GANAS DE VER EL SOL

Por Elsi Rider
Ha pasado ya un año, unos duros meses en los que el Covid-19 nos ha condicionado toda la vida. Nuestro día a día, nuestros sueños e ilusiones también tienen “fatiga pandímiaca”. Estamos cansados y nos sentimos encerrados en un mundo global para lo bueno y para lo malo.

Es la primera vez que me cuesta sentarme delante de mi ordenador y escribir. Vamos recordando cosas bonitas y publicando a modo de palmadita en la espalda y aunque seamos optimistas y pensemos que “todo va salir bien”, es inevitable sentir el desánimo generalizado que existe.

Este mes en Oviedo, mi campo base, se levantó el cierre perimetral y poco a poco fueron haciéndolo el resto de pueblos y ciudades del Principado y la gente, la gente tenía ganas de “vida”. Supongo que en otras actividades igualmente, pero en lo que respecta al mundo de las dos ruedas, las carreteras se llenaban de rugidos de nuestros motores con ganas de explorar, con ganas de compartir y ¿por qué no?, con ganas y muchas de abrazarnos.

Estamos todos cansados, ¡sí!, pero somos fuertes y nuestra resiliencia nos permite seguir tras cada batalla, tras cada ola de la pandemia en todas su variantes. Creo que hemos sido un ejemplo de ciudadanía y aunque haya muchos que lo hacen mal, la mayoría, la inmensa mayoría no solo lo hace correctamente, sino que una vez más hemos sabido estar a la altura. ¡Lo más preciado, nuestra libertad, se ha visto recortada y ahí estamos, todos a una! Opino que la clase política ha de sentirse orgullosa de sus ciudadanos.

Algunos pensareis que esto es un blog de motos, pero como motera y persona que soy solo se me ocurre escribir esta vez, sobre nosotros, moteros, viajeros, personas que sueñan con un mundo mejor.

Deja tu comentario