CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: ENCUENTRO EN LA VECINA PORTUGAL

Cerrando las actividades programadas del año 2016, se convocó a los socios del Club BMW Touring de España a un encuentro fuera de nuestras fronteras, en la vecina Portugal.

Los días 4, 5 y 6 de noviembre se llevó a cabo ‘Serra da Estrela’ en la singular ciudad de Covilhã, situada en la zona central de Portugal, a los pies de la sierra que da nombre a este encuentro. Un lugar muy próximo a España, pero generalmente desconocido por no ser paso obligado para visitar tantos y tantos puntos interesantes que alberga Portugal.

El lugar elegido para ese fin de semana está situado en los montes Hermínios, a 1.200 m de altura. El alojamiento elegido fue la ‘Pousada Serra da Estrela’, un edificio que se inauguró en 1944 como hospital para tratamiento de enfermedades pulmonares. Este hospital se construyó con gran acierto con los lujos de una residencia de montaña. El imponente y a la vez acogedor edificio se abandonó pasado los años y quedó a merced de las inclemencias del paso del tiempo. Fue el arquitecto Souto Moura quien lideró su reconstrucción con el objetivo de transformarlo en lo que hoy es uno de los mejores hoteles de Portugal.

Las vistas a la montañas y valles que rodean al hotel son magníficas, los árboles, lagos y peñas procuran rincones muy singulares y cada uno de ellos asombra al visitante. La naturaleza se muestra exuberante.

La asistencia de los socios del club y algunos invitados fue muy numerosa, casi nadie quería perderse la última oportunidad del año para encontrase con los amigos del Touring.

Con una inscripción de 72 solicitudes y 119 personas como asistentes, cumplimos con las mejores expectativas para esta época del año, que jugó con nosotros cambiando las previsiones meteorológicas continuamente.

El día de llegada nos recibió con agua y una niebla espesa que nos sumergió en un ambiente de misterio y nos ocultó la montaña. Los participantes fueron acudiendo desde los lugares más dispares de la península, incluyendo un nutrido grupo de residentes ceutíes desde el continente africano. A la hora del almuerzo ya éramos un importante grupo que en cuanto estuvimos alojados nos dispusimos a subir a comer a la sierra. El punto elegido está situado en torno a los 1.500 m de altura en el lugar de Penhas de Saúde. El restaurante seleccionado, ‘Varanda da Estrela’, nos agasajó con un menú de platos típicos.

A lo largo de la tarde fueron llegando el esto de asistentes y la ‘Pousada’ se transformó en la sede del club BMW Touring con un ambiente muy acogedor. Conforme se fueron alojando los participantes nos fuimos reuniendo en los salones del hotel. A la hora de la cena, se dio la bienvenida a todos y se disfrutó de un menú a base de platos gastronómicos de la tierra en el que no podía faltar el bacalao y el vino de la región. La velada se prolongó en la cafetería hasta bien entrada la madrugada.

El sábado se despertó sin niebla en el punto de salida, pero con un poco de lluvia que no impidió que se pudiera seguir el programa previsto. A la hora establecida se puso en marcha la caravana de motos, descendiendo unos pocos kilómetros hasta la ciudad de Covilhã, haciendo parada en la plaza del Ayuntamiento, reagrupándose las motos y continuando la marcha hacia Belmonte, cuna de conquistadores (Pedro Alvarez Cabral descubridor de Brasil en 1500).

En Belmonte pasamos por el pequeño barrio judío para llegar al castillo (ordenado construir por Don Sancho I en 1199), donde pudimos pasear por su interior y disfrutar de su arquitectura muy bien conservada y adaptada con acierto para usos diversos. Desde lo alto de la muralla pudimos disfrutar de sus vistas a la ciudad y a la sierra.

Partimos enseguida con rumbo a Manteigas por la N-232, carretera sinuosa pero bastante ligera por el valle del Zécere. Pudimos contemplar las construcciones típicas de esta región, casas rurales construidas con una piedra marrón que las hacen muy características. La lluvia nos acompañó insistente por el valle hasta la llegada a Manteigas. Después de atravesarlo, nos dirigimos a la carretera N-338, quizás el tramo más bonito para disfrute de nuestras motos. Las nubes quedaron a media altura y nos permitió ver lo magnífico del valle en gran medida. La carretera, con los árboles perdiendo sus hojas, regalaba imágenes otoñales en cada curva.

Después de unos pocos kilómetros, el trazado se encuentra con un macizo de roca donde se sitúa el Covão de Ametade, iniciándose una espectacular subida con pendientes del diez por ciento para llegar en muy pocos kilómetros hasta la cota 2000, punto más alto de Portugal en la península. Llegada a la estación de esquí de Torre (única de, país luso), donde nos esperaba un tentempié de productos típicos. La subida la hicimos con una densa niebla y la temperatura llegó a descender hasta los dos grados.

Una vez que se recuperaron las energías con el tentempié, iniciamos el descenso por el mismo camino que habíamos ido, en dirección de nuevo a Manteigas. Esta vez el recorrido lo pudimos hacer con menos niebla desde la cota 1.750 m, en pocos kilómetros volvíamos a ganar temperatura y atravesamos de nuevo el valle glaciar del Zécere.

En Manteigas tomamos dirección oeste por la N-232, sentido Gouveia, un tramo de curvas rebeldes y empinadas bajo unos árboles espectaculares de colores otoñales. Pasamos cerca de Penhas Douradas y a unos cuantos kilómetros, cuando la carretera ya descendía, tomamos una pequeña carretera que enlaza con la N-339 hacia Seia. En esta ciudad nos esperaba una agradable comida y visita a un museo singular que se sitúa en un entorno muy cuidado y acogedor. El ‘Museu do Pão’, es un establecimiento donde se trata la historia del pan con mucho mimo.

Después de comer partimos rumbo a la ‘Pousada’ por el camino más corto, la N-339, que sube el puerto hasta Torre. La niebla nos volvió a envolver subiendo y bajando la parte alta del puerto, pero cuando nos dejaba alguna tregua pudimos contemplar la inmensidad de Serra da Estrela, sus vistas increíbles con sus lagos, sus macizos de roca  y el verde de sus vegetación. Cuando la vista lo permitía podíamos ver los alrededores de la sierra con los pueblos diseminados en la lejanía.

Llegada a la ‘Pousada’ para descansar y disfrutar hasta la hora de la cena de sus instalaciones, piscina interior, sauna, etc.

La tarde dio paso a una noche cada vez más despejada, las estrellas hicieron su aparición y la vista nocturna de la ciudad de Covihã sorprendió a los que tuvieron tiempo de contemplarla.

Cena de gala para despedir el evento, con un delicioso menú portugués. Se sortearon algunos regalos de los patrocinadores habituales. El club aportó una chaqueta BMW y una inscripción para las próximas salidas; el hotel una estancia con cena incluida, y también hubo para las damas algunos detalles con un sorteo exclusivo para ellas.

Después de la despedida y agradecimiento a todos los colaboradores, se pasó a la zona de recreo preparada para el relax, con discoteca, barra de bar y salón de juegos.

El domingo 6, los que tenían más kilómetros por delante empezaron temprano a ponerse en ruta. El día, que amaneció espectacular, nos dejó ver la Serra da Estrela inmensa y espléndida. Los amigos nos fuimos despidiendo con pena hasta el próximo año donde nos podremos encontrar de nuevo en cualquier rincón de la península. Los grupos de moteros tomaban diferentes rumbos con el mejor sabor de boca de esta salida que ha cerrado el calendario de 2016.

Damos las gracias a todos los participantes por su osadía de asistir en moto a pesar del mal tiempo. Asimismo, damos las gracias a todos los colaboradores que han participado en el desarrollo de Serra da Estrela y al Club BMW Touring de España por facilitar la plataforma que nos une a todos en nuestra pasión por viajar en moto con los amigos. También hacemos mención de todo el personal de la ‘Pousada’ que nos ha atendido con total diligencia y han realizado con gusto su trabajo para que nos sintiéramos muy confortables en sus instalaciones.

Por Fernando García

Fotos: Fernando García y Pepe Muñoz

Una respuesta para “CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: ENCUENTRO EN LA VECINA PORTUGAL”

  • Felix dice:

    Muchas felicidades Fernando por esta exitosa salida y por la excelente crónica, donde has plasmado lo bien que lo pasasteis¡¡¡
    Una pena no poder asistir esta vez…

Deja tu comentario