BOLT MOTOR COMPANY: UNA K75 AL ESTILO ‘CAFE RACER’ EXTREMO

En esta ocasión os traemos el resultado de la transformación de una BMW K75, un trabajo muy alejado de las customizaciones que se suelen ver. Se trata de un encargo realizado por Bolt Motor Company, que una vez más nos sorprende con la calidad y resultado de las motos que salen de este taller valenciano.

En esta ocasión, lo que se ha buscado es un estilo ‘cafe racer’ pero llevado al extremo. Lo que se pretendía era conseguir un aspecto agresivo, casi fiero, y, por ello, se ha utilizado el tren delantero ajeno a la marca de la hélice.

Para que una moto customizada sea la delicia de su dueño, tiene que ser tan bonita por fuera como por dentro. Por eso, no sólo debemos fijarnos en la estética de una moto customizada. Debemos fijarnos muy bien en cuál es su estado para no pillarnos los dedos, empezando por revisar el motor y se restaure a poco que su deficiente estado lo aconseja, porque a la larga, lo agradeceremos. En el caso que nos ocupa, la K75 tiene el motor totalmente restaurado y su parte electrónica se ha modernizado confiando en Motogadget.

Lo realmente apasionante de las motos customizadas es que con una misma moto base se pueden llegar a mil resultados distintos. Aquí es donde entra el gusto del cliente y las manos del taller encargado de la customización. Las BMW son algunas de las motos más agradecidas en una customización porque abren un mundo de posibilidades. Se puede optar por el estilo más puramente ‘cafetero’ o llevarlo más al extremo, como es el caso de esta BMW K75. ¿Qué estilo preferís vosotros?

Creemos que esta K75 habla por sí misma. Fijaros en los detalles, en los acabados. Es una moto con muchísima personalidad, muy cómoda de conducir y que llama la atención allá dónde va. ¡Esperamos que disfrutéis de las fotos!

Deja tu comentario