RECUPERANDO LA VISIÓN Y A TORMENTA

Por Eduard López Arcos
En la anterior News contaba mi contratiempo con la fiebre y la diplopía binocular (visión doble). Al día siguiente de escribir el artículo, volaba a Barcelona. El seguimiento que hacía la compañía de seguros sobre mi caso no era muy eficaz, y en Marruecos las cosas van más lentas. Decidí que, al no saber el origen del problema y que cabía la posibilidad de que los síntomas anunciasen algún problema grave, era mejor tratarme en un centro de la capital catalana, en donde además tengo a toda mi familia.

Casualmente, escribo este nuevo blog para la News el día después de mi vuelta a Marrakech en avión, y al mismo tiempo vísperas de mi marcha hacia la península. Qué ilusión me ha hecho volver a ver a Tormenta. En casa de mi amigo Carlos todo estaba tal y como lo dejé. Parecía como si nunca hubiese dejado la capital alauita, como si un hubiera pasado un mes de mi partida a Barcelona.

Si he vuelto a Marrakech a por Tormenta es porque me siento recuperado, aunque seguramente no lo estoy del todo. Todavía queda saber si se trata de un virus que se marchará definitivamente por sí solo (eso espero), o de una bacteria que habrá que eliminar.

Es un lujo no tener ya visión doble. Realmente es algo muy molesto y, lógicamente, te inhabilita para poder ir en moto. Así que, durante las dos semanas que veía doble estuve muy preocupado y angustiado por saber cuándo volvería a ver bien. Ha habido momentos en que me preguntaba cómo sería vivir así hasta el fin de los días.

Bueno, amigos, me disculparéis. Estos días estoy haciendo cura de pantallas. Creo que, en parte, abstenerme del uso de aparatos durante estas semanas ha influido en mi rápida recuperación. Me quedan dos días o tres de moto hasta llegar a Galicia. Así que, voy a descansar para poder ir tranquilo.

¡Hasta pronto!

3 Respuestas para “RECUPERANDO LA VISIÓN Y A TORMENTA”

Deja tu comentario Alejandro