Advantec

RURALKA: CÓMO IR DESDE GIRONA A BARCELONA CON UNA BMW R 1200 GS ADVENTURE

Killian Moreno nos lleva de ruta con su BMW R 1200 GS Adventure gracias a la invitación de Ruralka On Road. ¡No os perdáis su experiencia vivida en primera persona!

Llegamos al hotel rural Can Clotas a última hora de la tarde. Cuando nos acercamos a la casa rural en la oscuridad profunda, sin ver nada más que campos y árboles a lo largo de la carretera, cualquiera imaginaría que se trata de una construcción sencilla, ya que realmente parecía que estábamos perdidos en medio de la nada. Nada más lejos de la realidad, Can Clotas resultó ser como un pequeño oasis de lujo escondido en medio del campo catalán.

El hotel se trata de una casa del siglo XIV que mantiene sus antiguas paredes de piedra originales sin decorar, junto con vigas de madera en el techo, y el esquema de color gris, blanco y beige de los muebles, crea un encantador estilo minimalista de “pueblo moderno”.

La habitación (una ‘gran suite’) es espaciosa y limpia, con un baño perfectamente moderno y nuevo, una cama enorme y muy cómoda, armarios de madera, un televisor y todo un espacio de “descanso” separado del dormitorio por una cortina.

Aunque llegamos bastante tarde, nos sirvieron una deliciosa cena preparada por Mariona y Greg, la hospitalaria pareja que se ocupa del hotel. ¡El estofado de ternera con setas estaba simplemente genial! Mariona nos hizo un recorrido y nos mostró el resto del lugar: una sala de estar común del segundo piso, donde los huéspedes pueden relajarse en el sofá o en los sillones, hablar o leer. También dispone de una cocina compartida donde los invitados pueden cocinar. El acogedor comedor tiene varias mesas elegantes con lámparas.Junto a la sala de estar hay un pequeño salón con más sofás y un piano de cola, que incluso pudimos tocar a la mañana siguiente.

Y tras el descanso, un nuevo día amanece. Después de tomar un delicioso desayuno buffet, observamos las impresionantes vistas desde la ventana del salón. El salón tiene una puerta de vidrio que da a una pequeña escalera, por la cual se puede bajar a la piscina exterior azul cielo, rodeada de hierba verde brillante.

El sol empezaba a subir y con ello crecían nuestras ganas de poder pasar un día entero en el hotel, simplemente relajarnos en las sillas, tomar el sol o disfrutar de muchos pequeños senderos forestales que comienzan desde la casa. El lugar es perfecto para unas vacaciones en familia o en pareja, si se desea descansar del estrés de la ciudad, en un lugar hermoso, cómodo, elegante y con una calma celestial. Por suerte, también disponíamos de una alternativa para disfrutar ese día soleado de marzo. Una BMW R 1200 GS Adventure llamada BlueMagic nos espera en la puerta del hotel.

Finalmente, dejamos el hotel y empezamos la ruta de regreso. Tengo una ruta en mente preparada, pero muchas veces fantaseo con rutas que acaban siendo demasiado largas para “una vuelta a casa”. Ya os adelanto, la ruta que me marca el GPS para regresarno se va a parecer en nada a la que nos disponemos a hacer. Por algo tengo una BMW R 1200 GS Adventure, ¿no? Pues empecemos, que la aventura nos espera.

¡Seguid mis pasos!

Cogemos la GIP-5101 y salimos dirección Terrades, luego, la GI-511/GI-504 dirección Darnius hasta el desvío Pantà de Boadella. Una vez ahí, paramos cinco minutos en el parking gratuito para contemplar las vistas del Pantano de Boadella desde el mirador embalse Darius-Boadella. Continuamos dirección Darnius y una vez allí seguimos por la GI-503, dirección Tapis, el último pueblo antes de la frontera con Francia, donde decidimos parar a comer algo en un bar con muchas motos en el parking, ¡buena señal!

Continuamos dirección Francia hasta cruzar la frontera (la carretera pasa a llamarse D3) y entrar en los Pirineos Orientales-Rosellón, donde nos encontramos con el pueblo de Coustouges y un montón de curvas y motos en ambas direcciones. Aquí disfrutamos muchos del sol y la brisa fresca de los Pirineos. Poco después, nos quedamos impresionados con las majestuosas vistas que presenta el pueblo de Saint Laurent de Cerdans desde la carretera.

Pasado Saint Laurent de Cerdans, seguimos por la D3 hasta la D115, y nos dirigimos, dirección Arles, hasta Amelie les Bains Palalda, para empezar la conocida ‘Route del Cols’ (D53/D618) y disfrutar de más y más curvas por carreteras secundarias en las que cruzarse con algún coche es tarea difícil. En este tipo de carreteras del Pirineo francés, con el asfalto un poco roto, es cuando la BMW R 1200 GS Adventure saca a relucir sus grandes virtudes como maxitrail. Tanto la estabilidad con tres maletas y dos pasajeros, como la comodidad, son unos de sus puntos fuertes, y lo va a demostrar hasta el último kilómetro de la ruta, que no va a ser corta. Continuamos disfrutando de las curvas hasta llegar al pueblo de Bouleternere, donde cogemos la N-116 hacia el sur, pasando por Prades, Fontpedrouse y otros pueblos del Pirineo Francés, llegando finalmente a Puigcerdà.

Una vez ahí, decidimos coger la N-20 para subir a Andorra por la parte francesa, pasando por Porté Puymorens, hasta llegar a Pas de la Casa (Andorra), una de mis partes favoritas en toda la ruta. Hemos iniciado el viaje en el Hotel Can Clotas, a 19 grados de temperatura, y nos encontramos a más de 2.000 metros de altura y con dos grados. Paramos un rato par estirar las piernas y prepararnos para subir al Port d’Encamp, el puerto más alto de Andorra, situado a 2.408 metros. Hace frío y está nublado. Como hemos pasado varias veces en varios de nuestros viajes anteriores, decidimos bajar rápido hasta el centro de Andorra la Vella para comer y preparar la bajada hacia Barcelona.

Con las pilas cargadas, salimos de Andorra por la N-145 hasta La Seu d’Urgell, y de ahí tomamos la salida dirección Adrall, continuando por la N-260. En Adrall, cogemos la C-14 y pasamos por delante del Karting del Plà de Sant Tirs, lo que me trae muy buenos recuerdos de mi pasado como piloto. Continuamos por la C-14, pasando por La Coll de Nargó mientras disfrutamos de las vistas continuas al pantano de Oliana, una zona llena de pistas off-road ideales para la GS Adventure, pero decidimos no salir del asfalto ya que el tiempo se nos echa encima y aún nos quedan bastantes kilómetros de curvas por delante. Seguimos por la C-14, pasando por el pantano de Rialb (donde se encuentra el recinto de La Bassella), hasta llegar a Ponts, donde decidimos ir dirección Calaf por la C-1214a. Justo pasado Calaf, en Prats de Rei, nos desviamos hacia ‘Igualada per la Serra de les Maioles’, para disfrutar de las curvas con vistas a los molinos de viento que ofrece esta carretera (BV-1031).

Una vez en Igualada, después de 400 kilómetros de ruta y haber disfrutado de la puesta del sol desde lo alto de la Serra de les Maioles, decidimos coger la A-2 hasta Barcelona. En total hemos hecho 480 kilómetros y alrededor de ocho horas de ruta y cientos de curvas de alta montaña. ¡Como me gusta mi BMW R 1200 GS Adventure!

Consulta ésta y otras rutas en Ruralka On Road.

Rutometro: https://goo.gl/maps/jUC76286kCS2

Información práctica: Dónde comer y dormir: Hotel Can Clotas, Cistella (Girona).

Temporada recomendada: Todo el año.

Una respuesta para “RURALKA: CÓMO IR DESDE GIRONA A BARCELONA CON UNA BMW R 1200 GS ADVENTURE”

Deja tu comentario