BOLT30 O COMO CONVERTIR UNA BMW R100RT EN UNA MARAVILLA

Hay motos y motos. Y sin duda alguna, esta BMW R100RT es de esas “Motos” que se deben escribir en mayúsculas. Es obra del taller valenciano Bolt Motor Company y hoy os vamos a hablar al detalle del proceso de customización de esta maravilla.

Con esta BMW R100RT se ha pretendido construir una ‘boxer classic’ muy diferente; algo que a primera vista puede parecer sencillo, pero que en el fondo no lo es porque la moto base utilizada en esta ocasión es una de las más comunes en el mundo de las customizaciones.

Se ha construido la parte trasera de la #BOLT32 desde cero. Cualquier persona con los conocimientos mecánicos suficientes se daría cuenta que hacer esto en una moto como esta no es nada sencillo. Los mecánicos de Bolt Motor Company han conseguido combinar un basculante, cardan y grupo de una BMW R 1200 moderna para conseguir montar un monoamortiguador central. Y acoplar el cardan moderno a la salida de secundario de una moto classic no es una tarea precisamente fácil. Por esta razón, no hay muchas BMW boxer classic con un monoamortiguador central.

La idea con esta customización siempre ha sido conseguir un aspecto agresivo, algo bestia, incluso. Por eso, se escogieron unas suspensiones delanteras MV Agusta de 58 milímetros con tija superior de MV Agusta Brutale y tija inferior triple MV Agusta F4. Es momento de destacar que los discos de freno están sobredimensionados, tanto delante como detrás. Concretamente, se han utilizado unas llantas traseras de una BMW R 1200 GS en ambos ejes con un radiado especial y neumáticos de gran medida (130 delantera y 160 trasera).

También merece una mención especial el sistema de instalación eléctrica de esta R100RT. En Bolt Motor Company han utilizado el mismo sistema de cable, conectores y terminales que los que se emplean en las escuderías de F2 para realizar todo el cableado de la #BOLT32. También se ha montado un sistema de encendido electrónico con centralita y rectificador-regulador de última generación. Asimismo, se ha reconstruido totalmente el motor.

Tampoco se puede dejar de comentar el sistema de escape, ya que han conseguido que esté formado por una sola pieza hasta el silenciador, sin utilizar soldaduras.

No obstante, una de las cosas que más llaman la atención de la #BOLT30 es su parte estética. Los colores combinan a la perfección y ponen el punto final a la hora de conseguir ese aspecto tan ‘wow’ que se estaba buscando.

Deja tu comentario