CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: VISITA A CEUTA

En la cena de despedida, una de nuestras encantadoras anfitrionas, Isa, nos contaba que cuando decidieron programar esta salida a Ceuta, no esperaban contar con más de doce asistentes. Pues bien, 38 motos y 75 personas nos plantamos en Ceuta.

Y lo hicimos, el plantarnos en Ceuta, para experimentar lo que nos tenían preparado nuestros amigos del ‘Comando Caballa’: Chema e Isa, Pepe y Vicky, Bruno y Concha, Enrique y Marta, Julio y Valle. Que menos podíamos hacer para devolverles su esfuerzo de integración al Club Touring, saltando el estrecho en tantas salidas, independientemente de lo lejos que se encuentren desde su ciudad.

Del 5 al 7 de junio, Ceuta fue un destino que todos recordaremos como irrepetible. Porque es algo más que una ciudad, es algo entrañable para todo español que se honre, es un trozo básico de nuestra profunda historia, es un entorno geográfico bellísimo y los Caballa son gente maravillosa que nos tenían preparado un programa espectacular, cuidado al mínimo detalle.

No conocía Ceuta y me emocionó pisar estos parajes que se adentran en el origen mitológico de nuestra historia. Cuando Hércules viajó a la isla Eriteia (Cádiz) para completar su décimo trabajo, a fin de robar los bueyes de tres cuerpos del gigante Gerión para entregárselos al rey Euristeo, se encontró con el estorbo de la montaña que unía África y Europa. Para ello tuvo que abrirse paso, originando la brecha entre Kalpe (Gibraltar) y Abila (Ceuta). A partir de ahí, el fin del mundo conocido se abrió para los que buscaban nuevos horizontes. Las dos Columnas de Hércules se incorporaron en el escudo de España en tiempos del emperador  Carlos I, flanqueadas por el lema ‘Plus Ultra’ (Más Allá).

Esa península de Ceuta que mira a Europa por su bahía norte y a África por su bahía sur, nos recibía el viernes con un ligero viento de levante, ideal para almorzar con los amigos un magnífico pescado en el chiringuito de Hussein situado en la playa de la Ribera. Tuvimos tiempo suficiente para dar un paseo por las calles del centro de la ciudad, descubriendo un entorno urbano animadísimo, limpio y cuidado, que a todos nos sorprendió.

Preparados para la cena, previamente fuimos recibidos en el Salón del Trono del Ayuntamiento por el  Excmo. Sr. Presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, quien nos dejó bien claro el espíritu acogedor de esta ciudad tan singular. Nuestros anfitriones habían preparado la cena en el Centro Gallego de Ceuta, en pleno recinto histórico de las Murallas Reales. Un fantástico menú, en un lugar interesante y único.

El sábado, temprano, todos estábamos listos con los depósitos llenos para hacer una atípica y ‘larga’ ruta de 25 kms. Iniciamos con una visita guiada a las Murallas Reales, algo obligado para entender la estructura de la ciudad, su evolución a lo largo de los siglos y su protagonismo en el hecho de que la bandera de España ondee en su baluarte. Desde allí, salida hacia Benzú y la frontera marroquí bordeando la bahía norte. Desde su mirador pudimos contemplar, envuelta en brumas, la impresionante Mujer Muerta, el borde montañoso norte del Atlas, mientras Isa nos explicaba los orígenes mitológicos del estrecho. Un té con pastas y de nuevo a las motos para hacer unas curvitas subiendo al monte García Aldave, donde nos esperaba el plato fuerte de esta salida.

Y el plato fuerte era pasar la mañana en lo que fue cuna de la Legión: El acuartelamiento García Aldave del 2º del Tercio Duque de Alba, para asistir a la formación del Sábado Legionario conmemorativa de la entrega de la Laureada de San Fernando. Resulta difícil encontrar palabras que describan lo vivido allí. Algo emocionante, todo un honor, un privilegio inolvidable.

La verdad es que el ‘Comando Caballa’ se lució logrando que las autoridades militares permitieran al casi centenar de moteros acompañarles en unos actos tan íntimos y familiares. Pudimos vivir con la familia legionaria su fiesta, charlar con ellos, para terminar introduciendo las motos en el patio de armas del cuartel ante el Cristo de la Buena Muerte, que justo acababan de entronizar. Fue una experiencia que recordaremos siempre.

De nuevo a las motos para descender el monte y dirigirnos al lugar del almuerzo, pero esta vez haciendo ruta por la bahía sur hacia el monte Hacho, la punta septentrional de África. Tras un paso rápido por la televisiva barriada de El Príncipe, donde encontramos otra concentración de Goldwing, ascendimos al mirador del Desnarigado en pleno monte Hacho. Allí, nuestra encantadora amiga Isa nos ilustró de nuevo con historias y leyendas fabulosas del lugar. A poca distancia nos esperaba un buen almuerzo, con un menú de lo más representativo de la cocina marroquí, en el restaurante Oasis.

El descenso del monte por la ladera de la bahía norte, tiene unas vistas espectaculares de Ceuta y el estrecho. El nuevo destino era el puerto, donde embarcamos para navegar el Foso de las Murallas Reales, único foso medieval navegable de Europa, que permite pasar de una bahía a otra y divisar bien desde el mar la ciudad, su orografía, estructura, murallas y monumentos.

Está claro que nos sobró casi toda la gasolina del depósito en esta mini ruta atípica, pero cuando nos juntamos para la cena, el comentario general era que la ruta nos había dejado a todos las mejores sensaciones. La cena, el ambiente, el sorteo de regalos, donde cada participante se fue con el suyo, estuvo como siempre es habitual en el Club Touring: a una gran altura de calidad y amistad. A pesar de que a muchos les esperaba un largo regreso el día siguiente, optaron por seguir la sugerencia de nuestros anfitriones de ir a tomar unas copas al Cielo de Ceuta, en el parque del Mediterráneo, obra póstuma del artista canario César Manrique. Sin duda fue algo que mereció la pena, pues todo el parque compone un espacio público que no hay que dejar de visitar.

Cuando regresábamos a la península en el barco, estoy seguro que todos sentimos un poco de nostalgia al ver alejarse Ceuta y sus gentes. Pero al fin y al cabo, algo estrecho nos une… y es tan fácil volver…

Crónica: Juan Jordano
Fotos: Pepe Muñoz

2 Respuestas para “CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: VISITA A CEUTA”

  • Pepe sanchez Jordán dice:

    Gracias juan por habernos dejado esta magnifica crónica para el recuerdo
    Eres único para sintetizar de forma impecable tan buenos momentos que pasamos juntos
    El comando caballa te recuerda que en este pequeño rincón español tienes tu casa

  • Isa dice:

    Gracias por tu magnífica crónica de un fin de semana genial en el que este grupo de caballas pudimos compartir nuestra tierra con todos vosotros. Un abrazo
    Chema e Isabel

Deja tu comentario