PUNTA OLÍMPICA: EL TÚNEL MÁS ALTO DEL MUNDO

Por Agustín Ostos
Hay cosas como el viento que existen ciertamente, pero que no se ven; hay cosas como el río que se están yendo siempre, pero que no se van; hay cosas como el sueño, cosas que nunca han sido, pero que pueden ser.

Tal vez por eso, casi sin darme cuenta, estaba empezando mi tercer año de vuelta al mundo en moto haciendo realidad, de a poquito, aquello que una vez soñé. Y ese sueño loco me trajo de vuelta a Perú y a sus vientos invisibles y a sus ríos en fuga permanente, los cuales me condujeron a la provincia de Ancash, donde tenía un reto por delante: atravesar Punta Olímpica, el túnel más alto del mundo.

Lo de un poquito era irónico: algunas de las fotos que había visto eran espantosas y es que la Punta Olímpica, con sus 4.736 metros, se erige un desafío no tanto por el túnel en sí, sino por las sorpresas taita Wayra y taita Kon.

Y así, cogiendo curvas deliciosas, me fui adentrando en el estómago de la cordillera en cuyo regazo nacía el Parque Nacional Huascarán. Apenas era mi tercera noche a tanta altura y temía que una gran borrasca se mezclara con una cabeza calva a punto de estallar, por eso quería subir rápido, no entretenerme mucho y bajar por el otro lado antes de que se pusiera el sol. Lo que pasó, podéis verlo en el episodio de YouTube.

Vídeo Punta Olímpica:

Deja tu comentario