VIAJAR: ¿CÓMO? ¿CUÁNDO? ¿DÓNDE? ¿CON QUÉ MOTO?

Por Gustavo Cuervo
La verdad es que este mes iba a escribir de otra cosa, pero cuando ya tenía más de la mitad me di cuenta de que el tema que estaba tratando crecía y crecía con cada párrafo y sería más bien para escribirlo por capítulos, así que me que quedé sin la idea del mes y tuve que improvisar.

Entonces vi una foto de la última charla que di con mi amigo Luis Oromí, viajero y aventurero impenitente, propietario de los concesionarios BMW de Lérida y Huesca, en la última edición de “La Leyenda Continua” (Cantalejo, Segovia). Aquella charla la preparamos con una sola llamada telefónica en la que quedamos de acuerdo en qué tema íbamos a tratar y algunos pequeños detalles, y así no presentamos frente a un auditórium de expertos motociclistas ansiosos por escucharnos.

Con una K 1600 GTL o una G 310 puedes darte la vuelta al mundo. Los límites los pones tú

Viajar en moto, sí. Pero ¿cómo, dónde, cuándo y con qué moto? El cómo viajar en moto ya lo hemos tratado en alguna ocasión y básicamente considero que se puede viajar en moto de tres formas. Solo, en pareja o en grupo. Cada una tiene sus ventajas y alguna desventaja. Solo, eres completamente libre de elegir en cualquier momento todo lo que afecta a tu viaje: paradas, alojamiento, kilómetros diarios… En fin, todo. Lo menos atractivo es que no compartes con nadie tus emociones y experiencias por lo que puede ser más aburrido, aunque para compensar estas obligado a tratar con los nativos y el viaje se enriquece. En pareja, tienes lo mejor de todo. Prácticamente la misma libertad que viajando solo pero además compartes con tu pareja. En grupo, es la forma más divertida, sin duda, pero también requiere una disciplina de horarios y etapas y sobre todo un ‘road leader’ capaz de ofrecer a cada uno lo que espera del viaje y mantener la cohesión del grupo y el buen rollo, aun cuando el grupo obligue a pequeñas renuncias personales.

¿Cuándo? Esta es la más fácil. Ahora, ya. No esperes a tener el presupuesto completo y todo organizado pues nunca lo conseguirás. Siempre digo que lo más difícil de cualquier viaje es salir de casa. Los condicionantes personales, familiares, económicos o laborales siempre están ahí para impedírtelo y si esperas a que todos estén perfectos para poder partir, nunca saldrás de casa. Pon fecha a tu partida y díselo a todos, así te obligas a cumplir, aunque sea por simple orgullo.

¿Dónde? Pues a cualquier sitio. Todos son buenos y no hay que dejarse llevar por lo que se lee o ve de los que comunican sus viajes. Tú eliges por dónde y a dónde y todos los destinos son buenos, especialmente si eliges la época adecuada.

¿Con qué moto? Pues fácil. Con cualquiera, con la que tienes. No hace falta tener la mejor y más potente moto viajera que para muchos son las de la gama GS de BMW. Todas las motos son buenas para viajar y dentro de BMW personalmente he viajado con todos los modelos durante los últimos 40 años y de todas tengo grandes recuerdos. Claro que si ajustas tu viaje a las condiciones de tu BMW será miel sobre hojuelas, pero con cualquiera puedes darte una vuelta al mundo. Sí, como lo oyes, incluso con una K 1600 GTL o una G 310 GS. No es la moto, eres tú el que pone los límites.

Deja tu comentario