EL CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA EN LA RIOJA Y SIERRA DE CAMEROS

Volver a La Rioja, esta vez de la mano de nuestros amigos Antonio Ortiz y Paquita, fue una propuesta muy atractiva desde su anuncio en el programa anual. Todos sabemos el cariño y dedicación que ponen en las actividades que organizan estos queridos socios, así que las 60 motos inscritas lo confirmaron ampliamente.

La medieval villa de Laguardia en la Rioja Alavesa y el hotel Villa de Laguardia, fueron una  base perfecta para esta salida durante el 31 de mayo al 2 de junio de 2019. El parking era un espectáculo, ya que coincidieron las 60 motos BMW del Touring junto a 43 autos Lotus de un club francés. De esta forma, no solo el entorno si no que un buen ambiente y buen tiempo aseguraban un fin de semana perfecto.

El sábado iniciábamos la esperada ruta por la sierra de Cameros de unos 200 kilómetros. Tras pasar por Logroño, encauzamos el cañón del río Leza. Este cañón es un paraje pétreo sorprendente, por el cambio repentino del río tras dejar las llanuras y laderas de viñedos. Como eslabón de una cadena natural, nos esperaba el bonito puerto de La Rasa, con sus 1.379 metros, dirección al relajante paisaje del Club Náutico El Rasillo, donde realizamos una parada para estirar piernas y tomar un rápido aperitivo.

Todos bien repuestos, reanudamos ruta hacia el puerto del Mojón Alto de 1.766 metros, siguiendo con el puerto de Peña Hincada de 1.412 metros. Tras una buena dosis de curvas, la ruta se fue adaptando a la de rivera de montaña, siguiendo el río Najerilla por Brieva de Cameros y Anguiano, hasta comenzar a avistar los valles abiertos de nuestro destino en San Millán de la Cogolla: El Monasterio de Yuso. Tras la visita a este gran monumento de nuestra historia, reconocido como la cuna de la lengua castellana, nos esperaba almuerzo en la propia Hostería de Yuso. Creo que todos recordaremos por mucho tiempos esos suculentos calderos de judías y patatas riojanas como cierre de esta ruta tan motera. La Sierra de Cameros es una ruta perfectamente preparada para recorrerla en moto que, con parajes sucesivamente cambiantes y sus más de 1.300 curvas, no dejan indiferente a ningún aficionado.

De vuelta a Laguardia, nuestros anfitriones habían preparado una visita a esta villa que conserva intacto todo su encanto  de fortaleza militar. Tras ser recibido el grupo por el Ayuntamiento en la Casa Garcetas, disfrutamos de una visita guiada al impresionante pórtico de Santa María de los Reyes, una joya única por lucir el esplendor de toda su policromía original. Cerrábamos así una jornada intensa y perfecta, para hacer un breve descanso en el hotel y disfrutar, como siempre, en la cena de gala con los amigos, las anécdotas de la jornada, los sorteos, las copas y el baile.

Nos vemos nuevamente a finales de Junio, en tierras palentinas…

Por Juan Jordano

Fotos: Pepe Muñoz

Deja tu comentario