EL FIN DEL CONFINAMIENTO

Por Carlos Permuy
En un par de días entraremos en la fase 1 de lo que el Gobierno ha decidido llamar “Plan de desescalada” del confinamiento y, en principio, ya nos será posible desplazarnos a las segundas residencias dentro de la misma provincia. Obviamente el que la tenga. Los demás, podremos seguir usándola para ir a trabajar, a la farmacia o a comprar alimentos como era habitual desde el principio del confinamiento ya que esto nunca ha estado prohibido.

El problema está en que después entramos en una suerte de “vacío legal” en el que no queda claro cuándo podemos disfrutar de la moto en su uso lúdico. Al menos a la hora de escribir este artículo. Por lo tanto, a no ser que el Gobierno nos aclare si en la fase 2 ya podremos hacer un uso normal de la moto, creo que no será hasta la fase 3, que empezará el 8 de junio, donde podamos tener total libertad de movimientos con ella, por lo que tocará esperar un poco más. Lo que tampoco queda claro con el comunicado oficial es si dicho uso lúdico será sólo dentro de nuestra provincia o si ya podremos viajar a cualquiera de ellas o incluso salir al extranjero si las fronteras están ya abiertas. Me temo que, de nuevo, nos toca esperar un poco para saberlo.

Sea como fuere lo que está claro es que, poco a poco y con mucha paciencia, estamos llegando al final del confinamiento y pronto podremos usar nuestras motos. No obstante, creo que es muy importante que recordemos una serie de cosas:

-En primer lugar, debemos enterarnos qué punto de saturación tiene el hospital de nuestra zona o de aquella a la que viajemos. Si todavía tienen la Unidad de Cuidados Intensivos saturada quizá sea mejor posponer la ruta o el viaje ya que en caso de que tuviéramos un percance con la moto no nos podrían atender como es debido. La seguridad siempre lo primero.

-Muchos de nosotros no habremos tocado la moto en un par de meses o más, por lo que habremos perdido práctica. No pretendamos ir por nuestra carretera de curvas preferida al mismo ritmo que antes del confinamiento. Las ganas de moto nos pueden traicionar y la moto hay que disfrutarla, no sufrirla.

-Las carreteras seguramente estarán más sucias de lo normal por lo que será aconsejable ir un punto más precavidos de lo habitual.

-Posiblemente en algunas zonas los animales salvajes se habrán acostumbrado a pasar por zonas que antes evitaban ya que la tranquilidad que han tenido estos días, unido a su carácter curioso, lo habrá propiciado. De nuevo, precaución es la palabra clave en nuestras primeras salidas.

Con todo esto no quiero decir que tengamos que ir tensos, todo lo contrario. Se trata de ir algo más relajados de lo normal y estar un poquito más atentos de lo normal a nuestro entorno.

Ánimo, chicos, que poco a poco recuperaremos la normalidad y las salidas en moto.

Hasta el mes que viene.

Una respuesta para “EL FIN DEL CONFINAMIENTO”

  • Guido dice:

    Muy de acuerdo Carlos!! Cuando veo los ciclistas en Montjuic bajando a velocidades totalmente irresponsables tanto en asfalto como en pequeños “single tracks” compartidos por tantos otros usuarios a pie etc, y ya vi varios pequeños (casi) accidentes, creo que hace falta más mensajes como el tuyo.

    Disfrutemos con responsabilidad: es mucho mejor que disfrutar demasiado y luego volver a las restricciones.

    Me muero de ganas de volver a viajar en la motoooo!!

Deja tu comentario