BMW CLUB KLÁSICAS K: 2º ENCUENTRO INTERNACIONAL, EN SAN FELICES DE BUELNA (CANTABRIA)

El pasado 16 y 17 de julio se celebró en San Felices de Buelna (Cantabria) el 2º Encuentro Internacional de motos BMW serie K clásicas, dándose cita modelos K de todo tipo, incluso versiones con sidecar y otros que en su día ocuparon más de un sueño de juventud. Fue un placer compartir ruta, mantel, charlas y sobre todo conocer nuevos colegas también “enganchados” a las clásicas K. Sin duda, fue uno de los más esperados encuentros del año para los amantes de este modelo de BMW.

La verdad es que durante los preparativos del evento no pintaba nada claro poder llevarlo a cabo debido a su formato multitudinario. Teniendo en cuenta que cuando se empezó a dar forma a esta segunda edición el país aún se encontraba medio confinado y nada aseguraba que para la fecha prevista ya estuviera permitida la reunión libre y los desplazamientos sin justificación por todo el territorio.

Pero eso no fue impedimento para que desde nuestro inquieto equipo de BMW Club Klásicas K España pudiéramos organizar y, finalmente, celebrar el segundo Encuentro Internacional, ¡pues éramos muchísimos los aficionados a las Ks que ya lo estábamos deseando ansiosamente desde hacía mucho tiempo!

Damos gracias a nuestros principales patrocinadores y colaboradores, que con su ayuda se hizo posible realizarlo: BMW Grünblau Motor (Cantabria), BMW Motorrad España, Agrupación Moto-Enlace Altamira (Manolo Rubio), Ayuntamiento de San Felices, Café-Bar Ansorena (Ramón), Bathco, Consejería de Turismo de Cantabria y Radio de Buelna FM.

Viernes 16 de julio

62 motos se dieron cita la tarde del viernes 16 de julio 2021 en la plaza del Ayuntamiento de San Felices de Buelna, junto al Bar Cafetería Ansorena. Todas ellas estacionadas ordenadamente y clasificadas en cinco grupos según su cilindrada (K1, K75, K100, K1100 y K1200). Se inscribieron 17 K1 – 17 K75 S/RT – 15 K100 II/RS/RT – 7 K1100 RS/LT y finalmente 6 K1200 LT.  Sin olvidarnos de que entre todas ellas, once procedían de Alemania, una de Suiza y otra de Andorra. Es más, nuestros amigos de Alemania (Thomas, Peter y Hans) con sus tres espectaculares K1, fueron los primeros en venir a conocer Cantabria, pues se hospedaron en el Hostal Fleming una semana antes del encuentro. Al poco les siguieron Mane, más María, Dirk, más Carmen, y, finalmente, Michael y Matthias.

Sin duda, fue un deleite para todos los sentidos poder contemplar todas estas motos con más de 30 años de antigüedad perfectamente conservadas generando un singular paisaje ‘vintage’ con su merecido protagonismo.

Otro momento cumbre fue poder conocer personalmente a todas estas entrañables personas amantes de las motos BMW Serie K llegadas de casi todas las provincias de España y desde fuera de nuestras fronteras. Como no podía ser de otra manera, contamos también con la afable presencia de nuestro amigo Ricardo Palao (Kedada Alicante), que a pesar de sus compromisos familiares hizo un esfuerzo para venir y compartir con nosotros ese fin de semana. No faltó un ‘photocall’ gigante para inmortalizar la salida de los participantes y tampoco un cañero con “cerveza libre” a disposición de los mismos.

A las 18:00 h, se realizó la apertura oficial y a partir de ese momento en la carpa de la organización, situada en misma plaza, se comenzó a entregar el ‘Welcome Pack’ a todos los participantes que previamente se habían inscrito en forma y tiempo. ¡Algunos de ellos ya apuntados desde el otoño de 2020, como es el caso del grupo procedente de Alemania y Suiza! En total, nos juntamos 80 personas entre pilotos y acompañantes, aunque tampoco pudieron ser más los inscritos, debido a que las autoridades locales desaconsejaban una mayor concentración de personas por las restricciones sanitarias provocadas por el Covid-19. Debido a las circunstancias cambiantes a diario por la pandemia, se modificó incluso el lugar de la cena ya que estaba previsto hacer una barbacoa en la misma plaza de San felices.

Sobre las 20:30 h, nos pusimos en marcha para ir a cenar al Restaurante El Refugio, en Tanos (Torrelavega), el cual estaba a unos diez minutos de nuestro principal punto de encuentro. Su excelente gastronomía y buen servicio no nos defraudó ni lo más mínimo. Por ello, desde aquí quiero dar las gracias a Manolo (propietario y gerente), que amablemente nos acogió en el último momento.

Sábado 17 de julio

Una mañana soleada prometía un día ideal para rodar en moto y tras un excelente desayuno en el Bar Cafetería Ansorena, elegido por la mayoría de los participantes como el centro de avituallamiento del evento (no era de extrañar debido al agradable personal), se dio inicio a la ruta turística de casi 200 kilómetros y que tenía como meta final el Parque Nacional de los Picos de Europa.

A las 8:30 h, llegó el esperado momento: los motores de las 62 BMW Ks comenzaron a sonar como música celestial. Sus correspondientes pilotos con una feliz expresión en el rostro, uniformados luciendo el nuevo polo bordado del evento y siendo protagonistas de dicha orquesta en mitad de la plaza, esperaban a que los operarios de Protección Civil nos dieran la señal de salida, momentos emocionantes. Por fin, luz verde… Y comienza la tan deseada aventura.

La ruta ida transcurrió por la costa: Comillas, Oyambre y San Vicente de la Barquera, en donde hicimos una breve detención de reagrupamiento que sirvió, al tiempo, para contemplar las bellas playas y a lo lejos los altos picos donde se encontraba nuestra meta final.

La primera parada la hicimos en Cicera, utilizando un gran aparcamiento para tomamos un “tentempié”. Juan y Manolo, desde la furgoneta de asistencia,  se ocuparon de distribuir los alimentos a cada uno de los participantes.

Una vez adentrados en el Desfiladero de la Hermida, donde la carretera se estrechaba, las K’s enriquecían con sus encantos y “estilazo” los retorcidos trazados de las curvas hasta llegar a Tama, donde paramos para hacer una vistita al centro de interpretación de los Picos de Europa. Después de casi una hora de pausa continuamos ruta hasta que finalmente llegamos al pleno corazón del Parque Nacional, es decir, a Fuente Dé.  Aquí, de nuevo, hubo que hacer cambios en el programa y nos dividimos aleatoriamente en dos grandes grupos de 40 personas cada uno para comer: al primero le tocó en el Restaurante El Rebeco y al otro grupo en el Parador Nacional que se encontraba en frente el uno del otro.

A algunos de los participantes, como por ejemplo al simpático equipo de los ‘Moto-Grup Tortugas’, con sus magníficas K 1200 LT, les dio tiempo de subir en el teleférico y disfrutar de las impresionantes vistas a más de 1.800 metros. Desde esa estación superior el visitante se sobrecoge por un paisaje de inmensa belleza, ya que desde el balcón mirador se obtiene una extraordinaria panorámica de la Cordillera Cantábrica.

Volvimos principalmente por carreteras de interior con un asfalto inmejorable, pero también, el último tramo, hicimos uso de la autovía para así regresar a tiempo a nuestro principal punto de encuentro, San Felices de Buelna. Allí nos reunimos todos los participantes y nos colocamos para hacernos la foto de grupo.

A las 20.30 h, aproximadamente, partimos desde allí para ir a cenar, que tuvo lugar en el aledaño Restaurante de la Hospedería de Ntra. Sra. de las Caldas, donde, por supuesto, volvimos a deleitarnos con el exquisito ágape. La calidad y variedad de la cocina cántabra sedujo los paladares más exigentes.

La entrega de premios, al final de la cena, fue otro de los momentos más esperados del día, ya que BMW Motorrad España, una de nuestras empresas patrocinadoras, puso toda la carne en el asador con uno de los más valiosos premios, es decir, un casco System 7 que fue la guinda de una jornada inolvidable.

PD: Pedimos disculpas por las posibles molestias provocadas por unas medidas sanitarias modificadas por la Administración cántabra en el ultimísimo momento, que hicieron que los organizadores tuviéramos que improvisar de un día para otro cambios de restaurantes para todas las comidas previstas a causa de nuevas restricciones de aforo y, por consiguiente, no pudiendo aceptar a más participantes.

Gracias.

Una respuesta para “BMW CLUB KLÁSICAS K: 2º ENCUENTRO INTERNACIONAL, EN SAN FELICES DE BUELNA (CANTABRIA)”

  • MARIO VICENTE CALZA dice:

    Como propietario de una k 100 rs muy contento que se celebren eventos como este y muy bonitas las fotos y el resultado,esperando a ver si nos toca Valencia en una concentracion de éste tipo,para poder acudir.Un saludo.

Deja tu comentario