RURALKA: RUTA ENTRE PICOS Y QUESOS CON ÁLVARO CUBERO Y SU BMW R 1200 GS ADV

El colaborador de Ruralka On Road Alvaro Cubero, de Road Super Travel, nos propone realizar una de sus rutas favoritas con su BMW R 1200 GS Adventure.

Durante este verano, Alvaro @roadsupertramp en las redes sociales, se ha dedicado a recorrer la geografía de la península española y portuguesa en moto realizando un proyecto conjuntamente con MotoAdv Televisión y Ruralka Hoteles para incentivar el turismo nacional y en especial dar visibilidad a los alojamientos rurales de nuestro país. ¡Esperamos que os guste su propuesta de ruta por los Picos de Europa! ¡Disfrutadla!

Nuestra aventura empieza en el hotel Valleoscuru, desayunando quesos asturianos hechos en el mismo pueblo de Tresgrandas, donde se encuentra el hotel. Café, zumo y una compota de manzana hecha por Rosalina que quita el sentido.

Tras el desayuno y no sin antes comprar una botellita de sidra casera a Alberto, nos despedimos de los ‘gnomos’ que habitan cada una de las habitaciones del hotel (¡sí, sí, no os riais!, en este hotel podéis descubrir toda la mitología asturiana). Salimos en dirección a Potes.

Para salir de Tresgrandas has de hacerlo por una estrecha carretera en la que las copas de los árboles se cierran sobre el casco y no te dejan ver el cielo, una carretera de película.

Poco menos de cincuenta kilómetros más tarde entramos en Cantabria. Hemos llegado a Potes, donde el encanto del pueblo te obliga a bajar de la moto para tomar un café y callejear un rato por sus pedregosas aceras. Cuesta retomar la marcha cuando el día acompaña con sol y estás en una terraza disfrutando de la mañana, pero la jornada es larga y no hay tiempo que perder.

Salimos de Potes por la N-621 en dirección Castilla y León. Circulamos en paralelo al río Quiviesa y tras una buena sesión de curvas, llegamos al Mirador del Corzo, en el Puerto de San Glorio. Es un buen sitio para sacar la cámara de fotos y fotografiar desde sus 1.600 metros de altura el ‘skylane’ que ofrecen los Picos de Europa.

Después de compartir varias anécdotas con otros moteros que por allí pasaban, pusimos rumbo a Riaño. La carretera sigue siendo de postal y no paras de cruzarte con otros moteros de la zona.

Una vez en Riaño, es un buen momento para parar en el pueblo a comprar un buen cabrales, pan de pueblo y bajar hasta el embalse de Riaño para almorzar descorchando la sidra de Alberto.

Tras el descanso y un café nos ponemos en marcha, pues nos espera una hora y media por la N-625 hasta llegar a Cangas de Onís. Por el camino pasaremos por el desfiladero de Los Beyos, lugar para tomar buenas fotos. El río Sella será el encargado de acompañarnos durante este tramo de ruta.

Ya en Cangas de Onís, aparcamos la moto para buscar un sitio donde comer. Paseamos por la ciudad que fue capital del Reino de Asturias hasta el año 774 y donde se estableció el Rey Don Pelayo. Nos despedimos de Cangas tomando café junto al Puente Romano, cuya construcción data de la Edad Media.

A media tarde ponemos rumbo a Caspio la Vega, al lado de Pintueles, donde nos esperan Dave, Javier y su perrito Carson en El Gran Sueño, lugar en el que pasaremos la noche. El alojamiento se encuentra junto a un par de hórreos. Nada más llegar y apagar la moto ya te invade esa sensación de relax y desconexión, de estar en medio de la nada, pero en el lugar correcto. Nos recibió Javier, quien una vez pasado todo el protocolo anti Covid nos enseñó la casa, decorada con un gusto exquisito y nos contó la historia de ese tesoro que han construido entre Dave y él.

Prepararon una maravillosa cena y cenamos los cuatro entre anécdotas y risas. Desde luego, el mejor broche a una jornada del más puro estilo literario del romanticismo español.

Itinerario: Tresgrandas – Potes – Riaño – Cangas de Onís – Pintueles

Ruta total: 185 kilómetros.

Época recomendada: No aconsejable en invierno.

Hoteles recomendados:

Hotel Valleoscuru

El Gran Sueño

Ruta en Maps: https://bit.ly/2HAzJIs

Deja tu comentario