DESCUBRIENDO LOS VALLES VERDES DE CANTABRIA

Por Elsi Rider
Con este nombre he bautizado a la próxima aventura en mi BMW. Una aventura sin traspasar fronteras, pero con mucho por descubrir.

El Covid-19 cambia constantemente nuestro planteamiento de vida. Nuevas áreas confinadas, muchas precauciones y la responsabilidad de todos para conseguir vencerle. En un primer momento mi plan era dar la vuelta en moto a las Islas Canarias, pero, una conversación con una médica me indicó que este año era mejor no alejarse demasiado del área de residencia, o al menos no salir de la península en moto por si hubiese otro confinamiento. Así que vecina como soy de Cantabria, región a la que quiero mucho, donde he vivido y tengo grandes amigos, era el lugar perfecto para volver a descubrir y conocer sitios nuevos.

Siempre digo que la aventura puede estar a la vuelta la de la esquina y que todo depende de la forma en que nos tomemos todas las cosas en esta vida, la buena o la mala, y creo que lo óptimo es apostar por la mejor manera posible, así que, con ganas de viajar y de vivir nuevas experiencias me adentraré en los valles cántabros, lugares de infinita belleza y gentes del norte.

Será un viaje lleno de sorpresas, con la aportación de amigos que compartirán rutas conmigo, y cómo no, de BMW Grunblau en Santander, concesionario con el que colaboro y siempre dispuesto a aportar su grano de arena para vivir el mundo de la moto con enorme pasión.

¿El plan de ruta?

¿Cuál será el plan de ruta?, pues, no lo hay. Como en cualquiera de mis grandes viajes siempre fruto de la improvisación, en esta ocasión no iba a ser diferente, eso sí, con la ventaja de conocer ya muchos lugares. Así que el 1 de septiembre de este 2020 arrancaré mi moto Lusi y ambas nos iremos de valle en valle, perdidas entre montañas y viviendo una nueva aventura que espero os guste, poder compartir con todos y llevaros en mis maletas una vez más para poder seguir cumpliendo sueños.

Deja tu comentario