BOLT MOTOR COMPANY: BMW R100S, UN MARAVILLOSO EJEMPLO DE CUSTOMIZACIÓN

Los amantes de las BMW clásicas están de enhorabuena, porque en esta ocasión os traemos una moto que os va a encantar. Se trata de una BMW R100S del año 78 customizada por el taller valenciano Bolt Motor Company. Estamos ante un maravilloso ejemplo de que, a veces, menos, es más.

Con esta BMW R100S no se ha pretendido hacer nada extremo, simplemente se le ha dado un lavado de cara para dejar una moto muy bonita y práctica. Se ha optado por un estilo ‘bobber’ pero con asiento doble, intentando cuidar al máximo todos los detalles para conseguir ese estilo limpio y elegante que caracteriza a las BMW clásicas.

Para conseguir este resultado, se han utilizado controles de manillar y horquillas originales. Eso sí, las horquillas se han rebajado unos 80 milímetros. Lo mismo se ha hecho con el faro (también original), modificando los puntos de sujeción para bajarlo y así conseguir un resultado más en sintonía con el depósito.

Como no podía ser de otra manera, las llantas son originales y simplemente se han pintado en negro. Los neumáticos son Shinko y los amortiguadores Hagon. Siguiendo la línea clásica, se ha optado por un asiento en piel marrón envejecida.

Cuando hablamos de customizaciones, se suele optar por dos líneas: o por trabajos muy arriesgados donde se busca un resultado muy diferenciador o por un estilo más clásico, que lo que pretende es emular ese estilo tan puramente ‘cafetero’ que tanta gente sigue. Independientemente de cuál sea tu idea, lo importante para conseguir un resultado bonito y funcional es ponerse en unas manos expertas y elegir la moto base adecuada y que esté en buenas condiciones.

A continuación, os dejamos más fotos de esta BMW R100RS customizada por Bolt Motor Company para que no os perdáis ningún detalle.

Deja tu comentario