado aprovechar el tiempo para sacar nuevas ideas, nuevos proyectos. Me he dado cuenta de que después de tantos meses aquí, establecido en una casa, sigo sin tener el sentimiento de hogar. Me siento nómada, y estar en un lugar durante un largo periodo de tiempo no es mi naturaleza. Ya no recuerdo cuando fue la primera vez que sentí tristeza y pereza por volver al mismo punto de partida.

Hay mucho por descubrir. Ahora que el mundo parece que tiene intenciones de abrirse de nuevo, sigue siendo un buen momento para crear nuevas y distintas alternativas para continuar rumbo a lo desconocido.

Mientras tanto, seguiré aprovechando los jardines de mis amigos para montar mi casa, y esos otros rincones que voy encontrando a golpe de gas con mi querida e infalible Tormenta, la moto más eficaz que he tenido jamás.

Deja tu comentario