CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: MÉRIDA MMXVI

El encuentro ‘Mérida MMXVI’, se llevó a cabo el primer fin de semana del mes de abril con gran éxito de participación, 76 inscritos, que disfrutaron de la segunda de las actividades incluidas en el programa del Club BMW Touring de España” de 2016.

Bajo la atenta dirección de los veteranos Esperanza y Ginés, el encuentro se desarrolló con un apretado programa de actividades que no dejó un instante para el aburrimiento, encontrándose todos los participantes desde su llegada en un ambiente motero ameno y distendido. El carácter acogedor de la histórica y milenaria ciudad de Mérida, predispuso a un encuentro entrañable que dejó muchos y buenos recuerdos a todos.

Allí nos vamos

La reunión empezó con un estupendo día soleado de primavera, que recibió a los socios durante la mañana del viernes a la ciudad. Poco a poco se fue juntando un nutrido grupo con la sana intención de aprovechar el viernes a tope de la mejor manera. Para ello, nada mejor que una comida en las instalaciones del campo de golf Don Tello para aquellos privilegiados que pudieron incorporarse a tiempo. Comida al solecito, rica y abundante, asesorados por Pedro Manuel, responsable del club de golf.

El resto de los participantes fueron llegando desde todos los rincones de la península a lo largo de la tarde, registrándose en el hotel Mérida Palace, en pleno corazón de la ciudad que le da nombre.  Bonito espectáculo el de la Plaza Mayor, donde se entretienen emeritenses, turistas y moteros.

Las motos aparcadas en una zona reservada delante del hotel, hacen las delicias de todos los que se acercan a esta plaza. Las terrazas, quioscos y tenderetes de mercadillo hacen que la plaza esté vibrante y activa, con los participantes integrándose en el ambiente rápidamente, pasando la tarde distendida y relajada.

Después de la recepción y acomodo de todos los participantes, se dio inicio al programa previsto. A las diez, cena en los salones del hotel, un bien elegido menú entretuvo a los participantes que disfrutaron de conversación y viandas. Al finalizar, se agradeció la asistencia a los presentes, haciéndose entrega del carné a los nuevos socios. A continuación, Ginés inició el briefing correspondiente, dando paso a las copas y tertulias.

Sábado. Nueve de la mañana. En la plaza mayor de Mérida empiezan a rugir los motores de las motos y los moteros se preparan ansiosos para iniciar la marcha. Con ayuda de la policía municipal para salir en grupo de la ciudad, empieza la ruta. Destino, Jerez de los Caballeros, la ciudad de las torres, cuna de conquistadores y templarios. Dignos de mención, Vasco Nuñez de Balboa y Hernando Méndez de Soto.

La ruta nos lleva a Alange, con sus  termas romanas. Unas maravillosas vistas de la presa y las inmediaciones del pantano, hacen este primer tramo especialmente agradable y entretenido. Saliendo de Alange, con dirección a Palomas y Hornachos, la serpiente de motos avanza ligera y compacta con la ayuda de un incansable grupo de ayudantes de la organización que van haciendo un impecable trabajo para que nadie se extravíe.

El grupo se dirige a Zafra, donde se detendrá brevemente en la feria internacional ganadera para estirar las piernas al sol y dar alivio a los  cuerpos que lo necesiten. En media hora se reinicia la marcha atravesando Zafra con dirección a Fregenal de la Sierra. El asfalto en buenas condiciones permite disfrutar de unos kilómetros ligeros y muy entretenidos. El campo extremeño nos ofrece sus mejores galas de primavera.

Llegando a Fregenal de la Sierra, nos desviamos rumbo a nuestro destino programado, Jeréz de los Caballeros, con su majestuoso castillo que nos avisa de la grandeza de esta ciudad. En la plaza del caballo y bajo la atenta mirada de Vasco Nuñez de Balboa, nos espera un almuerzo especial, con tortillas variadas y pulguitas de jamón ibérico de bellota D.O. Jabugo, como si no fuéramos a volver a comer en todo el día. Las motos inundan la plaza y damos cuenta de los aperitivos preparados. Para rebajar los excesos del almuerzo, nada mejor que un paseo por las callejuelas de la ciudad que suben y bajan, visita al castillo templario, a la plaza del ayuntamiento y a alguna de sus iglesias.

La ruta de vuelta, más corta, pero no por ello menos vistosa. Nos dirigimos al valle de Santa Ana para tomar la carretera BA-152, estrecha y bastante entretenida, que nos lleva a Salvatierra de Barros y, posteriormente, a Almendralejo. Extremadura nos enseña sus dehesas, encinas, jaras en plena flor, gorrinos de pata negra y cigüeñas por doquier.

De Almendralejo buscamos la manera de llegar de nuevo al pantano de Alange y de ahí, paralelos al río Guadiana, tomamos la misma carretera   que anduvimos por la mañana para llegar al restaurante del campo de golf Don Tello. De nuevo, Pedro Manuel nos agasaja con sus mejores platos y delicatesen, incluida la morcilla de Sabiote, población jienense, homenaje al road-líder. Para bajar la comida, nada mejor que una visita a Mérida acompañados por guías que nos descubren más de un secreto de la ciudad.  Una pequeña Roma donde conviven verdaderas joyas históricas con el día a día de sus habitantes.

Y para finalizar, cena de gala en el hotel, sorteo de regalos, copas y música para los más marchosos.

El domingo por la mañana se suceden las despedidas y las motos van desapareciendo poco a poco. La plaza mayor de Mérida, que se despereza lentamente, recupera su estado normal como un domingo de primavera cualquiera. En pequeños grupos de motos y sin hora definida, los asistentes van tomando rumbo a los diferentes destinos, los amigos van de regreso a sus puntos de origen con la ilusión de que se volverán a encontrar pronto en la próxima salida del Club BMW Touring de España.

Nuestro más sincero agradecimiento a Ginés y Esperanza por su dedicación y todos sus esfuerzos para que una vez más se haya hecho posible la reunión de amigos del Club BMW Touring de España.

Crónica: Lola Gómez

Fotos: Fernando García

Deja tu comentario