CLUB BMW TOURING: CRÓNICA XVI NACIONAL MÁLAGA

Corría el año 2013 cuando aquí unos servidores, organizando la comida de Navidad del Sur, en la sobremesa posterior, entre copas y risas, se nos ocurrió una pregunta: ¿Por qué no organizamos la Nacional 2016 que no está asignada aún? Whatsap a la junta directiva ofreciendo la organización. Empezamos a soñar y dos años y medio después, aquí estamos.

Málaga se viste de gala para recibirnos

Del 29 abril al 2 de mayo celebramos en la capital de la costa del sol la XVI Reunión Nacional del Club. El evento reunió a más de 70 motos y 130 asistentes venidos de toda la geografía española. Elegimos el hotel NH por su excelente ubicación, en el centro de la ciudad.

A lo largo de la tarde fueron llegando los amigos socios asistentes. Tras los saludos y abrazos, nos dirigimos al restaurante el Palmeral, en el Muelle 2 del puerto de la ciudad, donde degustamos una selección de platos típicos malagueños, seguida de una agradable velada de sobremesa en su terraza marinera.

El sábado 30, a las 9:30 horas, con puntualidad inglesa y escoltados por la policía local, pusimos rumbo hacia la zona occidental de nuestra montañosa provincia, recorriendo Almogía (cuna de los Verdiales, baile típico malagueño), Villanueva de la Concepción, El Torcal y, seguidamente, hicimos una breve parada en la Venta Museo El Molino Blanco, para descansar y recuperar fuerzas. Continuamos hacia el Valle de Abdalajís, Alora, El Chorro, donde pudimos contemplar el desfiladero de los Gaitanes y el mundialmente conocido Caminito del Rey. Seguimos ruta alrededor de los pantanos Guadalhorce, Guadalteba y Conde de Guadalhorce, también conocidos como la costa interior malagueña, donde se funde el azul del cielo con el verde de los pinos, creando un espectacular turquesa caribeño en sus aguas. Parada en el restaurante El Mirador del Chorro, fantástico balcón sobre el embalse, donde nuestro amigo Juan Antonio nos alimentó con su famoso plato Juan de la Montaña, del que sólo pudieron dar buena cuenta de él los más hambrientos.

Ya de regreso en Málaga, disfrutamos de una visita guiada magistralmente por la Asociación Cultural Zegrí, que, partiendo de la plaza de la Constitución, finalizó a los pies de la Alcazaba y Teatro Romano, para contemplar 2.000 años de historia. Tras esta visita, tuvimos la oportunidad de cenar en el restaurante El Pimpi, afamado local del centro de Málaga, donde las tradiciones malagueñas son, en su gastronomía, sus señas de identidad.

El domingo tocó madrugar un poco, pues a las 9 de la mañana pusimos rumbo a la zona oriental de la provincia. Empezamos por la reconocida subida a Olías, mítica carretera de montaña en los rallys nacionales, continuando ruta por el mirador de la Axarquía, donde nos sorprendió una densa niebla. Continuamos hacia Comares, Benamargosa, Triana y Trapiche, haciendo una parada técnica de reagrupamiento. Seguimos hacia Periana, para adentrarnos en el boquete de Zafarraya, depresión natural en el Sistema Penibético que une la Sierra de Almijara con la provincia de Granada.

Llegamos a Alhama de Granada y la policía local nos estaba esperando para guiarnos hasta la plaza de su Ayuntamiento, donde tuvimos la oportunidad de realizar una breve visita guiada por sus tajos y por sus reviradas calles de origen musulmán. Después de un breve refrigerio para reponer fuerzas, que el calor apretaba un poco, continuamos ruta hacia Málaga, no sin antes pasar por Zafarraya, Alfarnate, Colmenar, para continuar bajando por el parque natural Montes de Málaga, ofreciendo una impresionante vista de la bahía de Málaga tras cada curva.

Ya entrando en la capital, nos esperaba la policía municipal para llevarnos de forma magistral por las calles malagueñas al restaurante El Balneario, donde, abrazados por el mar de Alborán, pudimos degustar los típicos espetos de sardinas, boquerones, como no podía ser de otra forma, y un excelente arroz caldoso tierra y mar. Tras el almuerzo, la sobremesa se alargó amenizada por el magnífico grupo de flamenco Cantando Bajito, que nos hizo bailar algunas sevillanas y rumbas en el inmejorable balcón Mediterráneo, donde algunos se quedaron hasta el anochecer.

La noche fue clausurada por una cena de gala dedicada a los ‘Oscars Malagueños’, pues coincidía con la clausura del Festival de Cine Español. El salón se vistió de estrellas, de negro y oro, y en la entrada la alfombra roja, por la que paseamos con todo nuestro glamour, todos los asistentes. Posamos en el espléndido photocall, la ocasión lo merecía. Compartimos copas, bailes y risas hasta bien entrada la madrugada. Fue la mejor despedida a tres intensos días vividos en nuestra maravillosa ciudad.

Soñábamos con una salida de película y hemos vivido una salida ‘De Cine’. Gracias club BMW Touring de España por hacerlo posible.

M. Carmen, Tania, Manolo, Rafo

Deja tu comentario