LA RUTA 47 OFF ROAD

Por Gérard Mediavilla
Tras el éxito de La Ruta 47 (10.000 kilómetros por las 47 provincias españolas de la península Ibérica), Michelin me invitó a la presentación y prueba del nuevo neumático mixto para motos de tipo maxi trail que acababa de salir al mercado.

La verdad es que me sorprendió la invitación y no pude resistirme a un fin de semana rodando por las carreteras portuguesas en diferentes modelos de moto y un neumático como protagonista: El Anakee Adventure.

Me divertí. Corrijo: “Disfruté como un niño”. Sobre todo, cuando rodábamos por pista. Algún periodista me dijo: “Para ser tu bautizo off-road, ya le echas huevos”.

Sí, señoras y señores: He sido un motero 100% de asfalto desde mis inicios con la moto. Sin embargo, me ha enganchado eso del polvo. Pegar un acelerón y notar cómo culea la moto, pero con seguridad. La conducción resulta mucho más concentrada…

Con todas las motos me sentí muy a gusto, pero sin duda, la BMW F 850 GS es la que se lleva el primer premio. Entré en casa con una sonrisa de oreja a oreja y por unos días fui con los pies un palmo por encima del suelo, vamos… “Feliz”.

El reto de la Ruta 47 ya pasó y lo añoro todo: la preparación, el diseño de las rutas, el viaje, las experiencias, la gente, los olores, los sonidos… De repente até cabos y pensé: Lo que me he divertido por lo marrón en Portugal, más un nuevo neumático igual a La Ruta 47 Off Road. Las matemáticas no fallan.

Así que cargué mi mapa topográfico en el ordenador y me puse manos a la obra con la primera etapa: Cap de Creus – Barcelona. No fue muy difícil ir empalmando pistas, pero sí costoso. Al cabo de un mes ya tenía mi primer boceto. Serían 47 etapas para ir de capital en capital.

Me puse en contacto con Marketing de BMW Motorrad España para presentarles el proyecto y les encantó. Bueno, sus palabras fueron ¿10.000 kilómetros? ¿Por España? ¿Seguro? Si lo haces cuenta con la moto, la F 850 GS Adventure.

Yo estaba pensando en una moto más ligera: La F 750 GS, incluso la G 310 GS. Habrá muchos caminos complicados y siempre se saldrá de un apuro más fácilmente con una moto de poco peso. Pero vamos, que, si hay que hacerlo con la 850 GS ADV, se hace y punto.

Tengo la moto, tengo las herramientas, tengo el tiempo, y sobre todo tengo la ilusión. Las ganas de retarme a mí mismo. De cero a cien, de asfalto a tierra, durante 47 días seguidos. No va a ser fácil, pero va a ser divertido.

Lo que no tengo es ni dinero ni entrenamiento. Respecto a lo primero, como es vital descansar bien y poder aguantar los 47 días, necesito ir a hoteles, además, hay que sumar la gasolina, la comida, más imprevistos… ¡A tirar de patrocinadores! Las dos marcas líderes en su sector (BMW Motorrad y Michelin) han apoyado mi segundo proyecto personal, tras analizar los resultados del primero. Ahí lo dejo.

Para lo segundo, necesitaba una moto ligera, barata y dura. Javier, de BMW Motos Javier, me ofreció una BMW 650 GS del año 2000 que estaba muy bien y con algunos extras como cubrecarter, y la posibilidad de desactivar el ABS, fundamental para rodar en pista.

La compré para aprender y como un niño con zapatos nuevos me decidí a dar una vuelta un domingo. El trazado en principio no era complicado pero la realidad es otra. Javier, que me acompañaba, tuvo que darse la vuelta. Demasiado aguantó con la R 1200 GS con neumáticos de carretera. Yo, continué y no me fue mal, pero decidí dar la vuelta al llegar a un enorme charco de unos 10 metros de largo sin posibilidad de esquivarlo. Solo, primer día que salgo, barrizal y con neumáticos así, así…

La segunda vez también tuve que dar la vuelta cuando se me acabó la pista en un monte de un lugar perdido. En las dos veces me dolía todo el cuerpo a la vuelta, pero era bonito y reconfortante para el alma.

Ahora faltaba ponerle fecha al reto. Invierno, descartado. Verano también. Hay zonas de España que prohíben circular por riesgo de incendio. Otoño, NavaRider Day, ¡imposible! Puedo en primavera, pero para el 1 de junio tengo que estar de vuelta para organizar Wow Rider. ¡Decidido!: Abril y mayo. No me entusiasman mucho estos meses que suelen ser lluviosos, pero en el peor de los casos proporcionarán un toque de aventura.

Según diseñaba las etapas, me iba dando cuenta de que no es tan fácil rodar off-road. A la dificultad en sí, hay que añadir el hecho de que existe una legislación. Incluso un ayuntamiento puede prohibir el acceso por pistas de su término municipal. Esto me quitó un poco las ganas por la terrible labor de documentación que iba a necesitar, pero entonces se me ocurrió la clave: “En España hay miles de moteros off-road que se conocen las pistas de su zona como la palma de la mano”. Doy por hecho que cuando salen a dar una vuelta con sus vehículos, lo hacen por pistas legales y ¿quién mejor que ellos para diseñar una ruta? Así que la Ruta 47 va a ser una ruta de todos para todos. ¡Voy a grabar un vídeo pidiendo ayuda!

El vídeo tiene que ser corto, directo y de buena calidad, como un anuncio de TV. Llamé a Dimas Lasterra, profesional del vídeo, buen amigo y motero curtido en on y en off-road y quedamos en su estudio para grabarlo. Ya de paso voy a hacer dos, pensé. En uno voy a mostrar lo que tengo y en otro lo que quiero conseguir.

Esa mañana, grabamos el primero ya que tenía hecho el guión totalmente y Dimas me convenció para grabar el segundo en exteriores, pero lo grabaríamos otro día. Mientras llegaba el momento de hacer el segundo vídeo, completé el montaje del primero y lo subí a Youtube. La acogida fue muy buena. Un vídeo corto, directo y agresivo para mostrar en poco más de un minuto que España es el paraíso de la moto.

Llegada la grabación del segundo vídeo ya tenía terminado el guión. Nos desplazamos a la Sierra de Aralar en Navarra, yo con mi 650 GS, y comenzamos a hacer tomas. Una vez montado, lo colgué en Youtube, envié un correo a cada miembro registrado en www.motorutas.com y aquí empezó mi sorpresa. La gente comenzó a registrarse en www.laruta47.com a un ritmo desconocido hasta entonces. Comencé a recibir decenas de ‘emails’ de felicitación por la iniciativa, comentarios en redes sociales y algunos empezaron a decir que iban a corregir algunos ‘tracks’. Incluso recibí por Whatsapp mi propio vídeo. Noté que cada vez la Ruta 47 Off Road tenía más sentido y más fuerza así que decidí crear la figura del colaborador.

Tiene que consistir en algo más profesional que hacer un grupo de ‘watchapp’ donde estén todos los colaboradores. Cada uno debe recibir sólo la información necesaria y poder ponerse en contacto con otros colaboradores de su etapa para elaborar un ‘track’ fiable y definitivo.

El verdadero objetivo es abrir una vía legal para que cualquier motero maxi trail, usuario de quad o de 4 X 4 pueda recorrer la península ibérica por lugares que pocos lo han hecho.

Con todo esto, las pautas para diseñar el ‘track’ de cada etapa son las siguientes:

  1. El 100% deben ser caminos y pistas legales.
  2. En al menos un 90% se tiene que poder hacer con cualquier vehículo off- road.
  3. Se deben poder culminar en un día.
  4. La dificultad debe ser mínima.
  5. Quiero que la Ruta 47 Off Road visite los cuatro faros más al Norte, Sur, Este y Oeste. Tras recorrer La Ruta 47 ON, me enteré que el faro más al Oeste no es Finisterre, el que visité, sino el Faro de Touriñan. Esta es la ocasión perfecta para conocerlo.

Una semana después de la publicación del segundo vídeo, ya están verificadas por los colaboradores, tres etapas: Bilbao – Santander, Palencia – Burgos y Málaga – Córdoba. Para el resto hay colaboradores en al menos la mitad de las provincias.

Si no ocurre ningún imprevisto el 1 de abril arrancaré con la primera etapa y publicaré un calendario. Si alguien se anima a acompañarme unas horas, o unos días, será bienvenido teniendo en cuenta que en ningún caso iremos más de cinco vehículos.

Y por último, si el editor de la News me lo permite, quiero dedicar estas líneas que he escrito a todos los que están haciendo posible la realización de un sueño y en especial a todos los colaboradores que se van uniendo en el camino.

La Ruta 47 la hacemos entre todos.

Deja tu comentario