Advantec

Primera salida del 2014 del Club BMW Touring de España

Por Juan Jordano
Muchas ganas de juntarse tenían los miembros del Club BMW Touring de España, pues la salida a Sevilla congregó a 75 motos, todo un récord. Variada gastronomía, la belleza paisajística de Sierra Morena, entre otros lugares, y sorpresas supusieron un gran atractivo para los participantes.

Sevilla tiene un color especial

No sé si es porque Sevilla tiene un color especial, o porque todos teníamos unas ganas tremendas de mover las motos después de tanta ciclogénesis explosiva, o porque nadie se podía negar a una convocatoria organizada por nuestros encantadores amigos Antonio y Hanne, pero en Sevilla nos juntamos ¡nada más y nada menos que 75 motos! Esta primera actividad de 2014, realizada del 28 de febrero al 2 de marzo, fue un verdadero récord para nuestro club.

Alojar unas 150 personas no es tarea de intendencia fácil, pero Sevilla dispone de grandes hoteles construidos para la Expo 92 y eso facilita las cosas para organizar una reunión como ésta. En el hotel Al-Andalus Palace nos trataron de maravilla, mientras los que por allí pasaban se quedaban maravillados de ver semejante concentración de grandes motos ruteras.

Tras una gran cena del viernes, nuestros road leaders nos sorprendieron con un cuadro flamenco de lo más original. La bailaora era japonesa, y no os podéis imaginar el arte con el que ejecutó los tangos y las alegrías mientras revoloteaba la bata de cola. Estos japoneses son capaces de cualquier cosa, porque uno no se puede imaginar a Lola Flores ejecutando un Nihon Buyou con un kimono. Así que terminamos contentos para ir a reponer fuerzas para el día siguiente.

A las 9:30 horas del sábado, las 75 motos listas para salir camino de la sierra de Aracena. Salimos por el puente del V Centenario, camino de Arroyo de la Plata, Valdeflores y Aracena. Una ruta preciosa, atravesando unos parajes con esos tonos verdes que sólo se encuentran en Sierra Morena a finales del invierno, cuando se ve envuelta en esas finas neblinas mañaneras. Nuestro destino era Alájar, la Peña de Arias Montano, lugar pintoresco donde vivió el famoso humanista, junto a la Ermita de Nuestra Señora Reina de los Ángeles. Como ese es el lugar perfecto para degustar los mejores jamones y embutidos de España, el aperitivo que nos esperaba era predecible. Muchos aprovecharon para llenar el top case de chacinas, quesos, mieles, avellanas y otros productos naturales de la sierra.

Durante la bajada al valle del Guadalquivir, la neblina se fue disipando, el sol fue haciendo su aparición y pudimos disfrutar de todo el colorido de la sierra hasta llegar a Santiponce. Frente a la ciudad romana de Itálica, un copioso almuerzo brasileño iba a ser el contraste por si alguien se había quedado con hambre. Y de repente, apareció la tuna, pero con unos tunos que por su edad podían ser de la época de Rinconete y Cortadillo, los famosos personajes pícaros sevillanos del Siglo de Oro. Tenían oficio, por lo que no tardaron en hacernos seguirles cantando las viejas canciones universitarias.

Desde Santiponce, las 75 motos en caravana se dirigieron a aparcar justo bajo la Torre del Oro, lugar perfecto para la foto de recuerdo. No podíamos dejar Sevilla sin verla navegando por su río mientras unos tomaban un café y otros no paraban de hacer fotos. Fue toda una jornada completa, que algunos aprovecharon para dar un pequeño paseo por el centro de Sevilla, antes de ir a prepararse para la cena de gala que se celebró en el hotel.

Un buen comienzo de temporada para las ocho reuniones que el Club BMW Touring tiene programadas para 2014. No cabe duda, Sevilla tiene un color especial.

Más información en www.clubtouring.es

Deja tu comentario