ARRANCAMOS TEMPORADA 17

Por Charly Sinewan
La barba se está poniendo cada vez más blanca y el rostro, más duro. Quizá lo percibo más porque llevo diez años grabándome y editándome. Sin embargo, sin lentes o espejos, yo me siento igual. Quizá sé más sobre la vida y todo eso que se suele decir, pero me sigo divirtiendo con cosas similares a las de hace diez años. Por ejemplo, viajando en moto.

Arrancamos la Temporada 17 en Tijuana, uno de esos lugares que tienen mala fama y que, sin embargo, como viajero nómada, es uno de mis preferidos. Aquí estuve en 2017 e hice familia, que es lo que queda al final de todo. Los lugares y paisajes dejan buenas instantáneas, pero lo que te hace regresar, siempre son las personas.

Pero antes de poner la moto a punto y empezar el gran viaje por Latinoamérica, creo que es un buen momento para hacer balance sobre estos diez años, desde que dejé mi anterior vida urbanita y acomodada para convertirme en nómada.

Como decía antes, Tijuana es una ciudad que, bajo mi punto de vista, tiene una fama que no se merece. Mi amigo Marco Salgado me acompaña a dar un paseo en moto y nos muestra diferentes partes de la ciudad. La Tijuana bonita, y la no tan bonita.

El gran viaje por Latinoamérica arranca en Playas de Tijuana, el punto más al noroeste de México. Antes de enfilar la moto hacia el sur, he decidido recorrer unos cuantos kilómetros paralelos a la frontera con Estados Unidos, para ver como Trump construye su muro que, aunque no es de hormigón como pretendía, sí que es una nueva valla, similar a la que hizo Clinton en el año 94, pero más alta, más resistente, y más profunda. Y, sobre todo, que va a cubrir más kilómetros de frontera.

La ruta no es especialmente peligrosa si te dedicas simplemente a recorrerla, pero en mi caso, que llevo cuatro cámaras en la moto y quiero grabar partes de la frontera con un dron, he de tener cuidado y no meterme donde no me llaman. Tengo bastante información de dónde debo y dónde no debo grabar, pero la realidad es que una vez en el terreno, pueden pasar cosas inesperadas. Por ejemplo, que aparezca el ejército cuando tengo el vuelo a escasos metros de terreno estadounidense…

Nos vemos el mes que viene. Gracias por estar ahí.

Deja tu comentario