MIGUEL SÁNCHEZ, DE IRONS CAFE RACER: “VISITAR CON LA R 18 CLASSIC A LOS CONSTRUCTORES MÁS RENOMBRADOS, ES UN RETO PARA MÍ”

Por José Mª Alegre
Miguel Sánchez (Villarrubia de los Ojos, Ciudad Real, 1984, pueblo “precioso, lo recomiendo cien por cien”, añade con orgullo), inició el ‘R 18 RoadTrip’ (la entrevista se realizó poco antes de ‘echarse’ a la carretera), un viaje con la nueva BMW R 18 Classic que “es un reto para mí”.

Miguel realiza el viaje con la R 18 Classic visitando a tres constructores de motos españoles, haciéndolo “en solitario, por las circunstancias que atravesamos ahora mismo. Una ruta que va a ser un poco el impulso para volver a la aventura Irons Cafe Race, que siempre hemos hecho viajes en grupo. Me gustaría que fuera un poco esa toma de contacto de nuevo con la carretera para empezar a incentivar a nuestros seguidores”, explica.

Irons Cafe Race es una firma madrileña que gira en torno al custom, “nuestro negocio principal es la ropa -cuenta Miguel-, tanto en moda casual, como en ropa técnica, y como grandes aficionados a la moto que somos siempre hacemos un evento mensual que se llama la «Moto del mes” donde destacamos el trabajo y la labor de estos constructores. Entonces, tengo la suerte de poder traer motos muy especiales a la tienda para que nuestros seguidores puedan valorar el trabajo de las transformaciones. No somos constructores como tal, nos apoyamos en estos grandes constructores para crear un poco esa familia alrededor de la moto customizada”.

El desafío de Miguel dio comienzo “el 5 de abril, si el tiempo nos acompaña (que acompañó, al menos en la salida), y el reto que nos hemos marcado es visitar a los constructores de motos con más renombre del panorama nacional, porque, como te he comentado, Irons Cafe Racer es una tienda que se dedica a fomentar la customización de motos clásicas o neoclásicas. Entonces, vamos a visitar a constructores en Valencia, como es el caso de Bolt Motor Company, de ahí iremos a Barcelona a saludar a los chicos de Fuel Motorcycles, y de Barcelona nos gustaría ir a Donosti, haciendo la ruta Transpirenaica, visitando a Cafe Racer SSpirit y acabaremos en Madrid de vuelta a Irons”, cuenta.

Un triángulo en el que “tocaremos el Mediterráneo y luego el Cantábrico”, quedando la otra parte de España, de mitad para abajo, “que eso ya será en otra ocasión y espero que en grupo, porque al final algo que nosotros siempre intentamos transmitir es aventura y amigos y por eso es un reto para mí, porque es un viaje en solitario por las circunstancias que atravesamos y es dar pie un poco a volver a esa aventura con amigos”, aclara.

“Visitaré a los cabezas de cartel que están destacando en el panorama nacional (del custom). Tres firmas que son las número uno en España”

Amigos con los que Sánchez está acostumbrado a salir, porque “no te lo vas a creer, es la primera vez que viajo en solitario -confiesa-, no me gusta viajar en solitario, y he hecho muchos kilómetros, pero es la primera vez que lo hago así, en solitario, un viaje que me apetece mucho, y también por las circunstancias, ten en cuenta que vivo en una casa pequeña, con mi mujer (ríe) y me apetece mucho también desconectar un poco de toda esta situación. Es un viaje solo en el que encontrarme a mí mismo”.

Pregunta. Este viaje pretende mostrar a los tres constructores de motos citados, a los que visitarás, pero hay mucho más en este reto que inicias, el viaje en sí, la ruta, tu experiencia… ¿Cómo vas a mostrar todo eso?

Respuesta. Sobre todo, lo que espero del viaje es dar un rayito de esperanza a todos esos seguidores que nos siguen, a toda la gente que está detrás de Irons, como te he dicho nosotros tenemos un club y no pueden viajar y lo que quiero es que viajen a través de mí, en este caso que conozcan y vivan la experiencia que voy a vivir yo y para eso el objetivo del viaje es transmitir lo más en directo posible esta aventura a través de las redes sociales que es el canal por el que nos conocen.

P. ¿Por qué estos tres constructores y no otros?

R. Este viaje lo he planificado para visitar a los cabezas de cartel que están destacando en el panorama nacional. Yo creo que estas tres firmas que hacen motos son las número uno en España. En Madrid hay gente muy buena también, las cosas como son, son conocidos míos, sé como trabajan y sé que no voy a decepcionar cuando mi intención es transmitir algo realmente auténtico y verdadero para que ese espectador que va a vivir la experiencia a través de nosotros vea algo atractivo. Entonces, sé que los tres que voy a visitar no voy a defraudar.

P. ¿Te atreves a poner un titular que refleje la personalidad de los tres constructores que visitarás? Por ejemplo, Bolt Motor Company.

R. La verdad es que las motos de Bolt siempre tienen un carácter deportivo, de competición. Hay un alma de competición detrás de ellos y siempre quieren ser número 1.

P. Fuel Motorcycles.

R. Fuel lo tengo clarísimo, Scrambler, es el número uno dentro del off-road de motos clásicas, para mí son números uno en Scrambler.

P. Y Cafe Racer SSpirit.

R. Es el diccionario de la moto, son los tíos que más saben de motos que yo conozco, motos clásicas, neoclásicas, tienen un museo en su taller y da gusto. Te puedes pasar una semana con ellos hablando de motos porque se lo saben todo, son una enciclopedia de la moto.

“En Irons nos hemos hecho ‘groupies’ de la R 18. O sea, somos muy fans y realmente me gustaría dar a conocer bien la moto. Por eso me motiva hacer el viaje con ella”

P. La ruta emprendida por Miguel la realizará con una R 18 Classic, ¿por qué BMW?

R. BMW es nuestra marca por excelencia. Como te he dicho antes nuestro negocio está enfocado a un nicho de moto transformada y la base más transformada por excelencia suelen ser las BMW R, R 100, R 80, R 65, R 45 o las K, tanto la K 100, como la K 75. Entonces, BMW es nuestra marca, yo soy propietario de una BMW, tengo una nineT, nuestra tienda es territorio nineT, por así decirlo. Nuestro mayor número de clientes tiene BMW.

P. Qué te parece la gama Heritage de BMW que tanta demanda está teniendo.

R. Yo estoy alucinado, verdaderamente, sobre todo en Madrid, ha sido un éxito rotundo. Es lo que te he dicho, Irons es territorio nineT, nuestro cliente principalmente es nineT y se ha comido al resto de modelos de otras marcas de este segmento. El acierto, sobre todo lo que yo veo, es que la nineT tiene una base perfecta para customizar y dentro de la gama Heritage encuentras la Scrambler, la Racer, la R nineT, etc, y todas tienen un huequecito para que el cliente las transforme a su gusto y eso forma parte del éxito de este modelo.

A Miguel le motiva hacer su ‘RoadTrip’ con la R 18 Classic, “porque desde que se presentó la moto aquí en Irons, tanto nuestros clientes, como yo principalmente nos hemos hecho ‘groupies’ de este modelo. O sea, somos muy fans y realmente me gustaría dar a conocer bien la moto, porque hay mucha gente que todavía no la ha visto ni en funcionamiento. Por eso me motiva hacer el viaje con ella, por eso y porque creo que es la moto ideal para rodar por este tipo de ruta. Vamos a hacer casi dos mil kilómetros”, asegura.

P. Con una moto tan espectacular como la R 18 Classic, ¿no temes que alguno de los tres constructores que verás se la quede?

R. Seguro que por lo menos me van a plantear algún proyecto con ella, ‘pues yo le haría esto; yo le haría aquello…’. Porque para mí un constructor de motos no deja de ser un artista y como artistas que son, ellos ven la moto dibujada en su cabeza. Algo de la magia por la que yo me enamoré de las transformaciones fue conocer a este tipo de personas, que me parecen mágicas, porque ellas siempre le saben dar la vuelta a la tortilla y donde nosotros vemos ya una obra de arte, como puede ser la R 18, ellos seguro que ven una transformación de algún tipo y al final te vas con una moto customizada que poco tiene que ver con la moto con la que tú estabas súper feliz con ella, pero es que te vas con un extra de arte y por eso me mola.

“Que BMW escuche ideas de alguien tan pequeño como yo, me parece tan grandioso. Me hace muy feliz que BMW me apoye en esta andadura”

P. ¿De qué te viene la relación con la moto?

R. Me viene desde niño, me imagino que como a mucha gente, por la familia. Mi padre no era nada motero, pero tenía un tío rebelde, por el que yo sentía adoración, que lo era y yo me pegaba a él como una lapa desde que me subió por primera vez a la Bultaco Frontera que tenía. Vivíamos en una casa que estaba en lo alto y él subía la cuesta con esa Frontera, que yo creo que la rueda delantera no tocaba el suelo, con un ruido que todavía tengo grabado en la cabeza. Mi principal afición por la moto me viene de mi tío y también de mi abuelo, que me pasó una Mini Cross y con esa moto aprendí a montar con once años y andaba yo con esa moto a la orilla del río. A los 19 años me compré mi primera moto de gran cilindrada, una R. Y así pude salir con mi tío, acompañarle en sus viajes. De hecho, fue otro sueño, salir con esa figura mítica para mí y bajábamos juntos a Jerez, cada uno en su moto. Él tendría entonces 50 años y sigue rodando en moto.

La etapa BMW le llegó a Miguel “hace relativamente poco, en 2015. Primero fue una K100, que me duró un año, porque empezó a tener problemas eléctricos, y me cambié a la K75 y me cambió la vida, porque era mucho más ligera. La utilizaba mucho por ciudad, era perfecta, fue transformada, por supuesto, la puse en modo scrambler, con un manillar alto, ruedas de tacos y esa moto la vendí el año pasado con 185.000 kilómetros y es que no me dio ni un solo problema. Con ella estuve en Portugal, en Francia, me recorrí toda España, esa moto fue mi moto. Y ahora tengo la nineT”.

Fue a raíz del boom que hubo en nuestro país del movimiento custom y cafe racer, en 2011-2012, cuando Miguel empezó a investigarlo, “sobre todo lo que se hacía fuera de España, porque aquí había muy poco en aquella época, y fue algo que me enamoró hasta el punto de dejar todo y crear mi negocio en base a ese mundillo. Yo trabajaba en una empresa de turismo y en 2016 decidí buscar la felicidad haciendo lo que a mí me gusta, dedicarme e intentar vivir de mi pasión que son las motos y la moda, que también me gusta. Irons ha cumplido cuatro años”, relata con satisfacción.

Una aventura, la de Irons, en la que Miguel no está solo, “por supuesto. Yo tengo una socia, que, si no fuera por ella, esto no sería posible, Natalia es mi mujer y es la que da un poco de sentido, de cabeza y de realidad a este negocio. Siempre hay una gran mujer detrás de un pequeño hombre”, suelta Miguel con humildad nada impostada.

P. ¿Qué sentimientos te produce el hecho de que BMW te apoye en este ‘RoadTrip’?

R. Es cumplir un sueño. Cuando puse en marcha este negocio obviamente sabía a qué cliente quería atraer, pero no me podía imaginar que a una marca como BMW le podría interesar un poco liarse conmigo para mis locuras y tengo que reconocer que desde 2016, BMW está a mi lado. Que BMW escuché ideas de alguien tan pequeño como yo, me parece tan grandioso, tan especial que confíen en mí para eso, que me hace muy feliz que BMW me apoye en esta andadura. También cuento con el apoyo de Ruralka, al que agradezco que me facilite el alojamiento.

Para este ‘customero’ confeso, “la moto es mi vida y lo es porque he convertido mi pasión en mi trabajo, he hecho que mi vida gire alrededor de la moto

P. ¿Qué te ha parecido la R 18?

R. Me parece una moto perfectamente equilibrada y con unas prestaciones magníficas, una moto enfocada a un nicho de mercado muy concreto.

Para este ‘customero’ confeso, “la moto es mi vida y lo es porque he convertido mi pasión en mi trabajo, por lo tanto he hecho que mi vida gire alrededor de la moto. Yo me muevo en moto a diario, viajo en moto, tengo la suerte de que mi mujer viaja en moto, mi grupo de amigos viajan en moto, entonces, la moto es mi vida, mi negocio”.

Para finalizar, Miguel resume la finalidad del ‘R 18 RoadTrip’. “Se trata de disfrutar, de pasarlo bien, yo creo que es un viaje bonito, voy a hacerlo solo, pero estoy seguro que voy a estar muy acompañado, porque se va a transmitir en un directo bastante riguroso y la verdad es que tengo muchas ganas”.

Una respuesta para “MIGUEL SÁNCHEZ, DE IRONS CAFE RACER: “VISITAR CON LA R 18 CLASSIC A LOS CONSTRUCTORES MÁS RENOMBRADOS, ES UN RETO PARA MÍ””

  • David dice:

    Felicidades por el artículo y por el viaje que has iniciado. Entrar en tu tienda es un ejemplo de buen gusto en el mundo de la moto regentado por un tipo de lo más cordial y educado. Mucha suerte!

Deja tu comentario