RECONECTANDO CON EL VIAJE. REGRESO A LATINOAMÉRICA

Por Charly Sinewan
2019 ha sido un año diferente. Primero porque se cumplían diez años desde que empecé esta vida nómada motera. De alguna forma, el cuerpo me pedía parar para pensar, masticar, y coger aire para los siguientes diez.

Pero, sobre todo, este año ha estado condicionado porque publiqué mi primer libro, un manual para ayudar y motivar a viajar en moto y que ha tenido mucho éxito. Escribirlo, participar en la maquetación, corregirlo y promocionarlo, se ha llevado gran parte de mi tiempo y de mi energía, pero ha compensado con creces por la cantidad de experiencias que me ha traído, las puertas que se han abierto y las miles de personas que he conocido en las muchas presentaciones que he realizado en España y México. Y todo lo que está por venir.

Pero también, y para ser sincero, necesitaba reconectar con el viaje, volver a ruta y estar lejos de España una buena temporada. Y para que eso pasara, había que hacer los deberes. Una vez terminaron los BMW Motorrad Days regresé a Madrid para comenzar los preparativos del nuevo viaje. Acudí a Rolen Motor para hacer la revisión de los 10.000 kilómetros a mi nueva BMW F 850 GS Adventure. En Touratech reemplacé el asiento por uno más bajo y cambié los cartuchos de la suspensión delantera, en previsión de lo que viene, que espero que sea muy duro. Después vino el gran calvario del motero trotamundos, enviar la moto por avión a Ciudad de México. Y poco más, el resto, todo lo que conlleva emprender un viaje, lo tengo tan incorporado a mi rutina que ni soy consciente de ello. Incluyendo la parte emocional, despedirse de los queridos para una larga temporada.

A finales de octubre aterricé en Ciudad de México. Tras dos días lidiando con aduanas, mucho menos engorroso de lo previsto, tanto la moto como yo estábamos legales en México para los siguientes seis meses. Comenzaba así el viaje, digamos que la vida nómada, pero no la ruta, que todavía tenía que esperar. Los dos siguientes meses los dediqué a editar la etapa anterior, hacer relaciones públicas y disfrutar de amigos en Ciudad de México. Por último, tuve la suerte de poder presentar el libro en la Feria Internacional de Guadalajara, una de las más importantes del mundo.

Desde allí, desde Guadalajara, emprendí viaje hacia Tijuana, desde donde escribo y desde donde tengo previsto empezar la Etapa 17. Pero antes, han salido un par de capítulos del viaje hasta aquí, que no tenía previsto contar pero que el camino y sus cosas, eso que llamamos Guionista, se encargaron de hacerme cambiar los planes.

Os dejo con el primer vídeo en México y el último de 2019. Nos vemos al año que viene. Gracias por tan buena compañía.

Deja tu comentario