UNA OBRA DE ARTE DE TITANIO. “BIRDCAGE” POR REVIVAL CYCLES

BMW Motorrad va ofreciendo pequeñas adelantos de la que espera que sea su futura moto cruiser en la próxima década. En esta ocasión, el prototipo de motor bóxer de 1.800 cc refrigerado por aire se encarna en un espectacular chasis de titanio.

Hace unos meses, ya publicamos en la News que nuestra marca encargó a los personalizadores japoneses Custom Work Zon la preparación de una moto equipada con un motor de dos cilindros opuestos y casi dos litros de cilindrada,(https://www.bmwridersnewsletter.es/BMW/?p=19816): la Departed fue su obra de arte y tras el buen resultado, BMW Motorrad sigue explorando las posibilidades del motor bóxer y la imaginación de los mejores customizadores del planeta.

En esta ocasión, los preparadores norteamericanos de Revival Cycles han sido los encargados de fabricar la Revival Birdcage, una moto exclusiva. El jefe de Revival Cycles, Alan Stulberg, recuerda que “de BMW vinieron a nuestro taller con este impresionante bóxer, una caja de cambios y un diferencial trasero. Con eso, éramos libres de fabricar lo que quisiéramos”.

Seis meses para fabricarla

Lo que se pretendía era que el motor boxer de 1.800 cc fuera el único centro de atención de la moto, que se viera en su apabullante potencia se mirase a la moto desde donde se la mirase. Por eso lo envolvieron en un aéreo chasis multitubular de titanio, material ligero y de gran resistencia, inspirado en las jaulas de Maserati y Porsche de los 50 y 60 del siglo de pasado.

El chasis flotanteestá fabricado con 138 elementos de titanio cortados y ensamblados entre ellos de manera artesanal. Cubrieron el motor con placas de aluminio, así como el pequeño depósito de combustible, de sólo 3,7 litros de capacidad. Los escapes están fabricados por Ty Burham, maestro soldador, en titanio anodizado para un acabado aún más exclusivo. El escueto asiento es de fibra de carbono. Las suspensiones delanteras siguen el modelo del Telelever de BMW. La horquilla proviene de una BMW R 1150 GS. Para probar su funcionamiento antes pasaron por un simulador en el que analizaron su comportamiento en una situación real.

El trabajo artesanal también resalta en la palanca del cambio manual (invertido), en el lateral derecho de la moto. Con el pie izquierdo se maneja el único freno que tiene esta moto en la rueda trasera; no es necesario frenar la inercia del bóxer con otro freno delantero.

La rueda trasera, con una llanta de aluminio de 23 pulgadas, igual que la delantera. Su distancia entre ejes es de 177 centímetros y monta neumáticos slicks de Dunlop.

Los de Revival Cycles tardaron en fabricarla aproximadamente seis meses y consiguieron el objetivo de mostrarla en el Handbuilt Show que se organizaba en Austin (Texas) del 12 al 14 de abril de forma paralela al Gran Premio de las Américas.

BMW Motorrad quiere estar aún más presente en el continente norteamericano. Por ello quiere presentar una moto más grande que las motos más pequeñas del mercado europeo. Los estadounidenses pueden aprovechar mejor los motores grandes en las rectas interminables de sus aparentemente infinitas carreteras.

Deja tu comentario