FLATNINE: UNA BMW R NINET TRACKER DE VTR, ¿TE TIENTA?

Con cinco modelos diferentes en la gama, siempre hay una BMW R nineT para adaptarse a la mayoría de los gustos, desde la Racer de estilo Cafe hasta la clásica Urban G/S inspirada en el París-Dakar. Pero hay un estilo que la marca bávara aún no ha intentado: la Flat Tracker.

El concepto de una ‘tracker’ R nineT construida en fábrica es sugerente. Son muchos los que piensan de esa manera y arraigó en la conciencia colectiva de VTR Customs, desde que el equipo suizo se enfrentó al Indian FTR1200 Concept en el festival Glemseck 101.

VTR es la faceta personalizadora del concesionario BMW Stucki2Rad en Munich, así que su responsable, Dani Weidmann, se puso al teléfono: “Pedimos a todos nuestros contactos que diseñaran una versión Flat Tracker de la R nineT, ¡lo más rápido posible!”, cuenta.

La respuesta fue: ‘nein’, no. Así que Dani decidió construir su propio kit de conversión en Flat Tracker.

“Tras examinar los detalles, la producción y la inversión requeridas, decidimos abordar la vía rápida en su lugar, y construir nuestro propio ‘flatty’ único, de la manera que lo queríamos”.

Como la mayoría del equipo tenía experiencia en motocross y supermotos, VTR Customs pronto acumuló un montón de ideas sobre la mesa. Pero sin presupuesto externo para el proyecto, tenían que asegurarse de que después podrían vender la motocicleta sin que el proyecto les ocasionara pérdidas.

“El chequeo de los costes nos obligó a retirar dos piezas de la lista de deseos”, dice Dani: “Un tanque de gasolina de aleación extra pequeño hecho a mano por VTR y un juego de ruedas especial.”

Todo lo demás era legítimo, así que VTR Customs tomó una R nineT Urban G/S nueva y prescindió de toda la carrocería excepto del tanque. Incluso quitó la toma de aire del lado derecho, reemplazándola por un ‘plug-and-play’ de JvB-Moto. Se añadió más para darle un aspecto limpio por funcionalidad, ya que el motor ahora se alimenta a través de un par de filtros K&N.

En la trasera, el equipo de VTR desmanteló las partes del subchasis modular de la R nineT que no necesitaban y luego construyó una sección de cola plana de aluminio para sentarse en la parte superior. Un colaborador de confianza, Yves Knobel, se ocupó de la almohadilla del asiento, con los detalles y acabados ejemplares esperables de las construcciones de VTR.

VTR también fabricó una placa numérica de aluminio, con un par de proyectores Highsider incrustados en la parte delantera para iluminar el camino. Otras piezas estándar que se usaron fueron un conjunto de protectores de horquillas planas, un tapón de gasolina Monza, manillares Magura y controles y estribos Rizoma.

El equipo también añadió un conjunto de cubiertas de válvulas del catálogo de accesorios de BMW, repintadas en negro arrugado. Luego construyeron un nuevo sistema de escape de dos en uno, terminado en un silenciador de titanio de Unit Garage.

Para mantener el presupuesto, mantuvieron las llantas 19F/17R, pero las repintaron en dorado. Y bajaron ligeramente la moto para ajustar su postura, a través de un kit de reducción de horquilla Wilbers y un amortiguador trasero.

Debido a que habían optado por mantener el tanque de serie, VTR decidió pintar la parte inferior de negro para quitarle algo de peso visual. Pero respecto al resto de colores corporativos, optaron por un profundo trabajo de pintura de cinco colores brillantes, ejecutado magistralmente por Freuler AG en Benken.

“Debido a que la Flat Tracker primero fue popular en los EEUU y más tarde triunfó en Europa -explica Dani-, pensamos que debíamos respetar los antecedentes y construir la nuestra al estilo estadounidense. Lo que significa colores llamativos, matrículas amarillas y números de parrilla de estilo vintage”.

VTR empaquetó la moto una hora antes de cargarla para el Swiss Moto Show. Pero el mucho amor por el show de Dani y su equipo no pudo evitar comprobar que les faltaba algo: simplemente, la rueda trasera de 17″ no era la adecuada.

Por casualidad, la pareja dueña de la compañía italiana de ruedas Kineo, se dio cuenta al pasar por el stand de VTR durante el show. “Nos quejamos de que la rueda trasera era demasiado pequeña”, cuenta Dani, “y del presupuesto estimado para la moto, que nos impedía dotarla de un nuevo juego de ruedas”.

“Así que allí mismo acordamos un juego de ruedas especial por un precio especial: ¡ofrecimos cervezas Kineo en el stand! El combo 19F/18R es un buen compromiso entre las proporciones correctas y la usabilidad de la calle, envuelto en un conjunto de neumáticos Dunlop DT3 legales en la calle.

La moto resultante es un ejemplo único, y la hoja de cuna perfecta si BMW alguna vez decide construir una Street Tracker R nineT.

También está a la venta, completada con un sistema de escape BMW, placa de matrícula y configuración de giro y luz trasera para que sea legal en la calle.

¿Te tienta?

Fotos de Andri Margadant

Más información de VTR Customs:

https://www.vtr-customs.com/

 

Deja tu comentario