JAVI VALERA, CAMPEÓN DE LA RR CUP EASYRACE 2019: “ES ALUCINANTE LO QUE PUEDE CORRER LA S 1000 RR”

Por José Mª Alegre (texto y fotos)
“Recuerdo que cuando paré haciendo el primer test en Albacete le dije a Óscar que quitara un cilindro, porque aquello era miedo absoluto. ‘¡Madre mía lo que corre esto, es alucinante lo que puede correr la S 1000 RR’!, exclamé”.

Quien así se expresa es Javier Valera (44 años), campeón de Superstock (motos de serie) de la RR Cup easyRace 2019, la copa monomarca apoyada por BMW Motorrad España más prestigiosa sin duda de cuantas se celebran en nuestro país, con parrillas que superan los 30 pilotos en cada mitin, todos ellos con la S 1000 RR. No es una competición de pilotos profesionales, todos los participantes son ‘amateurs’, pero hay mucho nivel, por lo que en cada prueba hay mucha emoción, rivalidad, adelantamientos y diversión, tanto para los participantes como para el público, de ahí su éxito.

‘CV’ amplio y exitoso  

Javi (como todos le conocen), el campeón 2019, es persona de sonrisa fácil, vitalista, que se mete a la gente en el bolsillo por su cercanía, buen trato y verbo desenfadado que no reprime, siendo la sinceridad una de sus virtudes. Es de conversación incansable, haciéndolo con tanta intensidad como pilota, echando el freno cuando se percata de ello.

Su ‘CV’ en el mundo de la moto de competición es amplio y exitoso. Durante más de un lustro estuvo corriendo el Campeonato de España de Velocidad (CEV), la Bóxer Cup, campeonato BMW que se disputaba en el mismo mitin que el Mundial de Velocidad (hoy MotoGP), con una prueba en Daytona y otra en el ‘British’; estuvo tres años en el Mundial de Resistencia, corrió varias veces las 24 Horas, participó en la Kawasaki Z Cup y este año en la RR Cup easyRace. La rentabilidad a tanta “inversión” en las pistas es satisfactoria y sus vitrinas son buena muestra de ello, trofeos que prueban el buen hacer de Valera sobre una moto de competición: “He ganado el Race dos veces, que es de lo que más orgulloso estoy, porque los que somos de Madrid le tenemos al Jarama mucho cariño, y eso que muchos me dicen, ‘¡Pero si has hecho quinto en el Mundial de Resistencia!, sí, respondo, pero yo he crecido en este circuito (la entrevista la realizamos en la pista madrileña) y ganar el Race es como ganar el mundial de aquí (replica sonriendo). Campeón de Madrid en tres ocasiones, de Castilla La Mancha otras dos, subcampeón de Europa con la Kawa Z Cup dos veces… (piensa…). Y la RR Cup este año” (exclama sonriendo).

Óscar Simón, responsable del equipo ADN Motos – Itelevesa, ‘team’ ganador de la RR Cup easyRace 2018 en Superstock, con David Rasero, y también en Superbikes, con Alberto Serrano, se puso en contacto con Valera para disputar la copa en 2019. “La idea no era ganarla este primer año -explica Javi-, sino ir cogiendo el hilo a la S 1000 RR, pues yo venía de un campeonato donde la potencia de la moto era menor. Me hacía ilusión subirme en una mil, pero tenía ese miedo de qué iba a pasar”. Pero todo fue mejor de lo que cabía esperar, “y desde el primer entreno fuimos rapidísimos, ganamos la primera carrera en Jerez, además de hacer la ‘pole’, y con tiempos muy buenos. Hicimos 1:46 y en el CIV (Campeonato Interautonómico de Velocidad) los primeros estaban rodando en 1:44 o 45, así que muy contentos”.

“Ahora disfruto la victoria mucho más que antes”

Cinco victorias de siete carreras avalan la trayectoria de Javi en la copa monomarca, “pero ha estado mucho más reñido de lo que pueda parecer, porque los rivales siempre han estado muy cerca. Es cierto que fui cogiendo confianza con la moto y en las dos últimas carreras ya marqué mucha más diferencia”, asegura el campeón.

Pregunta. ¿Qué se siente al ganar?

Respuesta. Ahora lo estoy disfrutando mucho. Al principio, cuando ganaba, no lo disfrutaba igual, porque pensaba en la siguiente carrera. Ahora, con mis años, la cosa se ve de otra manera, voy a las carreras con mis amigos, con mi familia, mis hijos (Hugo y Víctor, de 12 y 8 años, respectivamente) y cuando gano lo puedo compartir y lo disfrutamos todos, mi gente y el equipo, con el que tengo muy buena relación. Ahora disfruto la victoria mucho más que antes.

No lo tiene fácil Javi para compaginar trabajo (es director territorial en una empresa de seguridad), paternidad y carreras. “Yo hago deporte todas las mañanas, de 7 a 8, y muchos días digo: ‘Hoy no me levanto’, pero visiono mentalmente a la familia disfrutar, a los amigos yendo al circuito y eso me motiva para seguir”. Sabe que su retirada está rondando su ‘box’, por eso disfruta cada competición al máximo, poniéndose retos que parecían imposibles: “En la carrera del Jarama hice 1:34.5 y Manolo de Motorrad me recordó que un día le había dicho que cuando bajara de 1:40 aquí, me retiraba (se ríe a carcajadas). Y ahora le he anunciado que si hago 1:33, me retiro (la boca se le ensancha de nuevo). Hombre, estaría muy bien (se pone serio), porque los que somos ‘yonquis’ de las motos vimos a Mick Doohan hacer 1:33 aquí. De hacerlo yo… ¡orgullo sería poco!”. Un ‘tiempazo’ que a buen seguro lo intentará de nuevo en la próxima oportunidad que tenga con la S 1000 RR.

P. ¿Cómo es la BMW S 1000 RR?

P. Yo tenía bastante miedo porque ya la había pilotado en el Mundial de Resistencia en 2015 y esa moto era bastante dura de chasis, una moto que no permitía muchos errores. Y la actual S 1000 RR, cuando la probé se me quitó ese miedo porque es una moto que te deja rectificar, ha mejorado mucho, sobre todo a nivel de chasis, permite corregir y tiene mucha más potencia. Recuerdo que cuando paré haciendo el primer test en Albacete le dije a Óscar que quitara un cilindro, porque aquello era miedo absoluto, ‘¡Madre mía lo que corre esto’, es alucinante la S 1000 RR lo que puede correr!’, exclamé. Luego, nos hemos ido haciendo a ella, nos hemos conocido mucho, la moto y yo, prueba de ello es que en todo el año no hemos tenido ni una sola caída en carrera, y estamos muy contentos con eso, hemos rodado deprisa y la moto me ha dado mucha confianza. Me ha gustado muchísimo la horquilla, gira muy rápido, estoy encantado con ella y no esperaba que el cambio de la que llevé en el Mundial en el equipo de Álvaro Molina a esta, fuera tan grande, es otra moto”.

P. Que destacas de la BMW.

R. Me ha sorprendido la frenada. Yo jamás en mi vida he tocado el freno trasero, nunca, es algo a lo que no me he acostumbrado, pero la moto tiene un sistema que, al tocar el delantero, te reparte la frenada, presionando también el de atrás y colocándome la moto y eso me ha ayudado muchísimo en el pilotaje. He entendido que tengo que empezar a utilizar el freno trasero y este año lo llevaré en el pulgar de la mano. Yo, con la S 1000 RR he frenado muy tarde. Además de la frenada, destaco también la potencia, que no te la terminas nunca, le sobra potencia y tiene mucho par. La verdad es que la moto ayuda muchísimo a rodar rápido, es una gran moto.

 “En la RR Cup easyRace hay muy buen rollo”

Para Valera, lo bueno que tiene la RR Cup easyRace es que “siempre vas a tener tu grupo. Por ejemplo, hay gente habitual de las rodadas en circuito que tiene la S 1000 RR y se inscribe finalmente y se lo pasa igual de bien, porque hay distintos niveles y la carrera te pone en tu grupo. Luego, está el grupo de cabeza, varios pilotos que venimos a ganar. Hay también un grupo en medio, quiero decir que hay cabida para todos y todos, a su nivel, se lo pasan genial. Están los que busca la ‘pole’, como es el caso de ‘Juanma’, un piloto muy preparado que lleva muchos años corriendo y le gusta mucho ir a por la ‘pole’ y nos lo ha puesto difícil. Aun así, hemos conseguido cuatro ‘poles’. Como te digo, es una copa que cualquier aficionado que ruede habitualmente en pista, tenga su S 1000 RR y quiera disfrutar en una carrera y pasarlo bien, lo puede hacer. Además, el coste está muy bien, BMW Motorrad España ayuda, Dunlop también, el equipo easyRace te resuelve cualquier duda técnica, aparte del buen rollo que hay… Es una copa que está muy bien”.

Como piloto, Valera considera que su gran virtud es “saber poner la moto a punto. Soy bastante bueno analizando lo que le falta o le sobra. Eso lo debería decir el equipo (su director lo ratificará más adelante), incluso se sorprendió al principio. Pero yo tengo claro las cuatro cosas que hacen falta para ir deprisa y no mareo mucho ni vuelvo loco a los mecánicos”.

Sorprende que un piloto como Javi, con semejante currículo, no haya triunfado en el motociclismo profesional. “Me vino demasiado pronto -explica el madrileño- y no tenía experiencia. Mira -cuenta-, yo perdí mucho pelo y cuando la gente me dice si fue por estrés, les contesto que fue por miedo. Y es que pasé mucho miedo. Fui a campeonatos sin tener mucha experiencia, corriendo en Assen, Spa, Brno, circuitos que tienes que rodar muy deprisa en un campeonato de “retiro”, pues corrían pilotos que habían competido en el mundial de 500, de Superbike, gente con muchísima experiencia y tú llegas de novato sin nada de pericia, entonces todo te puede y ese avance que yo quería dar fueron dos pasos atrás y eso me quitó confianza. Yo podría dibujarte en un papel todos los circuitos en los que he corrido en el mundo. Pues Spa, no sabría dibujártelo, como que mi mente lo ha querido olvidar. En la tele no se aprecia lo rápido que se va en la subida y la bajada en quinta a fondo, ni lo rápido que llegas allí… Entonces, volví para atrás, y después ya era mayor para avanzar. Cuando hice la Boxer Cup tenía 30 años, y a esa edad tienes que elegir entre las carreras o tu vida profesional al margen de la competición. En esos años estaba en el equipo ADT y recibí una oferta del ‘team’ Vodafone Portugal para correr en Macao y en la Isla de Man y me ofrecieron participar en el proyecto. Tenía entonces 33 años y me lo estuve planteando muy seriamente, pero, claro, a esa edad tienes que adecuarte a una especialidad nueva, dejar tu trabajo un poco de lado, dedicarte a eso, irte a la Isla de Man, estar ahí dos meses… Era un proyecto que me lo vendieron muy bien, pero con 33 años tienes que decidir: o tu carrera laboral o la competición. Dije que no y ya está y no me arrepiento de nada, me lo he pasado muy bien y la gente me pregunta: ‘¿Con 44 años sigues dando gas?’ Yo empecé muy tarde, con 24 años, y ahora los niños a los siete años ya están hartos de dar vueltas en minimotos. Pero de lo que más contento estoy es que he hecho buenos amigos en el ‘paddock’, conozco mucha gente y me lo paso fenomenal.

“Para ir deprisa necesito estabilidad”

P. Todos los años te retiras, pero no parece que en 2020 lo hagas, ¿qué proyectos tienes para la temporada que viene?

R. Pues en el 2020 me iba a retirar, pero vamos a hacer el CIV, el segundo campeonato de España (el primero en importancia es el SBK), donde hay mucho nivel y ya tenemos apoyos. Lo hare de nuevo con Óscar Simón y su equipo ADN Motos – Itelevesa. Ya dije en su momento que, si el equipo seguía, yo también seguía, uniendo de esta forma mí carrera a la gente con la que me lo paso bien, porque para ir deprisa necesito esa estabilidad de equipo, de amigos, de marca, de ayudas y seguiré con la misma estructura y la S 1000 RR.

Simón, el director del ADN Motos, equipo que ya conoce la victoria en la RR Cup easyRace en 2018, debutando entonces y ganando en varias categorías, como se refleja al principio, repitiendo victoria este año con Javi, está presente durante la entrevista, aprovechando para preguntarle.

P. ¿El éxito es de ADN Motos o del piloto?

R. Al final es del equipo en general, es intentar armar una buena estructura, tanto en la parte técnica como en pilotos, la moto ayuda, y ya la conocíamos de antes, llevamos corriendo con BMW en otros campeonatos desde 2015 y yo creo que al final el éxito es el conjunto de todo, es del equipo.

P. Javi Valera te ha sorprendido o ya lo esperabas?

R. Esperaba un poco los resultados que se han producido, pero me ha sorprendido lo que beneficia al equipo el tener un piloto como él, porque aporta conocimientos muy buenos para poner la moto a punto, su experiencia y demás. Me ha sorprendido la parte interna, pero, en cuanto a los resultados, sí creía que serían los obtenidos.

P. Ilusionado con el CIV.

R. Sí, es un proyecto que me hace mucha ilusión, porque es el siguiente paso que debemos dar, hemos ido siempre poquito a poco desde que creamos el equipo, empezamos en el campeonato de Madrid, siendo subcampeones dos años, ganamos el Trofeo Open, el año pasado fuimos campeones en la RR Cup easyRace en todas las categorías, este año también hemos ganado en todos los títulos a los que optábamos y el siguiente escalón es el CIV para seguir evolucionando poco a poco.

P. Seguiréis con la S 1000 RR, ¿no?

R. Sí, todavía estamos decidiendo si vamos con la nueva o seguimos con la moto de este año, pero con BMW seguimos seguro. (Con la confianza de que podéis ganar el campeonato…). Sí, es una moto que ya llevamos tiempo conociéndola y creemos que es la mejor opción para poder optar a ganar el campeonato.

3 Respuestas para “JAVI VALERA, CAMPEÓN DE LA RR CUP EASYRACE 2019: “ES ALUCINANTE LO QUE PUEDE CORRER LA S 1000 RR””

  • José María muñoz dice:

    Todos los que llevamos años siguiendo el RACE o vamos a rodar alguna vez al jarama conocemos a Javi, lo de ir deprisa nadie lo duda, es una máquina, lo que te sorprende es lo buen tío que es, siempre sonriendo y si le pides un consejo te ayuda como si fueras su amigo de toda la vida. Un gran tipo. Felicidades.

  • Juan Pérez Craus dice:

    Felicidades, os vimos en Jerez, mi hijo te sigue desde que te vio hacer un caballito de pie en la salida de boxes, todas tus salidas allí estamos, se ve que disfrutas.

  • Santi Martin dice:

    Felicidades por el campeonato. Vimos la carrera del Jarama, vais como las balas, las dos BMW volaban.

Deja tu comentario