Advantec

BMW F 700 GS: Con todos los ingredientes para ser la moto diaria

A 140 km/h en las autopistas ‘gracias’ a la crisisPor David Palacios

Ligera, manejable, dócil y con un brillante conjunto motor/transmisión, la trail alemana cuenta con todos los ingredientes para resultar del agrado del piloto en todo tipo de escenarios. Incluye el sistema BMW Motorrad ABS de serie y, opcionalmente, la suspensión regulable electrónica ESA (ver vídeo).

Importantes mejoras

BMW Motorrad da vida a una nueva F 700 GS sin realizar simplemente un cambio de imagen y de nombre, sino que la ha equipado con una serie de importantes mejoras. Aunque no te lo creas, la denominación 700 continúa sin hacer honor a su cilindrada real, tal como sucedía con la anterior F 650 GS, ya que, tanto antes como ahora, esta BMW utiliza el motor bicilindrico de la gama F, igual que su hermana mayor, la F 800 GS.

Los ingenieros bávaros han concebido esta moto para que sea muy fácil de llevar, y en torno a esa idea se ha forjado todo. La primera novedad es el sistema BMW Motorrad ABS de serie, que se puede desconectar cuando se quiera. Además se ha instalado un doble disco de freno delantero de 300 mm de diámetro y doble pistón con pinzas flotantes. Detrás encontramos un disco de 265 mm con una pinza de un único pistón. También se ha rediseñado el depósito del líquido de freno del manillar para adaptarlo mejor a la línea de la moto. El chasis sigue siendo multitubular de acero, muy resistente a la torsión, que incluye el motor como parte autoportante.

Por cierto, como es habitual en las máquinas de la marca alemana, el asiento cuenta con varias alturas para que cualquiera se sienta seguro y llegue al suelo sin problemas. Como opción y sin coste, dispone de uno que se sitúa a 790 mm y también puede llegar a los 765 mm, pero con el kit de reducción de altura. También se puede solicitar el asiento Confort, que lo eleva a 835 mm. No olvidemos al pasajero, pues quien se compra esta moto es muy posible que tenga un compañero para compartir sus rutas. Así, detrás se disfruta de un asiento algo estrecho, pero bien mullido y con las estriberas a una altura muy adecuada. Imposible más comodidad en una moto tan manejable y ágil como ésta.

Dulzura

Hoy en día, con la electrónica, las marcas pueden modificar la curva de potencia a su antojo, siendo todo dulzura los 75 CV de la F 700 GS. Es una moto poco pesada y compacta, manejable, muy manejable y con un motor muy dócil, a pesar de lo que pueda indicarnos su cilindrada y caballaje. Así que, si os convence la moto, que no os dé miedo abrir el puño a tope.

Es, sin duda, una de las trail más accesibles del mercado, ideal para todos los que se animaron a comprar una 125 cc y quieren tener algo más grande, o para todos aquellos que hace tiempo que no tienen moto, pero desean volver a poseer una.

Gracias a la tecnología MID (Molded Inteconnect Design), los mandos son ahora mucho más pequeños, ya que no utilizan cables, sino unas líneas de transmisión impresas en el plástico cuando se fabrica el interruptor. Esto supone una revolución en BMW, junto con la conversión del mando de los intermitentes en un único botón.

La instrumentación cuenta con dos relojes situados verticalmente para el velocímetro y el tacómetro, además de un display que ha sido revisado concienzudamente para ofrecer toda la información, incluidos la temperatura del refrigerante y el contenido del depósito, sin necesidad de añadir el pack del ordenador de a bordo.

Los desarrollos son muy largos y progresivos. De hecho, en cuarta a fondo, casi alcanzas la misma velocidad que en sexta; con ello se consigue una respuesta suave circulando en marchas largas, y en tramos revirados permite ir casi con el piloto automático. Rápidamente llegas a la conclusión de que su comportamiento es simplemente perfecto, efectivo, dulce y maravilloso de usar, una ventaja para aquellos que buscan su primera moto, puesto que, desde luego, potencia máxima no falta. El consumo es moderado, pues, a ritmo ligero, apenas llega a los 6 l/100 km. Podemos considerar que es prácticamente un mechero.

Suspensión regulable

Otra novedad importante es la incorporación de la suspensión regulable electrónica ESA, que es opcional y se instala en fábrica. Este sistema controla la extensión del amortiguador electrónicamente, aunque se conserva el mando manual de precarga del muelle. Las opciones disponibles son Confort, Normal y Sport, seleccionables desde el manillar mediante un botón que manda sobre un motor eléctrico instalado junto al amortiguador. También como novedad se puede optar por instalar desde fábrica el sistema ASC de control de tracción.

No hay duda de que la F 700 GS cuenta con un enfoque más de asfalto, con llantas de aleación multibrazo de 19 pulgadas delante y 17 detrás. Esto logra colocar al piloto más cerca del suelo, mejorando la manejabilidad tanto en ciudad como en carretera. No obstante, los genes puramente trail también se notan en detalles como el de las estriberas dentadas, protegidas con una pieza desmontable de goma para absorber las vibraciones, y el pedal del cambio, con un diseño clásico de modelo de campo. Y, como ya hemos dicho, el motor resulta sorprendentemente efectivo.

El cambio ha sido mejorado notablemente. Es tan suave que puedes llevarla alta de revoluciones (dentro de sus medidas, con la zona roja en unas conservadoras 8.500 rpm), dándote siempre un empuje progresivo y lineal.

Adaptabilidad

Una vez en marcha se adapta bien a cualquier terreno. Por ejemplo, en ciudad destaca por sus fluidos movimientos y una sensación de ligereza que, quizás por su porte, no intuimos en un primer momento. La moto se desenvuelve como pez en el agua, el par motor tira con solvencia del desarrollo y notas sensación de poderío. A bajas vueltas prácticamente no hay vibraciones, cosa que se agradece de semáforo en semáforo. Además, se llega al suelo sin problemas. Definitivamente, todo son ventajas para moverte por la gran urbe.

Sumando kilómetros, vamos descubriendo su agrado dinámico, transmitiendo agilidad y confianza independientemente del escenario. En esto tienen mucho que ver su llanta de 19” y su acertado triángulo ergonómico. Por eso resulta agradable casi en cualquier terreno, teniendo en cuenta que su parte ciclo no es deportivo, ni por suspensiones ni por frenos, los cuales son eficaces y seguros.

La F 700 GS se puede disfrutar a ritmos más bien moderados, pudiendo exprimir su logrado equilibrio, basado también en un motor con un buen rendimiento a bajo y medio régimen, y apoyado en un cambio de marchas simplemente delicioso por suavidad y precisión.

En carretera abierta su manejabilidad es tal que, a veces, da la impresión de estar rodando sobre una moto con mucho mayor potencial. Un poco mas de potencia sería la solución para muchos moteros experimentados que están de vuelta de las prestaciones estratosféricas de las deportivas y que buscan una moto divertida y emocionante de pilotar.

Resumiendo, si el gran chef Ferran Adriá cogiera esta moto, os aseguro que no sabría decir qué ingrediente le haría falta. Bueno, tal vez hidrofilizarla.

Más información de la BMW F 700 GS en www.bmw-motorrad.es

6 Respuestas para “BMW F 700 GS: Con todos los ingredientes para ser la moto diaria”

Deja tu comentario