RURALKA: RUTA EN MOTO AL VALLE DEL JERTE CON RAI ROBLEDO Y LA R NINET SCRAMBLER

Nuestro amigo Rai Robledo se sube a la BMW R nineT Scrambler para descubrir el Valle del Jerte y un hotel extremeño recomendado por Ruralka que merece la pena conocer, el Hotel Spa Rural Aura del Jerte.

La ruta contada en primera persona con las mejores recomendaciones

El pasado mes de junio hice una ruta maravillosa desde Madrid al Valle del Jerte a lomos de una BMW R nineT Scrambler. Para muchos, viajar a Extremadura en verano no es una opción porque piensan que las temperaturas serán muy altas. Un error, porque desde luego, a no ser que viajes en plena ola de calor donde las temperaturas serán altas en gran parte de la península, la climatología que hizo durante todo el viaje fue perfecta.

El valle, a pesar de no ser la temporada donde los cerezos están en flor, es un espectáculo, y las carreteras, cuanto más escondidas y recónditas, más divertidas.

El destino en el Valle del Jerte era el Hotel Spa Rural Aura del Jerte, situado en Jerte, que gracias a Ruralka estaba ya reservado y al llegar me recibieron con los brazos abiertos. Un lugar maravilloso y tranquilo donde pude relajarme después del viaje dándome un baño en la piscina (al llegar me apetecía más que el fantástico spa que tienen) y disfrutando después de su maravillosa gastronomía. Estaba claro que de allí no iba a irme sin degustar la torta del Casar, uno de mis quesos favoritos que allí lo sirven caliente y con pimentón por encima. El hotel es muy tranquilo, dormí como hacía tiempo que no lo hacía y su desayuno, servido con mucho mimo, fue de esos largos, en los que cada cosa que te sirven te sorprende. Bizcocho recién hecho, huevos de corral, quesos extremeños, y por supuesto, cerezas.

En cuanto a la ruta, tanto la de ida como la de vuelta, la hice por lugares diferentes. Para la ida elegí ir la A5 hasta Talavera, a partir de ahí comenzaba la diversión yendo por la N-502 y haciendo la preciosa Sierra de Gredos. Os podéis imaginar, entre semana, con la R nineT Scrambler de BMW bailando en cada curva, disfrutando del aire fresco y el ronroneo de su motor. Una sensación que solo los que montamos en moto podemos entender. Luego pasé por El Barco de Ávila y allí el tramo final ya hasta Jerte, por las carreteras de ese maravilloso valle.

La vuelta la hice por Ávila. Parando en la ciudad de las murallas y luego disfrutando de la carretera que llega hasta el puerto de la Cruz Verde y de allí hasta El Escorial. Los que montáis en moto conocéis esta carretera muy bien, y entre semana desde luego es muy recomendable.

Solo hice una noche en Jerte y desde luego, si os planteáis hacer este viaje, os recomiendo que al menos sean un par de noches, ya que allí hay muchas carreteras y paisajes que ver. Desde luego es mi excusa perfecta para repetir. Y como os he dicho, no es necesario que sea en la época de los cerezos en flor, que es un espectáculo, pero aquello está lleno de gente y sentarte a comer o a cenar puede no ser tan fácil como cuando fui yo. Si lo hacéis fuera de esas semanas disfrutaréis de la calma y la tranquilidad de aquella zona, esas carreteras, paisajes y sitios donde comer o tomar algo.

¡Descubre ésta y más rutas por la zona en Ruralka On Road e inspírate!

Rutómetro Google maps: https://goo.gl/maps/QUhtC81hg362FChx7

Hotel Ruralka recomendado: Hotel Spa Rural Aura del Jerte

Deja tu comentario