LAS 10 MEJORES RUTAS EN MOTO

Por Agustín Ostos
¿Cuáles son las diez mejores rutas en moto de Sudamérica? Tras tres años viajando sobre dos ruedas, cada vez son más los que me lo preguntan. Por ello, he realizado una lista con las diez rutas que, personalmente, más he disfrutado. ¡Vamos allá!

10º Argentina – Chile | Paso Cristo Redentor

En el décimo lugar, comenzaremos por el antiguo camino de tierra del Paso Internacional Los Libertadores entre Argentina y Chile. Este paso fronterizo cuenta actualmente con un túnel asfaltado que atraviesa la montaña por debajo. Pero claro, si te gustan las motos, la aventura y no sufres de vértigo, te recomiendo ir por arriba pues, a pesar de ser una ruta muy cortita, resulta desafiante para los novatos como yo en aquel momento, pues el ascenso desde el lado chileno está plagado de curvas cerradas con piedra suelta, sin olvidar la altura a la que se llega de golpe: 3.854 metros. Eso sí, las vistas arriba son sencillamente impresionantes.

9º Guyana | Ruta Linden – Lethem

En el noveno lugar he colocado una ruta que no cogí por gusto sino por ser la única opción que une Guyana con Brasil y que, a día de hoy, sigue siendo la mayor aventura de mi vida. Se trata del famoso y temido camino que une Linden y Lethem a través de 450 kilómetros de tierra, barro y pena. Mucha pena.Normalmente no es tan complicada, pero en temporada de lluvias, que fue cuando mi amigo Manuel y yo fuimos, puede acabar siendo un infierno terrenal. El camino es selva a través y sí, la selva es preciosa, pero en realidad te cansas pronto porque lo único que ves es verde a la izquierda y verde a la derecha. Solo cuando elevaba el dron podíamos apreciar un poco más el lugar en el que estábamos. Y claro, como jungla que es, está llena de bichos que podrían acabar contigo sin que nadie se enterase, pues en casi toda la ruta no hay nada de cobertura telefónica. Sinceramente, espero no tener que volver a vivir algo así nunca más, pero es verdad que, a toro pasado, me alegro mucho de haberla hecho.

8º PERÚ | LA PUNTA OLÍMPICA

En el octavo lugar figura un hito inexcusable para los motociclistas: la Punta Olímpica, el túnel más alto del mundo. A 4.736 metros de altura, se erige como uno de los puntos claves para visitar en Perú, no tanto por el túnel en sí sino porque tanto la subida como la bajada son espectaculares, ya que se encuentra ubicado en el Parque Nacional Huascarán, rico en picos nevados y montañas majestuosas que te hacen sentir más pequeño de lo que ya eres. La ruta asfaltada llega hasta el hermoso pueblito de Chacas, pero yo recomiendo no regresar a Huaraz por el mismo sitio y, en su lugar, aventurarse unas cuatro horas de tierra hasta llegar al Chavín de Huantar, un enclave místico de una civilización que no se sabe ni de dónde vino ni a dónde fue.

7º CHILE | CARRETERA AUSTRAL

El séptimo lugar nos traslada al sur de Chile a una de las mecas motociclistas del mundo: la única e inigualable Carretera Austral. Una delicia para los ojos y el corazón y a la cual le tengo especial cariño pues fue la primera gran ruta que hice en mi vuelta al mundo en moto. La Carretera Austral o Ruta 7 comienza en Puerto Montt y termina en Villa O’Higgins abarcando 1.240 kilómetros de puro placer y goce. Aunque aún quedan algunos trozos de tierra, cada año está más asfaltada, lo cual aumenta el tránsito de camiones y coches.

6º CHILE | PASO JAMA & DESIERTO DE ATACAMA

Y ya que estamos en Chile, nos vamos ahora a su norte, al desierto, donde se encuentran algunas de las rutas de asfalto que más boquiabierto me han dejado en mi vida: yo comencé cruzando por el Paso de Jama, el cual te lleva de Argentina a Chile atravesando más de 240 kilómetros del imponente Desierto de Atacama, el desierto más árido del mundo. Y si aun así te has quedado con ganas, te recomiendo hacer la Ruta 1 que une Tocopilla con Iquique. 230 kilómetros a ras del océano Pacífico que te acompaña por la izquierda y un cinturón de montañas que se elevan abruptamente a tu derecha. Simplemente increíble.

5º ECUADOR | RUTA 682

A continuación, pasamos al quinto lugar, el cual se halla entre Perú y Ecuador. Esta fue una de esas veces que la vida, el destino o Google Maps, llámalo como quieras, me regaló sin avisar una ruta de tierra muy hermosa. Yo me dirigía a Vilcabamba y mirando el relieve del mapa me pareció que lo más interesante sería ir por entre montañas. Lo que no sabía es que al llegar a la frontera ecuatoriana comenzarían unas cuantas horas de off-road atravesando el Parque Nacional Podocarpus que me elevarían el ritmo cardiaco, no solo porque la ruta está muy poco transitada sino también porque, carajo, es rematadamente bonito entrar en un país así.

4º COLOMBIA | RUTA 64 & RUTA 66

La cuarta posición nos traslada a dos rutas de Colombia que me conquistaron el corazón. Se trata de la Ruta 64 que va de Socha a Tame y la Ruta 66 que va de Saravena a Pamplona a ras de Venezuela, conocida como la Ruta de la Soberanía. La primera te conduce por un páramo alto neblinoso para luego dar lugar a unas vistas impresionantes que difícilmente podrás olvidar. Pero es que la segunda es una locura desde que empiezas hasta que terminas. Es de esas veces que te percatas de lo hermoso que es el Planeta que habitamos y lo importante que resulta que lo cuidemos para que siga estando. La única pega es que es zona con actividad guerrillera y militar, pero lo normal es que como civil no te pase nada. El trayecto es de más de 400 kilómetros, los cuales pueden ser cubiertos en dos días si conduces toda la jornada. Acabarás reventado… reventado pero feliz.

3º PERÚ | RESERVA NATURAL DE PARACAS

El número 3 del podio se lo vuelve a llevar Perú con la Reserva Natural de Paracas, paraíso donde se dan cita el agua, el viento, el tiempo y la arena para formar uno de los ambientes naturales más hermosos del mundo. Y es que este mundo puede parecer otro, concretamente Marte, pero no… es un trocito del Planeta Tierra en el cual puedes rodar sin seguir un rumbo fijo dado que el terreno es suficientemente firme como para ir por donde quieras. Playas de ensueño, asombrosas formaciones geológicas, grandes colonias de lobos marinos y miles de aves que conforman este paraíso ubicado entre el océano y el desierto. En definitiva: imperdible.

2º BOLIVIA | CAMINO DE LA MUERTE

Y llegamos al número dos. El subcampeón de esta lista es el Antiguo camino a los Yungas, también conocido como Camino de la Muerte, una ruta de unos 80 kilómetros conocida por su peligro extremo, pues consta de un promedio de 209 accidentes y 96 personas fallecidas al año debido a sus pendientes pronunciadas, el ancho de un carril único, la falta de guardarraíles y las condiciones de lluvia, niebla, suelo embarrado y piedras sueltas y pequeños derrumbes que caen desde las montañas, lo cual llevó a que el Banco Interamericano de Desarrollo lo calificara como el camino más peligroso del mundo.

1º ARGENTINA | ABRA DEL ACAY – RUTA 40

Y por fin, llegamos al número uno de esta lista, a la ruta campeona, a mi aventura favorita hasta el día de hoy: el Abra del Acay, en Salta, Argentina. El Abra del Acay es un paso de montaña de la Ruta 40 que asciende a 4.895 metros sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el segundo paso carretero de una pista nacional más alto del mundo. Esta ruta fue un regalo de mi amigo Sebastián Scasso, con quien tuve que lidiar con los desafíos del camino y algún que otro derrumbe. En el Abra del Acay te esperan un sinfín de curvas y paisajes que, por mucho que me esfuerce en describirlos, siempre sería insuficiente. Es la soledad representada, el súmmum de lo abrupto, el aire puro que de tu nariz refresca tus pulmones, tus ojos y tu forma de ver la vida… kilómetros y kilómetros de tierra misteriosa abriéndose paso como una culebrilla entre la majestuosidad de las montañas. Y ah, para quien quiera ampliar, recomiendo hacer la ruta completa que Sebastián me preparó, la cual incluye la Cuesta del Obispo, el Parque Nacional Los Cardones, Cachí y el Abra del Acay para finalizar, bien molido horas después, en Salta. No se lo pierdan.

Bueno, esto ha sido todo. Me gustaría saber si habéis hecho algunas de estas rutas y qué os parecieron. También me ayudaría a mí y a la comunidad que dejarais en los comentarios cuáles son vuestras rutas favoritas. Os recuerdo que mi periplo se pausó en Colombia y sigue en dos semanas hacia arriba por Centro América hasta Alaska, así que estoy abierto a sugerencias.

Por cierto, el tracking de algunas de estas rutas podéis encontrarlo en mi perfil en la app de Atlantis Moto, donde a partir de este año iré colocando los tracks de las mejores rutas nuevas que haga.

Y para terminar, decir que, en mi opinión, lo que puntúa no es la dificultad ni lo extremo, sino lo que sientes en cada momento, en cada instante. Eso es lo que hace especial a la ruta, a las relaciones, y a la vida. Buenos días.

Deja tu comentario