Advantec

La Ruta de los Exploradores Olvidados cierra el círculo africano del Millón de Piedras tras cruzar la línea del Ecuador y recorrer el Masai Mara

‘BMW Motorrad España te desea una Feliz Navidad: reenvía la tarjeta electrónica a quien tú quierasTras alcanzar las fuentes del Nilo Azul y hollar la tumba de Pedro Páez, Miquel Silvestre y Alicia Sornosa se dirigieron a Addis Abeba, cuarta urbe en tamaño de África. En la caótica y contaminada capital de Etiopía visitaron el Merkato, quizá el bazar más grande de África, y se proveyeron de las visados de Kenia, siguiente país en el mapa de la REO.

La próxima etapa del viaje, la indoasiática

Antes debieron superar una dura prueba: cruzar la Moyale Highway, como humorísticamente se conoce entre los viajeros la muy difícil vía que nace en la población situada entre Etiopía y Kenia. Moyale, más que un lugar, es un mito, es el símbolo de la dureza del viaje transafricano pues ahí se acaba el asfalto y comienza una pista terrible, completamente rota debido a las pasadas lluvias. Esta remota región ha sufrido una sequía de tres años hasta que en 2011 se abrieron los grifos del cielo. Las inundaciones han arrasado con campos, casas, puentes y caminos.

Es en estas complicadas rutas africanas en las que se alterna la grava, la arena y el barro donde más útiles se mostraron las cubiertas Continental TKC 80 (sin duda las mejores mixtas del mercado), las maletas de aluminio SW Motech, así como los amortiguadores de alta gama TFX que utiliza Atrevida, la BMW 1200 GS de Miquel. Sin gozar de este equipamiento de máxima calidad para motocicletas todo terreno, transitar los cerca de 500 kilómetros sin asfalto entre Moyale y Merile hubiera resultado prácticamente imposible.

Una vez en Nairobi, los aventureros españoles se hospedaron en Jungle Juction, famoso alojamiento para overlanders propiedad del alemán Christofer Handschub. No es un lugar desconocido para la REO pues aquí fue donde Miquel Sivestre compró hace poco más de tres años a la Princesa, la BMW R 80 GS con la que realizó el viaje de 14.000 kilómetros africanos hacia Ciudad del Cabo relatado en su libro ‘Un millón de piedras’, que ya va por la cuarta edición.

Llegar a Nairobi viniendo desde Alejandría tiene así un significado especial para Silvestre, artífice de la Ruta de los Exploradores Olvidados. Supone haber recorrido completamente el gran continente de norte a sur y de este a oeste en su búsqueda de descubridores ibéricos. En sus maletas de aluminio guarda veinte países y personajes tan asombrosos como Adolfo Rivadeneyra (Suez, Egipto), Cesáreo Fernández Duro (Ifni, Marruecos), Diego Cao (Cape Cross, Namibia), Bartolomé Díez (Cabo de las Tormentas, Sudáfrica), Vasco de Gama (Terra de a boa gente, Mozambique) o Pedro Páez (Lago Tana, Etiopía).

Desde la capital de Kenia, Alicia y Miquel se dirigieron al Masai Mara antes de dar por concluido su periplo africano. Allí, invitados por Enkerende Tented Camp, un campamento fundado por españoles a orillas del mítico río Mara, pudieron disfrutar de un safari motero único. Pilotaron sus BMW entre elefantes, antílopes, cebras, jabalíes, búfalos, jirafas y otros animales salvajes de la sabana africana. Asimismo, visitaron las mañatas o poblados típicos del pueblo guerrero Masai, verdaderos señores de las planicies.

Tras regresar a la capital de Kenia, embarcaron sus motos en un avión para dar comienzo a la etapa indoasiática del viaje y buscar a los exploradores en ese rincón del planeta, comenzando por el jesuita navarro San Francisco Javier, enterrado en Goa, exuberante y costera provincia de India que fuera colonia portuguesa hasta 1961.

Más información en www.miquelsilvestre.com

Ali cerca girafas GPS y pista
Miquel avestruces Masai Mara Miquel cerca pista
Miquel con gafas Sandalias Masai Mara

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos