Advantec

La sombra del rider solitario y la estrategia del JODE-T

Por Miquel Silvestre
El escritor y aventurero cuenta su experiencia en el EBMWR13, donde dio una exitosa conferencia en la que explicó la estrategia del JODE-T. Silvestre aprovecha estas líneas para agradecer a los Asilvestrados toda la ayuda y el trabajo realizado.

Solo he asistido dos veces al Encuentro BMWRIDERS. En la edición del año 2011, cuando salí a dar la vuelta al mundo Ruta Exploradores Olvidados, y en ésta del 2013, al término de mi Ruta Embajada a Samarcanda. Nunca me han gustado las concentraciones ni los sitios donde hay mucha gente. Me gusta más el disfrute individualista de la motocicleta. De hecho, hasta que publiqué mi libro Un millón de piedras en 2010 y me di a conocer al público, no tenía amigos motoristas y no me juntaba con nadie más que con mi sombra para rodar. Ni leía revistas del sector, ni iba a Pingüinos, ni me importaba un maldito bledo lo que tuviera que ver con el mundillo. A mí me gustaba montar en moto y punto pelota. Precisamente, la moto era lo más alejado que encontraba al gregarismo del rebaño. Y si yo hago apología de algo es de que la gente viaje sola, porque entonces no son gente sino individuos, protagonistas exclusivos de su propia película.

Pero las cosas han cambiado mucho, muchísimo, desde que publiqué Un millón de piedras. Han sido solo tres años y parecen siglos. Ya me es difícil rodar solo. Cada vez que salgo, veo a alguien por el retrovisor. No solo porque quieran acompañarme, sino porque yo quiero ser acompañado por el montón de amigos que han ido saliéndome. Otros tal vez cuenten con seguidores, yo con amigos. Muchos amigos que me conocen y a los que yo reconozco cuando los veo. Vienen a mis presentaciones, a mis charlas, compran mis libros, visten esas camisetas negras que ya son un icono y que eran las más vistas en el EBMWR13. Ellos no son una multitud amorfa, al contrario, son un grupo de hombres y mujeres con criterio y un gran corazón. Es la tribu de los Asilvestrados, siempre generosos, entregados, el grupo con el mejor rollo imaginable. Son los que no envidian, los que admiran, los que disfrutan mi trabajo para emularlo en la medida de sus posibilidades. Son cojonudos y ellos han hecho que ya no quiera rodar solo acompañado de mi sombra.

En 2011 presenté la Ruta Exploradores Olvidados con una ponencia sobre mis viajes anteriores en la que conté mi experiencia como aventurero anónimo. Fue una presentación trabajada, con estructura e hilo argumental en la que hablé sobre todo de la dificultad de traspasar la frontera mental entre el miedo y la confianza en los demás. Cuando terminé la vuelta al mundo en septiembre del 2012 no quise acudir al EBMWR12 porque no tenía nada nuevo preparado. No me gusta plantarme en un escenario con las manos en los bolsillos y tampoco creo honesto repetir una charla ya hecha. Pero sí me presenté ante mis amigos en la bienvenida que me habían organizado en Tres Cantos. Aquello fue apoteósico. Fue la primera vez que me di cuenta de lo grande que se estaba haciendo todo esto y de la intensidad emocional con la que mucha gente lo vivía.

En esta edición sí tenía algo preparado. Algo bueno y diferente. Aunque había otros oradores, BMW Motorrad me había reservado un puesto de privilegio: la última intervención del sábado sería la mía. Y se la dedicaría especialmente a mis amigos, a los Asilvestrados que durante todo el fin de semana habían estado acercándose por nuestro stand para comprar mi nuevo libro, la camiseta, las pegatinas y hacerse una foto conmigo. Y es que fue espectacular nuestro éxito y vendimos más de doscientos ejemplares de La Emoción del Nómada. Nuestra carpa fue la más animada de todo el evento. Siempre teníamos gente y a veces incluso se formaba cola. Todos me decían: “No me pierdo tu ponencia”. La tensión emocional iba subiendo a medida que se acercaba la hora.

Y entonces llegó. Estábamos metidos en la carpa los más próximos. Fuera jarreaba con toda la ira de Dios. El Universo concentraba su energía sobre la Carpa Social. Tronaba y los relámpagos iluminaban las moles montañosas pirenaicas. Miré a mi alrededor y vi su preocupación. Al mismo tiempo me daba cuenta del momento tan único que estábamos viviendo. Les dije: “Disfrutad esto porque es especial. Hemos trabajado mucho y la vamos a liar”. Alguien me puso un grueso impermeable amarillo con capucha. Abrigado por él, salí al exterior y caminé sobre el suelo encharcado hasta el enorme pabellón. Estaba a rebosar. Me sentía como un boxeador rumbo al ring o como un monje soldado hacia su cruzada. Atravesé la multitud por un pasillo y me subí al escenario mientras desde megafonía anunciaban mi nombre. Oí silbidos, ovaciones y aplausos.

Sobre la tarima, encaré al público y calculé que allí dentro había más de mil personas. Todas me miraban en silencio. Nadie hablaba. Algo que me dijeron luego no había pasado en ninguna otra ponencia anterior. Mi pulso estaba agitado. He hablado en público muchas veces pero nunca se acostumbra uno. El nerviosismo y la tensión siempre están ahí. Sin embargo, al empezar a hablar, es como si entrara en trance y solo estuviera atento a mi discurso y a las reacciones del auditorio. Comencé formal, educado, agradeciendo la presencia de todos los asistentes al evento teniendo en cuenta el mal tiempo que hacía, pero sin más preámbulos me lancé a degüello sin temer una posible reacción adversa. Ya no estaba para medias tintas. O César o nada.

Expliqué que no iba a hablar de viajes, sino del viaje interior que me había llevado hasta allí mismo desde mi primera juventud, cuando yo era un rebelde sin causa que incumplía todas las normas. Expliqué que esa rebeldía innata no me había llevado a ninguna parte al haberla desplegado sin criterio, simplemente dando cabezazos. Pero todas las paredes son más duras que cualquier cabeza, de modo que no avancé mucho sino que me rompía los cuernos contra la realidad. Fracaso escolar y personal, negro futuro. Hasta que di con una estrategia de rebeldía con causa gracias a un consejo de mi padre y a la estrategia que diseñé a partir de ahí y que me había hecho aprobar la carrera de Derecho, ganar las oposiciones a registros con el número 1 y luego dejar todo eso atrás y convertirme en el único aventurero en moto profesional en España.

En el gran monitor situado detrás de mí apareció escrito un enorme JODE-T que despertó algunas risas en el público, algunas caras de estupor entre los que no me conocían y mucha inquietud entre mis fieles. Ellos sí me conocen, saben que soy impulsivo y que no me duelen prendas de meterme en un ascensor con un bocazas que me ataca en las redes sociales para decirle a la cara, y delante de su mujer, que pienso que es un tarado mental y un gilipollas. ¿Qué iba, pues, a decir? ¿Iba a liarla parda en aquel momento y mandar todo el trabajo realizado en tres al vertedero por un ataque de ira? ¿Me había vuelto loco? ¿Iba a suicidarme insultando a los asistentes al EBMWR13?

Y entonces empecé a desglosar letra por letra la razón íntima del JODE-T. La primera, la J de juego. Recomendé jugar siempre, disfrutar de todo lo que hagas porque solo de ese modo persistirás en ello. Si no juegas, si no te diviertes con algo, al final lo abandonarás. Expliqué cómo yo juego siempre haga lo que haga. Incluso ante las situaciones comprometidas o difíciles, procuro encontrar un punto de vista que las haga divertidas o al menos interesantes. Aun estudiando oposiciones convertía los temas en juego, o cuando me detuvo la policía de Sudán logré salir bien gracias a tomarlo todo con el mejor ánimo posible, el del que se divierte. Divertirse con algo es la primera regala de la estrategia JODE-T para triunfar en aquello que te propongas.

Luego pasé a la O y después a la D. Y así fue desgranando, una a una, las diferentes letras de JODE-T, y de cada una de ellas yo derivaba a una palabra nueva con un significado profundo, una recomendación a seguir. Las recomendaciones que yo he aplicado en mi vida para hacer de ella una aventura exitosa. No es materia de este post desgranarlas todas porque eso ya lo haré en las distintas charlas de motivación que voy a dar ahora sobre la estrategia JODE-T. La primera para la gran empresa de logística INTEGRA2. Lo relevante ahora es contar lo que pasó cuando terminé mi exposición.

Todo el pabellón rompió en cerrada ovación y cuando los aplausos amainaron, mucha gente vino a hacerse fotos conmigo. Uno detrás de otro, una sonrisa, un flash, un apretón de manos o dos besos. Pero a través de ese súbito y efímero muro de éxito, vi como al fondo estaban mis verdaderos amigos con sus camisetas negras. En sus rostros lucía un intenso brillo, era el del orgullo por haber visto a su Boss, como me llaman (ellos sabrán por qué) haber roto un molde más, haber triunfado con la heterodoxia siempre por bandera y por ser siempre como es y serlo a toda costa y caiga quien caiga. Y entonces me sentí muy contento de estar allí con ellos y de tenerlos a mi lado. Y supe que ya no quiero rodar solo sino que prefiero que ellos sean a partir de ahora mi sombra.

Más información en www.miquelsilvestre.com

12 Respuestas para “La sombra del rider solitario y la estrategia del JODE-T”

  • Jose Manuel dice:

    Gracias a ti! Estupenda ponencia…

  • Enhorabuena! te mereces todo esto que te está pasando…tu trabajo te cuesta!Very good my friend!

  • Txema dice:

    El fenomeno de Mikel, menudo bicho esta hecho, los libros muy buenos, una lástima que el sábado no pude ir. La foto con el Mass de birra le va como añillo al dedo.
    Para Mikel: sigue así máquina y vive tus sueños y los nuestros ya que a traves de tus relatos escritos y tus youtube´s también vivimos tus esperiencias.
    un abrazo salaó, desde PNA y una BMW R 100 GS PD.
    Txema.

  • Eusebio dice:

    Harasho, compi.

  • Carmen dice:

    yo te sigosin moto..ni entiendo de motos¡¡(bueno ya estoy pillando algo ) lo dije muchas veces ¡¡.. te conocí por mi querida amiga loli Gendra … tengo tus libros .. tus camisetas ..tus pegatinas.. porque ¿¿ que tienes que enganchas¿¿ me lo preguntaba al principio¡¡ ..cuando vi los vídeos de tres cantos .. tu lagrimas emocionadas con tus amigos .. llore contigo y con ellos ..no te conozco en persona (estuve apunto pero no pudo ser )solo se que te gusta lo que haces ..que me transmites cosas estupendas .. que me encanta tu forma de viajar .. que dices las cosas claritas y que eres autentico ¡¡ y hoy aquí ,con todo lo que leí (porque piensas en alto y cuentas todo lo que dice tú corazón ) me hiciste llorar otra vez ¡¡ no estuve ahí ..pero si con el corazón y disfrute con todos y cada uno de esas camisetas negras ¡¡¡solamente gracias por entrar en mi vida y hacérmela un poco mas fácil ¡¡ porque gracias a ti.. estoy en un grupo de los que una se siente orgullosa de formar parte ¡¡¡biquiños gallegos

  • Juan Carlos dice:

    Siempre estaré a tu lado, gracias a ti podemos soñar. Mucho he aprendido de ti a lo largo del camino. Gracias maestro.
    Un gran abrazo.

  • Tarque dice:

    Fue un honor presenciar y escuchar tu intervención, así como estar allí apoyándote, Miquel. Me alegro que a base de Juego, Trabajo y Decisión, tu Objetivo se esté cumpliendo junto a tu Equipo.
    Hasashoooo!! Is not for moñas!!

  • rococa20000 dice:

    A eso le llamo yo darle la vuelta a la tortilla,y sin sarten…osea que fue el el que incito-amenazó-amedranto ¿y el ofendido es el? Este desde que vio los “Los Soprano” aprendió pero bien jajaja que pájaro el tío,anda que no sabe….

  • Víctor dice:

    Impecable ponencia! Un placer escucharla…y leer la crónica. Disfruto con tu trabajo. Y si no me gustara, simplemente pasaría…en lugar de vivir obsesionado con él, jaja. Un abrazo muy fuerte.

  • César García Calabuig dice:

    Bravo Miquel, no pude estar, pero todo lo que me llega de EBMWR13 sobre tu ponencia me parece flipante. Creo que la marca acertó contigo. Personalmente soy mas bien scootero pero por ti conocí mas BMW y sus productos. y…… no están mal hombre!!. Ánimo con tu carrera de fondo y de lo demás, pues eso cuando dices “Salta” ellos saltan…, Abrazo.

  • David dice:

    Respeto Miquel, no pierdas el respeto a los demás, subido en tu nueva fama, es gracioso que cuando la masa te sigue a ti, ya no son rebaños, ni multitudes amorfas, jajaja

  • Jaime dice:

    JAJA no es que este flaco, si estas mas flaco que antes Pero creo que lo hace malvadamente para que no poodams adivinar el peso.Estaria bueno que cambien de camara en el estudio un dia y poodams ir un par de oyentes a verloooos funnyyy

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos