RURALKA: RUTA HACIA LAS LAGUNAS DE RUIDERA CON LA NUEVA BMW R 1250 RS

Soy Diego Grande, piloto, probador para prensa y amante de las motos. Hoy os cuento cómo ha sido la ruta por la provincia de Albacete gracias a la invitación de Ruralka On Road en colaboración con BMW Motorrad España, cediéndome la nueva BMW R 1250 RS.

Saliendo de Madrid los primeros kilómetros tocaba autovía, el control de velocidad favorece sobrevivir guiado por el GPS, por el temor de llegar tarde o perderme continuamente, algo habitual en mí. Tras unos aburridos kilómetros, donde pude familiarizarme con todos los controles, datos y demás que ofrece esta BMW (que no son pocos), decidí mirar el navegador como si de un ‘road-book’ del Dakar se tratase, buscando la alternativa donde hubiera más curvas o ese aliciente diferente del factor sorpresa. Pero, primero, una parada para dejar la moto llena de gasolina; me llama la atención el bajo consumo de 5l/100 km. De paso, aprovecho para estirar un poco las piernas, preparar cámaras y buscar la ruta alternativa fuera de la aburrida autovía.

Nada más comenzar la ruta alternativa, las cualidades de esta R 1250 RS sorprenden con dos caras. Por un lado, diría que es una moto fácil, cómoda y sencilla para sumar kilómetros sin problemas. Pero, por otro lado, si nos fijamos en la posición de conducción (un poco inclinado adelante) y la respuesta del motor con el modo Dinamyc Pro, al enlazar curva tras curva por esas carreteras secundarias con un chasis tan fácil de llevar, hace que se comporte de tal forma que te olvides del resto y saque su lado más deportivo, por lo que mi amplia sonrisa debajo del casco era más que notable.

Pasamos por varios pueblos manchegos como Tembleque, Puerto Lapice o Manzanares y ya nos acercamos al objetivo inicial marcado con Ruralka hoteles, las Lagunas de Ruidera, un paraje sorprendente que no te esperas en plena provincia de Albacete. Hubo un momento en que sus lagunas naturales y su paisaje provocó detenernos para poder verlo más tranquilo y valorar esa increíble estampa, merecía la pena unos minutos de retraso. Ya el hambre se notaba y el cansancio de esta primera parte del viaje, así que tocaba conocer el Hotel Albamanjón.

Este hotel rural llama la atención desde que llegas por estar ubicado en un edificio cubierto de hiedra con un molino de viento. Un lugar con gran encanto, a lo largo de mi vida he visitado muchos hoteles por trabajo, pero encontrarte esta sorpresa de un sitio tan cálido, con un personal tan atento y donde poder disfrutar de una comida de una altísima calidad, con vistas al arroyo de Alarconcillo y con un paraje frondoso de montaña, está claro que opinareis como yo que esa experiencia te “arregla” la semana por completo.

Tras terminar de comer, con mucho calor por la temperatura ambiente, sentí hasta un poco de envidia de los bañistas de las lagunas y la curiosidad de conocer algunas recomendaciones ofrecidas por el personal del hotel, como la cueva de Montesinos (a solo 4 kilómetros del hotel Albamanjón) o el museo del vino de Torre del Vino de Socuéllamos (a 25 kilómetros), aunque me tocó dejarlo para una futura visita, que seguro realizaré.

Había que volver a Madrid, pero pude desviarme unos kilómetros para devorar algunas carreteras secundarias donde poder disfrutar y poner a prueba el motor bóxer de 136 CV y su distribución variable del que tanto había oído hablar, y que me dejó encantado. Pero esto no había acabado y aunque se echó la noche encima, la iluminación Led completa me facilitó la conducción nocturna, además de una lluvia extrema repentina que pilló a todos los que estábamos en la carretera de improviso; tocó, pues, poner el modo Rain (de 10) y los puños calefactables, que hizo más segura la vuelta y mitigó el frío hasta aparcar la moto dentro del garaje.

A la vuelta pasamos por Ossa de Montiel, Alameda de Cervera, Aranjuez y terminó el día acompañado de una amplia sonrisa por haber disfrutado de una increíble moto como la BMW R1250RS y un destino sin palabras, el Hotel Albamanjon. Aun volviendo empapado y cansado, las buenas sensaciones y esta magnífica ruta te hacen sentir genial. ¡Gracias a Ruralka On Road y BMW Motorrad España por la experiencia!

RUTÓMETRO

Ida:

Madrid – Pinto – Aranjuez – Tembleque – Madridejos – Puerto Lapice – Villarte de San Juan – Manzanares – La Solana – Alhambra – Ruidera – Lagunas de Ruidera.

248 km – 3h 30 https://goo.gl/maps/dZJazU3hg2HX4P2g7

Regreso:

Lagunas de Ruidera – Ossa de Montiel – Tomelloso – Alameda de Cervera – Madridejos – Tembleque – La Guardia – Aranjuez – Valdemoro – Pinto – Madrid.

236 km – 3h 23 https://goo.gl/maps/8Ne25P2LNnRnhxeq9

Dónde comer y dormir: Hotel Rural Albamanjon, Parque Natural Lagunas de Ruidera.

Temporada recomendada: Todo el año.

Deja tu comentario