RURALKA ON ROAD: RUTA POR LA MANCHA CON LA BMW R NINET RACER

Roberto, fundador de Madrid Riders, nos cuenta su experiencia en esta ruta desde Madrid hasta Torre de Juan Abad (Ciudad Real) viajando con la BMW R nineT Racer gracias a Ruralka On Road en colaboración con BMW Motorrad España.

El viaje se presentaba como una aventura, en plena borrasca Gloria con cuatro días de lluvias intensas, grandes nevadas, granizadas, vientos de más de 100 km/h y frio, mucho frio… A pesar del viento creo que merecía la pena, la moto se comportó genial en autovía, incluso con vientos fuertes.

Una hora después de salir hicimos una pequeña parada para entrar en calor y tomar algo caliente, en todo el recorrido los puños calefactables ayudaron mucho. Este modelo en general es perfecto, el motor bóxer de la nueva BMW R nineT Racer permite revivir la era legendaria de las superbikes. Lejos del romanticismo purista, esta moto ‘customizable’ ofrece tecnología innovadora y la calidad habitual de BMW Motorrad.

Tras el llamativo semicarenado, con las manos sujetando firmemente los puños del bajo manillar, sentirás el potente motor bóxer con su rugido inconfundible. Si hay algo que podríamos echar en falta, es una cúpula más grande porque hacía mucho viento, pero es cómoda, a pesar de su posición racing.

Llegamos a Valdepeñas, eso significaba que quedaban 30 minutos para llegar al destino; a medida que nos acercábamos el paisaje mejoraba, ya no íbamos en línea recta y pude disfrutar de algunas curvas antes de llegar.

Por fin llegamos al Hotel Rural Coto de Quevedo, establecimiento con mucho encanto que se encuentra en una finca de caza, con unas bonitas vistas en plena naturaleza.

Estábamos algo cansados, ya que el viaje fue duro por el temporal. Después de una pequeña siesta y de dejar las cosas en la habitación, salimos a conocer el hotel de la mano de su dueño, Jose Antonio, que amablemente nos contó la historia del mismo.

El mayor motor de este alojamiento hotelero es su restaurante, con maravillosas vistas al campo, tiene vida propia, Jose Antonio siempre tuvo claro que lo más importante de esta casa debía ser la gastronomía, es lo que hace que tenga mucha vida. Se acercaba la hora de cenar y llegaba la pregunta esperada: “¿Os gusta el ciervo?”. Nunca lo habíamos probado y estábamos expectantes…

Por fin nos sentamos junto a la chimenea, en un salón precioso y acogedor y comenzó el menú degustación. Empezamos con las croquetas de jamón, deliciosas, seguido de canelón de rabo de toro, paté de perdiz, merluza, salmón, ciervo… La verdad es que en mi vida pensé que la carne de ciervo estaría tan buena, solo por la cena ya merecía la pena recorrer tantos kilómetros con lluvia, aire y frio. Sin duda, lo mejor, como nos dijo el dueño era el restaurante el principal impulsor del establecimiento. Descansamos en las acogedoras habitaciones del hotel y recargamos las pilas para el día siguiente.

Nos levantamos temprano para hacer ruta y conocer los pueblos cercanos manchegos. Villanueva de los infantes, ubicado en el centro de la altiplanicie del Campo Montiel y de la comarca histórica homónima. Un pueblo muy bonito, en el cual podemos conocer el conjunto de la iglesia de San Andrés, junto a la plaza mayor, con la piedra rojiza de la zona, que es impresionante.

También su conjunto histórico o La casa del Caballero del Verde Gabán, donde Cervantes escribía el Quijote, y que tantas veces aparece en el libro y unas simpáticas estatuas a tamaño natural de Don Quijote y Sancho, que dan para unas buenas fotos.

Es muy recomendable visitar las localidades cercanas más importantes: Valdepeñas (30 kilómetros), Manzanares (44 kilómetros) y Almagro (70 kilómetros), situada a 92 kilómetros de la capital de la provincia, Ciudad Real, y a 220 kilómetros de Madrid.

Teníamos que volver a Madrid, ya que daban lluvias y mucho viento por la tarde y no queríamos jugárnosla y que se hiciera de noche. Salvamos el temporal, llegamos a casa y pudimos disfrutar de la experiencia vivida, del paisaje manchego, el hotel y su gastronomía y, cómo no, de la moto.
Agradecer a Ruralka On Road la oportunidad de vivir esta experiencia.

Rutometro:

Madrid – Torre de Juan Abad – Villanueva de los Infantes – Valdepeñas – Almagro – Manzanares – Campo de Criptana – Madrid

https://goo.gl/maps/9fo6agaUuamK1wW88

Kilómetros recorridos: 500

Hotel y restaurante recomendado: Hotel Rural Coto de Quevedo, Torre de Juan Abad.

Deja tu comentario