TOM SYKES DESVELA CÓMO HACER UNA GRAN SUPERPOLE CON LA M 1000 RR

Tom Sykes, del BMW Motorrad WorldSBK Team, es el piloto que ostenta el récord de ‘pole positions’ en el WorldSBK, nada menos que cincuenta veces encabezando la parrilla de salida, por lo que tiene bien ganado el título de “Mr. Superpole”.

Sykes, uno de los pilotos más experimentados del paddock de SBK, que disfruta de esos intensos y a menudo agónicos minutos que determinan las posiciones de la parrilla, revela su planteamiento para encarar la sesión clasificatoria y dar un giro ideal.

“Para mí, todo va como a cámara lenta, tengo mucho tiempo para pensar y reaccionar” explica el inglés de 35 años. “En mi vuelta de salida, solo siento el agarre de que puedo disponer. Tan pronto como cruzo la línea para hacer mi vuelta de Superpole, para mí todo es una referencia: El acelerón inicial, la identificación de mis puntos de frenada, la forma en que suelto el freno delantero en la curva y la encaro directamente… todo gira en torno al agarre de que dispones. Por supuesto, todo esto está cambiando, porque ahora tienes mucho más agarre. Me siento muy afortunado de poder reaccionar a esto muy rápidamente y comprender todo el potencial en tan poco tiempo”.

Y subrayando su comodidad en la especialidad de la vuelta lanzada, Sykes continúa: “Me siento más seguro en una vuelta de Superpole que en una vuelta de carrera, me siento mucho más natural con la moto. En el pasado, cuando buscaba récords locos en los circuitos, especialmente con los neumáticos de calificación, iba siempre con el objetivo de abrir gas y equilibrar la moto todo lo posible, utilizando ese agarre trasero tanto como fuera posible. Para mí es una manera muy fácil y cómoda de armonizar con mi estilo de pilotaje».

Además de lograr sus ‘poles’ en su etapa anterior a su llegada a BMW, también ha cosechado éxitos en sus dos años al manillar de la M 1000 RR. Sumó una ‘pole’ en su primer curso con el BMW Motorrad WorldSBK Team y alcanzó su ‘pole’ número 50 en WorldSBK el año pasado, en el inaugural round de Australia. También en 2020, el piloto de Huddersfield contribuyó al primer doblete, primero y segundo, de BMW en una Superpole al clasificarse segundo, detrás de Eugene Laverty.

En su tercera campaña con BMW, Sykes tendrá otra oportunidad de demostrar su rápida capacidad de reacción en la Superpole, ya que la categoría reina estrena formato en 2021 y la sesión clasificatoria pasará de 25 minutos a sólo 15. ¿Qué opina el inglés sobre este nuevo desafío?

“¡No sé mucho de esto, me he enterado muy recientemente! Creo que una sesión de clasificación probablemente funcione mejor con una duración más corta” apunta Sykes. “Siempre quise hacer una Superpole al viejo estilo, con un hombre en la pista, haciendo su tiempo y ver qué pasa. Me encantaría que volviera a aparecer ese formato. Pero, en cualquier caso, para mí una sesión de 15 minutos tiene un poco más de sentido”.

¿Cambiará su enfoque con una sesión más corta? No necesariamente; a fin de cuentas, la esencia de la sesión consiste en buscar el momento idóneo para lanzar el ataque y completar seguidamente un giro explosivo: “Para ser sincero, antes, con 25 minutos, había un período en medio de la sesión en el que no había mucha acción en la pista. Creo que ahora simplemente volvemos a un formato en el que se trata de ver cuándo puedes salir, de coger el ‘feeling’ con el neumático de carrera, y luego ¡‘boom’! dar lo máximo con el neumático de calificación”.

El monumental récord de ‘poles’ alcanzado por Sykes no peligra en 2021. Su perseguidor más cercano en la actual parrilla, su excompañero Jonathan Rea, posee actualmente 27, y en el ranking histórico sólo el legendario australiano Troy Corser se acerca a sus números con las 43 Superpoles que sumó entre 1994 y 2011. Pero, ¿quién apostaría en contra de que Sykes aumentará su palmarés en esta próxima campaña a bordo de la nueva y más poderosa M 1000 RR?

Deja tu comentario