Advantec

BMW R 1200 R: Para disfrutar de los viajes

BMW R 1200 R: Para disfrutar de los viajesPor David Palacios
Con potencia suficiente –motor bóxer de 110 CV- y de manejo agradable, la roadster alemana se presenta como una opción perfecta para disfrutar de los viajes. Comprobadlo en el vídeo realizado a esta moto ágil en curva y con buen aplomo.

Cómoda y agradable

Estamos ante la roadster clásica por excelencia, que ha dado muchas alegrías a BMW desde su aparición en 1995. Entonces se trataba de los modelos R 800 R y R 1100 R. Más tarde, en 2001, llegó la R 1150 R; en 2006, la R 1200 R y ahora le toca el turno a la R 1200 R con doble árbol de levas. Un modelo inconfundible que ha cosechado un gran éxito y que, a pesar del paso del tiempo, no cansa de verla, con una prodigiosa combinación de lo clásico y la tecnología actual. Te anticipo que su motor bóxer de 110 CV nunca te dejará indiferente, al igual que su comportamiento dinámico.

La R 1200 R es una opción más de las muchas que ofrece la marca alemana para disfrutar de los viajes. Una moto cómoda y agradable, con potencia más que suficiente, porque su sobrada potencia y los 198 kilos que pesa la convierten en un modelo eficaz, con todo lo necesario para desafiar cualquier exigencia de la carretera.

Nada más subirte a ella, su tamaño parece haberse reducido unos cuantos enteros, pero una vez sentados a sus mandos se siente tan grande y tan espaciosa como siempre, con una postura de conducción que es muy natural. Te subes a la moto y las manos y piernas se colocan solas en el sitio correcto, recordándome incluso a su hermana mayor la RT. Por contra, es más fácil de conducir y de mover que aquella sea cual sea la situación y, si a esto se une el buen tacto de todos sus mandos, la situación de la leva del cambio y la altura al suelo del asiento, el resultado no puede más satisfactorio.

Aplomo encomiable

Disfrutando de esta moto por mis carreteras de montaña favoritas, me doy cuenta de que el trabajo ergonómico que hay detrás de ella ha sido brutal. La posición de conducción es muy cómoda y el asiento te recoge muy bien; la altura del mismo es de 800 milímetros, pero con una longitud del arco formado por las piernas de 1840 mm (versión estándar: 1800 mm), formando así un triángulo ergonómico casi ideal (para pilotos de talla media). Empezando a enlazar curvas, una tras otra, es donde la R 1200 R demuestra su gran agilidad y su aplomo encomiable. Además, satisface las exigencias que plantean los pilotos ruteros en cuanto a la comodidad que debe ofrecer una moto apropiada para realizar viajes largos.

Respecto al propulsor bóxer DOHC que lleva la R 1200 R, y que deriva del utilizado por la R 1200 GS y la RT, pero con una gestión electrónica revisada, el funcionamiento es mucho más alegre. Tiene un par motor más elevado (119 Nm en vez de 115 Nm), por lo que su capacidad de aceleración y recuperación también es mayor. La curva del par es especialmente homogénea en el margen de revoluciones bajas hasta medianas, es decir, en el régimen más utilizado al conducir por carreteras sinuosas. La potencia máxima es de 81 kW/110 CV a 7.550 rpm (antes: 80 kW/109 CV a 7.500 rpm). Funciona muy fino, muy suelto y resulta endiabladamente fácil hacerlo subir de vueltas, especialmente pasadas las 4.000 rpm. De ahí en adelante todo es energía y hasta alcanzar las 8.500 vueltas -momento donde aparece el corte de la inyección-, la respuesta es contundente. Llega a parecer incluso un motor eléctrico, sin estridencias, sin asperezas y sin ruidos mecánicos sospechosos. Parte de la ‘culpa’ la tiene el buen escape utilizado que filtra sin compasión las pistonadas del bóxer.

¡Qué bien en ciudad!

Donde más me ha sorprendido esta moto es en ciudad. El motor, muy lleno desde abajo, tiene una primera algo larga y, si vas en marchas largas, no pide subirla de vueltas. La maniobrabilidad entre coches, muy bien, pues a pesar del diseño característico del bóxer, se mueve con agilidad entre ellos. El manillar tiene un amplio rango de giro y te permite hacer cosas increíbles, pues es más ágil de lo que parece. Asimismo, la estrechez de su asiento te permite poner ambos pies en el suelo sin mayor dificultad.
Como cualquier naked, esta R 1200 R es la moto en estado puro, pensada para disfrutar, para el día a día, y también, sin duda, para gozar de los buenos viajes.

Más información en www.bmw-motorrad.es

BMW K 1600 GT BMW K 1600 GT
BMW K 1600 GT

BMW K 1600 GT

BMW K 1600 GT BMW K 1600 GT
BMW K 1600 GT  

9 Respuestas para “BMW R 1200 R: Para disfrutar de los viajes”

  • Valentín Torres Sánchez dice:

    Si esta nueva versión ha mejorado a la anterior, debe de ser maravillosa, yo tengo una del 2007, y es manejable, cómoda, acelera y retiene de manera perfecta, se acomoda a cualquier carretera, tiene muchísimas prestaciones, solo BMW puede dar todo ello en sus perfectas motos. Yo estoy enormemente contento con mi máquina.
    Rafagas.

  • Jose dice:

    ESTOY DESEANDO PODER TENER UNA

  • Gonzalo dice:

    Yo tengo la R1200R desde el 2007 y es increible lo mucho que me ha sorprendido esta máquina, por su agilidad, nobleza de chasis y suspension, frenos y par motor. Empuja como un diablo y si quieres vas despacio con fuerza en cualquier marcha. Asi que esta si la han mejorado tiene que ser impresionante. Felicidades señores de bmw han conseguido una moto polivalente y divertida para todos los usos.
    V’s desde mi bmw.

  • Charles dice:

    ¡Yo sí que tengo ganas de pillar una!!!… En fin… El aso es que estoy más que feliz con mi bóxer R65 de 1979. No he metido “muchos kilómetros” (además tuve un parón de unos cinco años): ahora tiene 104.000, pero sí que he metido horas como por un tubo. Me explico. Si viajqas por autovías y nacionales, es fácil acumular muchos kilómetros, en pocas horas; pero si te mueves mayormente por el País Vasco, con sus carretras de montaña, alucinantemente reviradas, con contínuas retorcidas subidas y bajadas, Pirineos españoles y franceses, etc. sin casi una sola recta que merezca ese nombre… ¡¡metes miles de horas, pero no tantos kilómetros!!. Bueno, todo esto para decir que a día de hoy, depués de los más de TREINTA AÑOS que la tengo (la compré nueva en Bayonne, Francia,en Noviembre de 1979), creo que nunca ha hecjho BMW mejor moto. Ni las R100 de la época (me las “lijo” a todas) ni las de ahora, me atrevo de decir que son capaces de seguirme en uno de esos puertos de montaña. Lamento uchísimo que BMW ya no haga una bóxer ligera, pequeña, de una cilindrada, por ejemplo, de 750 ú 800 cc, con CARRERA CORTA (61mm) que le da al bóxer de la R65 una alegría imposible para todas las demás, sin renunciar a unos bajos realmente cavernarios… Eso, unido al poco peso, pequeño tamaño, frenada decente (lleva doble disco delantero y latiguillos metálicos) proporciona una agilidad envidiable. Sólo se queda un poco corta en autovía, ya que obliga a mantyener unos régimenes altos que, para una ancianita como esta, a mí me da verdadera grima mantener… (achuchando a tope he llegado a ver los 180 km/h en llano… claro que del marcador, que pueden ser unos 165-170 Km/h. reales)¿Por qué BMW no vuelve a esto? Seguro que tendría un exitazo, con la tecnología moderna. Otra cosa que lamento es la desaparición de los semicarenados, como el de la R1200ST. Es absurdo. En el Norte llueve mucho y hace frío en invierno… la R1200LT es un “armario”. No me gusta nada.
    Los aspectos fundamentales serían: Peso llena inferior a 200 kg. Cilindrada entre los 700 y los 850 cc. Motor bóxer de CARRERA CORTA (61 mm, o incluso algo menos) yh posibilidad de semicarenado de fábrica. La BMW F800T NO es la respuesta. Un bicilíndrico tiene que ser o bóxer, o en “V”. En paralelo vibra, y nunca va tan redondo.

  • Basilio dice:

    Charles, llevas razón en lo de R1200ST, un semi sería ideal.
    Y tienes una máquina impresionante y que me da mucha envidia.
    Pero, tendrías que ver las nuevas 800. Realmente llevan 3 pistones, dos que funcionan al unísono y otro ciego que se come todas las vibraciones. El motor Rotax es genial. Lo se, porque estuve a punto de comprarme la F800ST, pero al final me decanté por la R1200R de doble árbol. Y es q

  • Basilio dice:

    Charles, llevas razón en lo de R1200ST, un semi sería ideal.
    Y tienes una máquina impresionante y que me da mucha envidia.
    Pero, tendrías que ver las nuevas 800. Realmente llevan 3 pistones, dos que funcionan al unísono y otro ciego que se come todas las vibraciones. El motor Rotax es genial. Lo se, porque estuve a punto de comprarme la F800ST, pero al final me decanté por la R1200R de doble árbol. Y es que por muy bueno que sea el Rotax el bóxer es de otra galaxia.

  • rafa meijide dice:

    yo es la tercera bmw que tengo las anteriores fueron la r1150r la siguiente r1150roadstar y ahora la 1200r.que la compre en octubre 2010.y la verdad esta ultima es una joya mejoro con mucha diferencia sus antecesoras.mejoro al 100×100 en el abs,sistema de frenado.los caballos se notan y la suspension electronica ,impresionante.y todo elos con una comodidad y suavidad de conduccion,ademas en curvas pocas motos pueden segirte.y de consumo inferior. mis otras motos, fueron,2 vespas,1 cb250 honda,1 ntv 650 honda,1 yzf 600 thundercat 2 fjr 1300 sin abs y con abs y por ultimo volvi a las bmw,, sin duda lamejor moto,…………

  • Carlos dice:

    Estoy deseando poder comprarla. A mi mujer es la única moto que le gusta y me dejaría comprar. Pues bueno, hay que aprovechar!!!!…

  • josepmaria dice:

    Yo tengo una 2007. Tiene 63.000 kms y la verdad estoy muy contento con esta moto. Espero que me dure muchos años mas, pero no me importaria repetir.

Deja tu comentario