WSBK: PODIO DE SYKES EN LA ‘POLE’ CON LA S 1000 RR DEL BMW MOTORRAD WORLDSBK EN JEREZ Y LUCHA EN PORTIMAO

Cinco meses después del inicio del WordlSBK en Australia, donde Tom Sykes, con la S 1000 RR del BMW Motorrad WorldSBK, fue el ‘poleman’, el pasado marzo, ahora, finalizado el estado de alarma por el Covid-19, el Mundial de SBK retomó su actividad haciéndolo en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto. Bajo un calor infernal, todos los equipos del campeonato se dieron cita en el trazado gaditano.

Tercer puesto de Sykes en la ‘pole’

Los cronos para formar la primera parrilla del fin de semana subieron a Sykes al podio, situando su S 1000 RR en un excelente tercer puesto. De esta forma, el piloto del BMW Motorrad WorldSBK Team se ganaba por méritos propios partir desde la primera línea de parrilla en la prueba que reiniciaba la actividad del campeonato, teniendo junto a él, a su izquierda, a Jonathan Rea, el campeón, segundo mejor tiempo, y liderando la salida, Scott Redding. El compañero de Sykes, Eugene Laverty, lo hacía desde posiciones más retrasadas.

Así pues, el WorldSBK se ponía de nuevo en marcha con la carrera del sábado en el trazado jerezano con unas gradas totalmente vacías de público debido al coronavirus. En la primera vuelta, Sykes perdía una posición, colocándose cuarto, mientras que Rea tomaba el mando al adelantar a Redding, y Laverty pasaba en décima posición tras el primer giro.

A 16 vueltas para el final, Sykes, que mantenía la cuarta posición y se acercaba al trío de cabeza, debía tomar el camino de los garajes por un problema técnico. No obstante, la rápida asistencia del equipo BMW Motorrad y el pundonor del piloto británico, hicieron que regresara de nuevo a la pista para probar los cambios efectuados en la S 1000 RR, aunque sin ninguna posibilidad de puntuar, dando unas vueltas de comprobación, de cara a las dos carreras del domingo, y volviendo a entrar de nuevo en el garaje del equipo.

Finalmente, era Redding el que conseguía doblegar al campeón, Rea, segundo, ganando la carrera, con el turco Toprak Razgatlioglu tercero. Laverty 15º y los españoles Álvaro Bautista, séptimo y Xavi Fores 13º. Marco Melandri, que regresaba tras haber anunciado su retirada en 2019, era octavo

Superpole: ¡56º en la pista!

A las 11:00 de la mañana se daba la salida a la Superpole, diez vueltas para dirimir la parrilla de salida de la carrera 2. Con una pista cuya temperatura era de 56º, dificultando la conducción de las motos al perder adherencia los neumáticos cuanto más elevado sea el mercurio, se dio la salida a la Superpole, con la misma parrilla que el sábado, encabezándola Redding, Rea y Sykes. Rea salió como una exhalación, seguido por Redding, mientras que el piloto del BMW Motorrad WorldSBK Team bajaba tres posiciones debido a problemas al inicio. El otro piloto de la S 1000 RR, Laverty, se situaba por detrás de su compañero.

Donde había mucha emoción era en la cabeza, con un toma y daca entre Rea y Redding, hasta que el irlandés tomó ventaja llevándose la carrera, seguido de éste, por delante de Michael van der Mark, tercero, que el año que viene defenderá los colores azul y negro de BMW, sorprendente fichaje del BMW Motorrad WorldSBK Team que se dio a conocer con los equipos esperando retomar la competición por el Covid-19. Sykes cruzó la meta en sexto lugar, mientras que Laverty lo hacía el 13º.

Redding de nuevo

La última carrera del mitin jerezano la abrían los tres primeros que habían finalizado la Superpole en esas mismas posiciones: Rea, Redding y Van der Mark. Por ello, Sykes la iniciaba desde la sexta posición y su compañero Laverty desde la 13ª. En la salida, la S 1000 RR de Sykes levantaba la rueda delantera, haciéndole perder posiciones, bajando hasta la décima posición. Le seguía Laverty, pero una salida de pista posterior, en la que salvaba la caída, pudiendo entrar de nuevo en el circuito y seguir en carrera, le hundía en la clasificación, retirándose finalmente.

En cabeza, Rea superaba a Redding, marcando a partir de entonces unos tiempos magníficos, que le alejaban de sus perseguidores, con su compañero Chaz Davis tercero. Poco después, Davis superaba al campeón, que iba perdiendo comba, siendo rebasado también por Razgatlioglu. A ocho para el final, Sykes adelantaba a Leon Haslam, poniéndose undécimo y llegando así a meta.

La carrera se la adjudicaba Redding, doblete para el de Gloucester, seguido por su compañero Davis y, completando el podio, Razgatlioglu. Mientras que Rea tuvo que conformarse con el sexto puesto. Bautista era octavo y Fores 13º, y el ‘renacido’ Melandri ocupaba el noveno puesto.

Sexto puesto de Sykes en Portimao

La siguiente cita, una semana después de Jerez, fue el circuito portugués de Portimao, donde hubo mucha lucha por parte de los pilotos S 1000 RR, y con un mejor resultado por parte de Tom Sykes, al conseguir un sexto puesto en la Superpole.

En la primera carrera, la del sábado, Sykes era el primero de los pilotos del BMW Motorrad WorldSBK Team en parrilla, manteniéndose en mitad de la tabla. Así, a once vueltas para el final, el británico era octavo y su compañero, Eugene Laverty, décimo. Sykes trataba de sacar rédito de la lucha que mantenía con un grupo compacto que buscaba posiciones de cabeza. Por delante, Rea mantenía el liderato con solidez, seguido de Razgatlioglu a mucha distancia y éste, a su vez, hacia lo propio con Redding, tercero. Pero el norirlandés no podía mantener el ritmo, siendo superado por Van der Mark, poniendo distancia enseguida, y siendo tercero, finalmente, con Rea vencedor, seguido por el turco. Sykes era octavo y Laverty, décimo. En cuanto a los españoles, Bautista entraba noveno y Fores 13º.

Reñida lucha en la Superpole y en la última carrera

En la Superpole Race, Sykes consiguió un magnífico sexto lugar, por delante de Van der Mark, con Redding en quinta posición, y al que estuvo cerca de dar alcance. Antes, en los cronos del sábado, Sykes hizo otro excelente resultado, mejor incluso, cuarto, con Laverty noveno, cayéndose en la prueba matinal del domingo, volviendo a pista, pero muy retrasado. Rea fue de nuevo primero, seguido de Razgatlioglu y de Baz.

La última carrera del fin de semana portugués, la 2, fue otra demostración de Rea, liderando desde principio a fin. En la salida, Sykes perdió posiciones, mientras que a Laverty la suerte le volvió a dar la espalda, cayéndose en la primera vuelta, aunque sin consecuencias, retomando la carrera, pero sin posibilidad de puntuar. El del BMW Motorrad WorldSBK Team no fue el único piloto en irse al suelo, también lo hicieron Baz y Lowes. Ello posibilitaba que Sykes subiera a la octava posición, cruzando la meta finalmente en séptima posición. Rea era de nuevo vencía, un fin de semana triunfal para él, relegando a la tercera plaza a Van der Mark, y a la segunda a Redding, que conseguía un buen resultado de nuevo, aunque ello no impide que Rea le arrebate el liderato del campeonato, 136 puntos, por los 132 de Scott, cuatro puntos de diferencia que aumenta la emoción del WorldSBK 2020.

La próxima cita será en Motorland, Aragón, del 28 al 30 de este mes de agosto.

Deja tu comentario