SEGUIMOS RECORRIENDO CENTROAMÉRICA

Por Charly Sinewan
Bueno, de momento Guatemala, que me está resultando mucho más interesante de lo que pensaba. Aunque realmente tampoco te creas que había pensado mucho, como casi siempre. Me explico.

Llevo no sé cuántos años viajando por el mundo y he estado en no sé cuántos países. Desde hace mucho, viajo sin plan. Es decir, no preparo nada, tengo un objetivo muy lejano, que es llegar a Tierra del Fuego, pero no sé ni cuánto tardaré en llegar ni por dónde iré. Eso, la ruta, se va haciendo sola, dependiendo de las cosas que me pasan y de la gente que conozco por el camino. Y por eso mismo, no preparo nada, llego a los sitios sin saber qué me voy a encontrar. Eso hace que me siga sorprendiendo.

Y Guatemala me está sorprendiendo por lo verde y montañoso que es. Por las rutas off-road que estoy conociendo y porque en muchas parte del país la gente local no habla español y no está acostumbrada a ver a un tipo como yo, con semejante moto y vestido de una especia de astronauta. Y todo eso le está dando un color a la ruta muy diferente al de los últimos años en Norteamérica. Tanto es así, que por momentos me recuerda, salvando las muchas distancias, al de África. Y lo estoy disfrutando mucho, al igual que he me ha pasado con lo anterior. Porque la esencia del viaje es conocer lo máximo posible, por diferente que sea, y conseguir disfrutar de todo.

En el capítulo que os comparto hoy, recorro una parte de Alta Verapaz, una de las zonas más espectaculares del país y donde conoceremos a la gente del camino y donde, además, terminaré complicándome la vida.

Gracias por tan buena compañía. Nos vemos el próximo mes.

Deja tu comentario