LOS SECRETOS DE BOLT PARA CUSTOMIZAR UNA BMW R100RS

Hoy es el turno de una BMW R100RS totalmente restaurada, un diseño muy limpio y que, a primera vista, puede parecer sencillo, pero que consigue que no puedas apartar los ojos sobre ella. Os vamos a dar unas pinceladas sobre cómo fue el proceso de restauración, customización y personalización de esta BMW R100RS para que entendáis el trabajo que lleva detrás.

El dueño de esta preciosidad buscaba un diseño limpio, llamativo y único. Para conseguir este resultado se han combinado elementos clásicos que nos recuerdan a las motos puramente ‘cafeteras’ junto a otros más modernos, casando a la perfección lo vanguardista con lo clásico. Por ejemplo, los neumáticos retro, los colores y el trabajo de pintura nos recuerdan a los colores asociados a BMW de toda la vida, pero el asiento con las luces e intermitentes integradas o el faro de Led totalmente homologados le ponen un toque más moderno y único al proyecto.

Aunque a primera vista puede pasar desapercibido, una de las cosas que más horas de trabajo ha necesitado esta R100RS es el subchasis, ya que está hecho a mano. Estamos ante un trabajo donde cada detalle cuenta, donde cada pieza suma, consiguiendo un resultado muy llamativo y que nunca pasará de moda.

La homologación es de los temas que más preocupan a quienes deciden hacerse con una moto customizada. Por eso, es importante que el proyecto cuente con ingenieros especializados en este tipo de trabajos. Para facilitar las cosas, hay que intentar decantarse, siempre que sea posible, por piezas y repuestos homologados que faciliten el posterior paso por la ITV.

La customización de esta BMW R100RS es obra de Bolt Motor Company, un taller especialista en customización de cafe racer ubicado en Valencia, pero que trabaja a nivel nacional. Puedes seguir sus obras en Instagram: @boltmotorcompany.

Deja tu comentario