RESUMEN 2019: CUSTOMIZACIÓN, OTRO MUNDO BMW MOTORRAD

La customización, esa actividad entre mecánica y artística, un proceso a medias entre lo industrial y la creación que da otra dimensión al mundo del motociclismo, goza de excelente salud y 2019 ha sido un año especialmente fértil para los customizadores, quienes sin perder nunca de vista que una moto ha de ser siempre una moto, no dejan de tramar cómo convertirla, además, en obra de arte tecnológica, expresión de nuestros días y de los sueños fantásticos del artista.

Como desde 2016, BMW Motorrad España, junto con la revista ‘Fuel’, organizaron la cuarta edición del BMW Heritage Custom Project, cuyos ganadores tradicionalmente se desvelan en el curso de los BMW Motorrad Days Sabiñánigo (Huesca). Es signo de la vitalidad de esta actividad que triunfa globalmente y que también aquí tiene gran predicamento. Y no sólo como práctica comercial y profesional sino como labor amateur del propietario que se empeña que su motocicleta sea única en el mundo. Por eso el BMW Heritage Custom Project distingue y premia a customizadores profesionales y talleres especializados en personalización y, por otra parte, a usuarios privados aficionados y concesionarios BMW Motorrad que dispongan de una moto BMW customizada.

Este año pudimos ver en los BMW Motorrad Days Sabiñánigo 2019, las 27 motos completamente personalizadas que competían por los premios en las diferentes categorías del concurso de BMW Heritage Custom Project. El premio para Profesionales fue para VooDoo Garage (Víctor Ortiz, Elvis Serrano y Daniel Ruiz) y su ‘Prometeus’ BMW RS 100 ’85 y en la categoría Aficionados, la mejor preparación de la R nineT fue para la Acorazada’ de Pedro González y en la subcategoría Aficionados Otros Modelos BMW, para la R80 ST ‘84 ‘Explorer’, de Miguel Hernando.

Tres preciosas personalizaciones que se insertan con personalidad en la corriente costumizadora mundial. Así pues, de la variedad de BMW’s personalizadas mostradas en la News en 2019, nos llamó la atención, comenzando el año, la Watkins M001 de Jack Watkins. (Si quieres ver más del trabajo de Watkins, puedes visitar su web, http://watkins.pl/, o seguir su muro en Facebook https://www.facebook.com/WatkinsMotorworksPoland/).

BMW Motorrad encargó al especialista japonés en costumización de motos Custom Works Zon un modelo personalizado cuya pieza central fuera el prototipo de su nuevo motor bóxer y del encargo surgió la ‘Departed’. Los premios y reconocimientos que el pequeño taller japonés exhibe en sus estantes, no son pocos, y la espectacular ‘Departed’ no fue menos: ‘Best of Show Motorcycle’, la mejor moto de la exposición, el honor más alto del Hot Rod Custom Show de Yokohama, un prestigioso premio.

No menos futurista era el aspecto de la Billet Sting, una BMW R nineT personalizada –de la que sólo quedó el motor, la caja de cambios y la parte trasera del basculante–, con un chasis de aleación en forma de panal de abeja mecanizado a medida por máquinas CNC (Control Numérico Computarizado) en diez piezas individuales, que luego fueron cuidadosamente soldadas en una plantilla para crear una de las motocicletas customizadas más llamativas que vimos en 2019. (Web oficial de la Billet Sting: https://www.dcr018.com/).

El trabajo incesante de Bolt Motor Co.

Bolt Motor Company es una compañía española, radicada en Alzira, Valencia, un taller de customizaciones especializado en motos ‘cafe racer’, ‘scrambler’ y ‘bobber’ y todo tipo de motos clásicas, que nació “con el objetivo de brindar un lugar en el que cualquier amante de las motos pueda hacer sus sueños realidad”.

Y si 2019 ha sido un año fértil para los customizadores, como hemos dicho, lo ha sido especialmente para los de Bolt Motor Co., que han construido verdaderas maravillas sobre modelos de BMW Motorrad. Repasamos brevemente algunas de sus obras de las que os hemos ido informando al paso de los meses.

La primera que presentamos fue la BMW R100 RS Bolt 009, una ‘cafe racer’ customizada que es un prototipo que poco tiene que ver con su moto base. Lo más llamativo es la horquilla invertida (utilizando la de otra marca), la pinza de freno radial, el disco delantero y los amortiguadores traseros.

Especialistas ‘cafeteros’, la #Bolt10 sobre una BMW R100/T como moto base es una customización que ha seguido la línea clásica característica de la BMW R100/T, pero asegurando que su funcionamiento y prestaciones no parezcan las de una moto que tiene más de 35 años, reconstruyendo el motor hasta que funcionara como nuevo.

La BMW R45 es uno de los modelos más utilizados a la hora de customizar una moto y en esta ocasión Bolt demostró que con esta moto se pueden hacer auténticas obras de arte. Para lograr este resultado final, ha sido necesario bajar las horquillas y suspensiones traseras y así obtener ese aspecto ‘canalla’ que tanto gusta.

Otro precioso ejemplo de customización ‘BMW by Bolt Motor Co.’ es una BMW R100S del 78 con la que no se pretendía hacer nada extremo, sino un lavado de cara que dejara una moto muy bonita y práctica. Bolt optó por un estilo ‘bobber’ pero con asiento doble, intentando cuidar al máximo todos los detalles para conseguir ese estilo limpio y elegante que caracteriza a las BMW clásicas.

Y un ejemplo de la primera línea de customización es la transformación en un estilo ‘cafe racer’ llevado al extremo de una BMW K75. En esta ocasión, lo que Bolt Motor Company ha buscado pretendía era conseguir un aspecto agresivo, casi fiero y para ello utilizó el tren delantero ajeno a la marca de la hélice.

Antes de ser una preciosa ‘scrambler’, la #Bolt26 fue una BMW R65 del año 82. Y en esta ocasión se intentó explotar al máximo las posibilidades que ofrecen las piezas originales, restaurándolas y trabajándolas para conseguir el aspecto más real posible.

Con la #Bolt32 los customizadores valencianos han construido una ‘boxer classic’ sobre una BMW R100RT, algo que a primera vista puede parecer sencillo, pero que en el fondo no lo es porque la moto base utilizada en esta ocasión es una de las más comunes en el mundo de las customizaciones. Se ha construido la parte trasera desde cero, lo que una persona con conocimientos mecánicos suficientes sabe que no es nada sencillo hacerlo en una moto como ésta. Una maravilla para finalizar este repaso a las espectaculares customizaciones de la valenciana Bolt Motor Company.

Electrificando el pasado

El holandés Luuc Muis propone desde su estudio-taller Luuc Muis Creations una alternativa para que las obras de arte de la ingeniería industrial vuelvan a las calles y carreteras con las bendiciones ecológicas actuales: la electrificación. Su propuesta es la BMW eR80 Electric, una customización de la clásica R80 GS, la icónica BMW fabricada en Berlín de 1980 a 1987, a la que ha dotado de un motor eléctrico de 5 kW.

En 2019 se cumplió el centenario de la ‘Staatliches Bauhaus’, la Casa de la Construcción Estatal, conocida mundialmente como Bauhaus, una de las escuelas de arquitectura, artes y diseño más influyentes de todos los tiempos. Con el fin de celebrar ese importante centenario, el taller alemán Krautmotors, en Heidelberg, personalizó una BMW F 850 GS, la Bauhaus 100, cuya mejor definición es que parece de otro mundo de una manera muy Bauhaus.

Red Hot Chili Customs es uno de los garajes de motocicletas customizadas preeminentes de Polonia; fundado por Redu Krzysztof y su prometida, Marta, y se han convertido en uno de los talleres de motocicletas a medida más reconocidos en Polonia, con más de 65 creaciones de clientes en su haber y suma y sigue. Su BMW R 1100 GS personalizada es uno de sus trabajos más reconocidos en este año. La BMW R 1100 GS convertida en una scrambler mantiene todas las habilidades off-road de la original, pero añade una fuerte dosis de atractivo retro (Puedes visitar su web: http://rhcc.pl/, y seguirlos en las RRSS: Facebook: https://www.facebook.com/redhotchilicustoms e Instagram: https://www.instagram.com/red_hot_chili_customs/.

American Revival Cycles, los conocidos personalizadores norteamericanos de motocicletas, presentaron su última y singular creación el pasado mes de abril: ‘The Revival Birdcage’, se basa en el prototipo del nuevo motor bóxer de BMW Motorrad, presentándose en la exclusiva fiesta Revival, en vísperas del show anual Handbuilt, que se celebra en Austin, Texas. Ésta es la segunda moto fascinantemente customizada construida alrededor del prototipo BMW Motorrad Big Boxer.

Y para futurista, la Aero del maestro artesano Georgio Rimi, cofundador, junto con Vaughn Ryan, de MotoRRetro, en Sídney, Australia y que invirtió cuatro años de trabajo para construirla partiendo de una R100RS.

Ya hemos hablado de la Type 18 de los hermanos Bujar y Gazmend Muharremi, una futurista y espectacular customización de nuestra R nineT, que estuvo expuesta en los BMDSabiñánigo19. Auto Fabrica, el prestigioso taller de customización fundado por los Muharremi que crea constantemente tendencia desde Gran Bretaña ha refinado la R nineT hasta crear una nueva moto ‘Soulfuel’, de diseño de formas agradables y líneas oscilantes y emocionantemente diferente.

Y basada en una R100R de 1992, la Fuel R100 Silverback, de Fuel Motorcycle Crew, un encargo desde Francia por Rodolphe, es una “una scrambler con un aspecto retro, imponente y minimalista”, dicen en Fuel y sólo hay que verla para confirmarlo.

Y terminamos este recuento del apasionante mundo de la customización con el ejemplo de una mujer que encarna la pasión por las motos y esta actividad: Beatriz González Eguiraun, Bea Eguiraun, que supo desde que era una niña que le apasionaba las motos y a las que dedica su vida como periodista, presentadora de un programa de televisión sobre coches y motocicletas, piloto de pruebas y customizadora de sus propias motos.

Cuando Beatriz decidió conseguir su propia cafe racer, se fue por una BMW R80 de 1983, el modelo que más le gustaba. Luego le empezó a hacerle algunas modificaciones. “Estaba segura de que mi primera motocicleta sería una de las BMW R”, dice. “Estéticamente hablando, es el modelo más bello y elegante, sin duda, tanto en lo referido al tanque, que rebosa elegancia, como al motor. El motor bóxer distintivo de la serie R clásica es lo primero que se aprecia cuando ves una de estas motos. Me gusta este tipo de motor para su manejo, por no hablar de sus válvulas laterales y el rugido cuando lo aceleras: estos motores tienen su propia personalidad especial”.

Deja tu comentario