Advantec

BMW F 800 R: Paseando a Miss Naked

‘BMW F 800 R: Paseando a Miss NakedPor David Palacios
Os presento la nueva F 800 R y os digo que devuelvo la moto a BMW Motorrad España con, aproximadamente, 1.300 kilómetros de más en el cuentavueltas. Ya estoy pensando en los otros tantos kilómetros que están en camino. Disfruta del vídeo de esta naked en acción.

Ligera y manejable

Con este concepto de moto, la factoría BMW se ha marcado un reto: esta F 800 R encaja en la categoría urbana, junto con las R 1200 R y K 1300 R, pero a diferencia de estos modelos, la primera es más ligera y manejable, sin dejar de lado las prestaciones, gracias a su motor de 87 cv a 9.000 rpm y 86 Nm a 6.000 vueltas.

La nueva F 800 R llega con un manillar de aluminio, con una pequeña cúpula que protege el cuadro, un nuevo silencioso y el amortiguador trasero central.

El propulsor de esta actualizada moto es más suave que el de las 800 anteriores y vibra incluso menos. Empuja desde abajo y, a partir de las 5.000 revoluciones, te catapulta a altas velocidades casi sin darte cuenta. Eso sí, antes tendrás que presentar todos tus respetos al dios Eolo o tu cabeza sufrirá las consecuencias. Ya sabes el gran inconveniente de las motos naked. En marcha, esta BMW es capaz de consumir muy poco, alcanzando 260 kilómetros de autonomía y situándose a la par con la R 1200 GS.

En la suspensión delantera utiliza horquillas convencionales, no el sistema Telelever al que BMW Motorrad nos tiene acostumbrados. Éste es, sin duda, mejor para carretera, pero más pesado y mucho más caro. La de la F 800 R tiene un amortiguador de dirección no regulable pero, aun yendo fuerte en curvas rápidas, dicha dirección se muestra aplomada y a bajas velocidades apenas lo notas.

Instrumentación completa

La pequeña pantalla lo da todo; parece mentira que una cosa tan pequeña funcione. La información que nos aporta el cuadro de instrumentos es totalmente completa: funciones y posibles fallos de la moto, cuentakilómetros totales y dos parciales, temperatura, marcha engranada, presión de los neumáticos, velocidades, consumos, autonomía… Y especialmente me llama la atención que, cuando se activan los puños calefactables, aparece en la pantalla el dibujo de un puño, con un punto y o dos, en función de las veces que hayamos pulsado el botón.

La F 800 R está dotada del sistema de frenado ABS, que lo considero ideal y añade un grado extra de confianza en una moto como ésta. El chasis es 500 mm más largo que el de las F 800 S/ST y el avance se retrasa 4 mm, por lo que se consigue un gran equilibrio entre agilidad y estabilidad.

Mucho por un precio contenido

La postura de conducción es cómoda. Si mides más de 1,80 metros, te darás cuenta de que las estriberas están altas y un poco lejos. Después de los kilómetros recorridos sobre ella, mis rodillas eran la única parte de mí que necesitaban un descanso. En ciudad la moto se muestra muy ágil, gira bastante y se mueve con facilidad en parado, ya que llegas con ambos pies al suelo. El peso de la moto es muy contenido y esto optimiza su manejabilidad, por lo que te ofrecerá mucho por un precio muy contenido.

Esta Miss Naked es toda una BMW, destacando por ello su gran cantidad de equipamiento y los accesorios opcionales. De esta manera, podemos acceder al modelo con los ya comentados ABS, puños calefactables y ordenador de a bordo, así como con alarma antirrobo, toma de corriente, intermitentes por diodos luminosos e indicador de presión de los neumáticos. Como equipamiento adicional se encuentran la quilla inferior, maletas portaequipajes, caballete central, top case, escape deportivo Akrapovic y GPS, además de varios embellecedores para hacer de tu moto un modelo único.

Más información en www.bmw-motorrad.es

Una respuesta para “BMW F 800 R: Paseando a Miss Naked”

  • JOSE MARIA dice:

    Hola, a ver si me podeis ayudar; en mi f800r ha dejado de funcionar la alarma, no se conecta; el ordenador no da ningún aviso de averia y la pila del mando es nueva, ¿sabeis a que se puede deber?
    Muchas gracias anticipadas.
    Saludos

Deja tu comentario