Advantec

MANTENERSE EN FORMA

Por Eduard López Arcos
Si la técnica y sumar horas encima de la moto son dos cosas fundamentales a la hora de llevar una moto trail de más de doscientos quilos, haciéndola pasar por ríos de arena, dunas, piedras y trialeras, que el físico del piloto responda a los reflejos que exige conducir una nave de características todoterreno, y hacerlo con seguridad, también es sumamente importante.

Desde siempre me ha gustado caminar. Cuando me calzo unas zapatillas disfruto de cada uno de mis pasos y, en ocasiones, como ‘Forrest Gump’, se me ha pasado por la cabeza continuar andando sin parar. Incluso cuando vivía en mi ciudad natal, Barcelona, andaba muchísimo y la “pateaba” de cabo a rabo. Caminar nos proporciona bienestar y debería ser una prioridad en nuestra dieta diaria. En los trabajos sedentarios de oficina el cuerpo se va apagando con el tiempo.

Deporte
La bicicleta también me ha gustado desde siempre. Cuando era pequeño me flipaba que con la bici podía trasladarme de forma rápida a los mismos lugares que recorría a pie. Nunca he practicado ciclismo como deporte, pero siempre he admirado a los ciclistas por su enorme resistencia.

Hacía ya mucho tiempo que me rondaba por la cabeza hacer un viaje en bici. Se me ocurrió que Tailandia podría ser un país para volver a pedalear, y hacerlo para cubrir distancias largas. Durante los últimos tres años he estado recorriendo en moto Tailandia, Laos y Vietnam. El sudeste asiático me estimula. Su gente es sonriente y hospitalaria, y nunca me he quedado sin un techo cuando la noche me ha alcanzado en una remota población.

¿Por qué en bicicleta?

Hace un mes, en Chiang Mai, compré una bicicleta y la equipé para viajar. Había valorado la posibilidad de comprar una moto trail, pero entre la burocracia y el desembolso económico que suponía, me decidí por una máquina de tracción animal.

Aventuras guiadas en moto trail

Necesito continuar conociendo el sudeste asiático, y no me refiero solamente a las carreteras, también a sus culturas. Me interesa seguir ofreciendo aventuras guiadas en moto trail por Marruecos y, ahora también en Tailandia, Laos y Vietnam. El sudeste asiático es realmente interesante y le estoy dedicando tiempo. Creo que la bicicleta me va a dar una visión amplia y me servirá para que las rutas en moto trail tengan un sabor especial. Espero que los participantes en mis aventuras guiadas puedan disfrutar, en un tiempo más limitado, de la verdadera esencia de estos caminos.

Resistencia física

Por otro lado, y como comentaba al inicio de este texto, la bicicleta será mi entreno para afrontar el resto de la temporada de moto. Adentrarse en zonas complicadas con una moto gorda en ocasiones puede ser complicado, y más vale estar preparado. Diseñar rutas fuera de los circuitos habituales supone, en ocasiones, algunos riesgos. Afrontarlos de la mejor manera dependerá, en buena medida, de nuestra resistencia física.

En algunas rutas por Marruecos he guiado a participantes por las pistas del desierto con una forma física inadecuada. En mis rutas suelo dar algunos consejos de técnica de conducción para que los ridersdisfruten de los trazados con mayor seguridad. Si se suma la poca experiencia con un físico débil el resultado es que el cansancio aparece demasiado pronto, incluso puede aumentar el riesgo de accidente. Es cierto que adapto las rutas al nivel de los participantes, pero si te apuntas a una de mis aventuras off-road agradecerás que tus músculos estén a tono y todavía te divertirás más.

Así pues, yo ya estoy tonificando mis músculos dándole a los pedales. Dedicaré unas semanas a pedalear, de sesenta a cien quilómetros diarios, y poder conocer mejor una cultura que cada vez me atrae más.

Tormenta, mi BMW F 800 GS Twalcom Rally, me está esperando y sé que me va a exigir mucho cuando nos encontremos.

Deja tu comentario