EDUARDO SAN VICENTE, PRESIDENTE DE KM SOLIDARITY: ‘DESTINO VATICANO’, EL VIAJE SOLIDARIO EN MOTO PARA VER AL PAPA FRANCISCO EN BENEFICIO DE LOS REFUGIADOS EN JORDANIA, CON EL APOYO DE BMW MOTORRAD ESPAÑA, ES UN HONOR PARA NOSOTROS”

Por José Mª Alegre

Eduardo San Vicente (49 años, Logroño) es el director de KM Solidarity, asociación sin ánimo de lucro que organiza acciones solidarias a lomos de sus BMW F 800 GS. A este profesional vinculado al mundo del seguro, la afición por la moto le viene por la propensión hacia ella, “siempre nos han gustado muchísimo (el plural incluye a los cinco socios, con él, que forman la asociación), pero no hemos tenido hasta la adquisición de las F 800 GS hace un año en Madrid”.

Afición temprana a las dos ruedas, pero práctica tardía (aunque de joven sí le dio al “puño derecho”) debido “a que lo vas dejando, la familia te pone peros… Pero como nos hicimos mayores y ya no vamos en bici (la primera acción de KM Solidarity se hizo a golpe de pedal, como cuenta más adelante), dijimos que tocaba hacerlo en moto y estrenamos las GS para el ‘Destino Santiago’, que hicimos en 2018”.

Hacía 25 años que San Vicente no conducía una moto, y ya lleva cerca de 6.000 kilómetros con su F 800 GS, evidenciando que esa retahíla de que no es conveniente iniciarse de mayor en el citado vehículo, es un mito, por no decir un camelo… “Yo creo que sí -responde -, es más, el ser veterano y llevar moto implica tener más precaución e ir con mayor seguridad. De hecho, está habiendo un movimiento de gente ‘talludita’ en favor de la moto. Pablo, un miembro de nuestra asociación, que tampoco es jovencito, y que se acaba de sacar el carnet y ya va con su flamante BMW G 310 GS, me contaba la cantidad de gente de cierta edad, entre 50 y 60 años, que vio sacándose el A2. Y es que la moto, además de su practicidad, rejuvenece”.

Pregunta. Un año después de su estreno, ¿cómo va tu F 800 GS?

Respuesta. Me parece una moto fantástica, pues se maneja de maravilla tanto en ciudad, como en carretera, como por caminos, una moto excelente y fiable, no me ha dado ningún problema.

San Vicente es un tipo de naturaleza simpática, de sonrisa perenne, conversación fluida y divertida, que al poco de abrir la boca le comprarías un traje de buzo -de terciarse-, aun viviendo en un secarral, tal es la confianza que despierta.

P. ¿Cómo se crea KM Solidarity, asociación que presides?

R. La andadura de la asociación empieza en 2010 para hacer ‘Destino Santiago’ en bicicleta, desde Logroño, visitando centros de discapacitados intelectuales, acompañándonos incluso una de estas personas todo el recorrido para dar visibilidad a la Federación Española de Personas con Discapacidad Intelectual. Una vez cumplida la labor, finalizó también la asociación, pues se creó de forma temporal para realizar esa acción.

Ocho años después, Eduardo y los miembros de aquel ‘tour ciclista’ que llegó a la capital del apostol, “decidimos que teníamos que hacer otra actuación solidaria porque era un tema que nos motivaba; tenemos tiempo y experiencia y dijimos que adelante”.

En agosto de 2017 se registró la asociación, iniciando de nuevo la actividad solidaria, pero esta vez en moto.

P. ¿Por qué en este vehículo?

R. ¡Porque vamos cumpliendo años! -dice sonriendo- Y dijimos, en bicicleta no, salvo que sea eléctrica… (lanza una carcajada por la indirecta que me dirije, conocedor de que el arriba firmante hizo el Camino de Santiago en una bici híbrida, “que no eléctrica”, le corrijo riéndome abiertamente, contagiándonos ambos). Era también -prosigue- una forma de implicar a Jesús, el miembro más veterano de la asociación, que él sí ha ido siempre en moto. Lo hablamos y nos dijimos que vale, vamos a sentirnos más jóvenes y a partir de ahora haremos las actividades solidarias en moto, BMW, claro”. Y así lo hicieron.

P. ¿Y por qué en BMW?

R. Porque entendemos que es la motocicleta que nos da la mayor sensación de seguridad. Como usuarios de coches, la marca alemana siempre nos ha dado esa confianza. Y luego también porque las RRSS hacen muchísimo y la marca BMW Motorrad está muy presente en ellas; tiene Embajadores que dan vueltas por el mundo con mucha visibilidad y vas viendo que esa es la marca que necesitas, además que nos gustó el diseño de las F 800 GS. Y luego también por la implicación de la marca.

P. ¿Qué acciones lleváis a cabo?

R. Fundamentalmente, visitamos centros de discapacitados intelectuales, hacemos convivencia con ellos, se suben a las motos, que les encanta, y luego les invitamos a una chocolatada. Eso, por una parte. Las otras actuaciones son donaciones de alimentos no perecederos a entidades que atienden a personas en riesgo de exclusión social. Recaudamos alimentos que compra KM Solidarity con el dinero que aportamos los socios y de los patrocinios. Hay también patrocinadores, como Legumbres Maragato, de León, que nos entrega una cantidad importante de los productos que comercializa cada año y los ofrecemos a diversas entidades, como digo. La última actuación que hemos hecho ha sido entregar 250 kilos de alimentos a la cocina económica de Logroño, que es una institución que da de comer a unas 400 personas al día. También estamos presentes en eventos benéficos, como carreras solidarias, etc.

Cuenta Eduardo que una de las preguntas que le hace mucha gente es cómo llegaron a contactar con BMW Motorrad España y contar con su apoyo. “Pues es más sencillo de lo que parece -responde-, enviando correos electrónicos al Departamento de Marketing de la marca, obteniendo respuesta del propio David Canosa (Marketing Manager). Nos reunimos con él, le gustaron las propuestas que le presentamos y apostó por nuestras acciones solidarias”.

Haciendo bueno el refrán, “Dios los cría y ellos se juntan”, KM Solidarity se “juntó” con Mensajeros de la Paz, la reconocida ONG del Padre Ángel, un hombre bueno (“Por sus obras les conoceréis”, y las del sacerdote son prolijas y generosas), en un proceso tan sencillo como el anterior. “Enviamos un correo electrónico a esa entidad ofreciendo alimentos que teníamos. Queríamos hacer coincidir la recogida de las tres F 800 GS con la entrega a Mensajeros de la Paz de esa colación, para hacer el primer acto solidario con las BMW. Uno de los secretarios del Padre Ángel nos llamó y además de aceptar encantado los alimentos, nos propuso meter una de las motos en la iglesia de San Antón para que la bendijera él y a partir de allí empezó la relación con la ONG. El Padre Ángel, que ha sido motero, se identificó mucho con nosotros, con nuestras acciones solidarias, hasta tal punto que en octubre pasado lo nombramos socio de honor, el primero de KM Solidarity”.

Para Eduardo, aquel gesto del religioso, cuya foto, encima de la moto en el altar de la iglesia, causó sensación, le pareció “maravilloso e inimaginable, pues no esperaba tanta cordialidad del Padre Ángel y sus colaboradores, incluso que se haya subido en la BMW ha sido un gesto precioso”, me dijo concluido el acto en el que tuve la satisfacción de tomar la imagen.

Esa cordial y estrecha relación con el Padre Ángel, llevó a Eduardo y a los demás miembros de KM Solidarity a conocer al Padre Carlos, presidente de Mensajeros de la Paz en Jordania. Aprovechando una visita que realizó a Madrid para dar a conocer las necesidades que tienen los refugiados acogidos en ese país en campamentos, con uno de ellos bajo la dirección y responsabilidad de ‘Mensajeros’, le conocimos y nos contó toda la problemática que viven esas personas. Y decidimos colaborar juntos para mostrar la ardua labor de estos centros y la dura realidad de sus moradores, y de ahí surge la posibilidad de ir a visitar al Papa Francisco y entregarle un casco BMW Motorrad, idea que se le ocurrió al Padre Ángel”.

De esa reunión de Km Solidarity con los padres Ángel y Carlos, en la que se dio luz al proyecto de ir a Roma en moto para recaudar dinero y alimentos y la posibilidad de ser recibidos por el Santo Padre, surgió el llamado ‘Destino Vaticano’. Pasado un mes de aquella conversación, “nos llamaron diciéndonos que existía la posibilidad de que se produjera la audiencia con el pontífice. Y ahí se quedó el tema, esperanzados, pero tocaba esperar”.

La semilla estaba puesta, sólo era cuestión de que germinara y brotara, como así sucedió. “Meses después -cuenta nuestro protagonista-, nos llamaron de Mensajeros de la Paz confirmando que el día 26 de junio, a las 9:30 horas, el Papa nos recibiría, junto a los dos religiosos, permitiendo a cuatro de nosotros estar junto él para entregarle el casco BMW Motorrad. También le haremos entrega del libro de firmas recogidas durante las acciones sociales, una botella de vino de La Rioja, porque representa la bebida de nuestra Comunidad, una botella de aceite Conde de Mirasol, catalogado como el mejor aceite de oliva español, y tu libro ‘El mundo sobre dos ruedas. Historias de BMW Motorrad España’ (dicho esto, Eduardo me mira con gesto pícaro, pues yo desconocía hasta ese momento gesto tan grande de San Vicente y su gente para quien esto escribe, llenándome de orgullo que el Papa tenga en sus manos mi primer ‘hijo literario’, acto en el que estaré presente -si Dios quiere, habría que añadir…-). Además del regalo corporativo de KM Solidarity -prosigue Eduardo-, que es una pequeña moto de madera realizada por personas con discapacidad intelectual”.

El casco BMW Motorrad que se regalará al Papa será muy especial. “David Canosa -cuenta Eduardo- pensó que lo mejor es hacer uno personalizado que plasme los mensajes de Mensajeros de la Paz y KM Solidarity y refleje la finalidad de ‘Destino Jordania’, el viaje que haremos a ese país en 2020 para visitar los campamentos de refugiados, y me parece fantástico”. Tan delicado trabajo debía requerir las manos de un artista, y se decidió que fuera una persona de gran talento y también solidaria (en su perfil de ‘Insta’ queda constancia escrita de que por su taller “sólo pasan cosas buenas, sólo entra buena gente”). Se trata del prestigioso Efraón Triana, ‘Efra’, de Ufo Garage”. Eduardo ya ha visto los bocetos en una visita que cursó al taller de este artesano de las dos ruedas, conocido por sus apreciadas motos customizadas, “y nos gustó mucho el diseño que nos mostró, creo que será algo muy bonito y que le gustará al Papa Francisco”.

P. ¿En ‘Destino Vaticano’, la gente que quiera hacerlo, puede contribuir con alguna aportación?

R. Si, hemos abierto una cuenta cero (ver al final de la entrevista) específica para las personas que quieran hacer aportaciones económicas y el que quiera hacer otro tipo de contribución, que se ponga en contacto con nosotros (ver también al final). Empezamos recaudando fondos en ‘La Leyenda Continúa’, en Cantalejo. Un dinero, el de esa cuenta, que irá, íntegro, a Mensajeros de la Paz Jordania. Quiero dejar constancia de que el viaje a Roma lo pagamos cada uno de nuestros bolsillos, -apostilla-.

A poco más de dos meses para que se inicie ‘Destino Vaticano’, la ruta, etapas y lugares de pernocta hasta Roma están bien hilvanadas. “Saldremos el 21 de junio desde Logroño en varios modelos BMW: las tres F 800 GS, una R 1200 GS Adventure, y una G 310 GS, que es la del embajador más joven que tenemos, el que se acaba de sacar el permiso conducir, como he apuntado anteriormente, además de una sexta BMW -la del firmante-”.

De Logroño saldrá pues la comitiva de seis motos, acompañada por un vehículo de carga, para recalar, como primera etapa, “en Tolouse. La segunda nos llevará a Cannes. Florencia, ya en Italia, será el destino de la tercera etapa, para llegar a Roma, finalmente, el martes 25 de junio. Vamos a intentar donar alimentos en Caritas Francia, que todavía está por determinar el lugar, y en Caritas Génova, y estamos esperando que el Vaticano nos indique la ONG donde entregaremos alimentos también en la capital italiana”. Las pernoctaciones se harán en campings, “por ser más cómodo para nosotros, pudiendo cocinar, y también para tener controladas las motos y la furgoneta con la carga a donar” cuenta Eduardo. Un viaje que contará con apoyo fotográfico y también videograbación, subiendo diariamente a las RRSS los pormenores del periplo “vaticano”.

P. ¿Se puede apuntar gente al viaje?

R. Sí, se puede apuntar, pero, con la salvedad de que no podrá entrar en el Vaticano ni asistir a la recepción, porque este es un tema que lleva cerrado desde octubre de 2018, confirmando entonces los nombres y apellidos de todos los que asistiremos y es lógico que por seguridad y protocolo sea así. Pero todos los moteros que quieran venir con nosotros hasta Roma, serán bien recibidos”.

P. Un viaje a la Ciudad Eterna ilusionante por todo lo que representa…

R. Sí, lo es. ‘Destino vaticano’ es un viaje solidario en moto para ver al Papa Francisco en beneficio de los refugiados en Jordania, con el apoyo de BMW Motorrad España, y es un honor para nosotros”.

‘Destino Vaticano’ ya está encarrilado y hay que pensar en el siguiente, que será otro destino, Jordania en este caso, como queda constancia arriba. “Debido a temas de seguridad, nos han desaconsejado ir a Jordania en moto -apunta Eduardo-. Así que iremos en avión. Una vez allí, es posible que tengamos la posibilidad de disponer de BMWs, que no es fácil porque en ese país no hay muchas. El Padre Carlos ya se ha puesto en contacto con grupos de moteros de allí para que nos las faciliten y al parecer la idea está siendo bien recibida, pues hay moteros que han ofrecido sus casas para que nos alojemos en ellas. Una vez motorizados, haremos un recorrido de dos días visitando los campos de refugiados para darles visibilidad y llamar la atención sobre esas personas cuya situación es tan precaria y que necesitan la ayuda de todos”.

Cuando conocí a San Vicente, pronunció una frase que indica la brújula que orienta su vida: “Soy partidario de devolver a la sociedad parte de lo que ésta nos da”. “Y en eso sigo -se reafirma al recordárselo-. Nosotros somos afortunados, físicamente estamos bien, tenemos familia, trabajo, somos gente con suerte, y por eso debemos ayudar a aquellos que no la tienen. En España hay personas que no tienen para comer y deben acudir a centros donde los alimentan; personas que viven en la calle. La sociedad debería ser más solidaria y las empresas también. En KM Solidarity sentimos una gran satisfacción por dar a la gente aquello que necesita, que siempre será poco, y yo, personalmente, siento mucha satisfacción repartiendo sonrisas. A mi me llena muchísimo invitar a una persona con discapacidad intelectual o física a que se suba a la moto, ponerla en marcha y que pueda tocar el claxon. La alegría de esas personas me reporta una enorme felicidad. En la Fundación Ampros, en Santander, donde nos hacen las motos de madera que entregamos como reconocimientos, había 140 personas esperándonos con una enorme ilusión, aplaudiéndonos al llegar, algo increíble. Una sonrisa no cuesta nada y vale mucho para quien la recibe”.

Le digo a San Vicente que el que sea persona solidaria, generosa y buena, le viene “de fábrica”, lo lleva en su apellido. Lanza una sonora carcajada, para responder que “la verdad es que no lo sé, pero pienso en alguien que se apellide San: San Epifanio, San Emeterio, San Nicolás… y no me sale nadie malo”.

P. ¿Eres un hombre bueno?

R. (La sonrisa aflora en su rostro) “Lo intento, hago todo lo posible por serlo. Lo que más me llena de satisfacción es que mi hija, que tiene 15 años, me diga después de regresar de una de las acciones solidarias, que está orgullosa de mí, eso no tiene precio”, concluye.

Cuenta solidaria ‘Destino Vaticano’:

ES60 0138 0003 0601 91 10 3027

Página web: https://www.kmsolidarity.org/

Deja tu comentario