EN LA RIDER ANDALUCÍA, UN EVENTO ESPECIAL

Por Elsi Rider
Este año he asistido a la Rider Andalucía invitada por la organización para dar una charla sobre mi último gran viaje desde España hasta la Península Arábiga. Una rider donde las ganas de normalidad de los asistentes hicieron que fuese un evento especial, lleno de buen rollo, con un divertido ambiente y una excelente organización.

Veintinueve años de historia sobre dos ruedas

Es la UMS, Unión de Motociclistas de la Subbética, un club de motos de Lucena, Córdoba (España), que con sus 29 años de existencia ha organizado multitudinarios actos y eventos relacionados casi siempre con el mototurismo.

En los últimos años se ha volcado en la organización de una peculiar prueba no competitiva y con carácter turístico a la vez que motociclista, la Rider Andalucía. Una prueba que en ningún momento es de carácter competitivo, sino que se trata de realizar una ruta por carreteras de libre elección, pasando eso sí, como único requisito, por los puntos de control.

Cada punto de control está organizado por un moto club de la zona, escogido por la UMS, y que establecerá previamente el lugar de sellado y suele obsequiar a los participantes con algún detalle, recuerdo del paso por su localidad, ofreciendo también información de interés para la visita de ese lugar y alrededores.

Para realizar esta prueba, normalmente se tienen tres días, con una hora de llegada que suele ser, como la de este año, sobre las 13:00h, donde una larga y ordenada caravana de motos esperaban para pasar por el podium final de la prueba.

Éxito de un reencuentro tras la pandemia

Desde luego, lo primero que me sorprendió fueron los 1.800 inscritos para disfrutar de esta rider. Se notaba en las caras de todos los asistentes las ganas de normalidad, de querer disfrutar nuevamente de los amigos.

Todo el mundo llegaba ordenadamente y es que la organización es sido exquisita en esto. El rugir de las 1.500 motos era un concierto de vida tras unos duros años de pandemia, era como recuperar la alegría que dejamos aparcada por culpa del Covid.

Cuando subí al escenario principal, el @reverendo Seven, al que desde aquí os invito a seguir en su programa de radio @La Mega Costa Del Sol, me presentó ante todos aquellos riders, a los que agradezco profundamente su asistencia, con un gran cariño. Me seguía en las RRSS y era como si me conociese de toda la vida, así que todo fluyó de una forma mágica.

Volver a compartir aventuras y desventuras directamente y sin que medien pantallas por en medio, es una cosa que personalmente me carga las pilas. Una bonita conexión que se establece entre los que están escuchando y esta humilde viajera contando sus expediciones.

En definitiva, he de decir, una vez más, que no hace falta irse muy lejos para vivir la aventura. Nuestro día a día nos complica mucho las cosas a la hora de hacer largos viajes, pero eventos como estos, donde tienes que buscarte la vida para llegar a los puntos de sellado y recorrer más de mil kilómetros, son en sí una gran aventura cercana y a la que todos podemos acceder. Tan solo hace falta ilusión, ganas de conocer y pasión, pero de esto, a los amantes de las dos ruedas, nos sobra.

Enhorabuena y gracias por vuestro cariño “Rider Andalucía”

Deja tu comentario