Advantec

GUSTAVO CUERVO MOTO TRAVELLING TOURS. ¿TE ATREVES A CONQUISTAR EL EVEREST?

¿Quién, con una gota de espíritu aventurero en la sangre no ha soñado con subir a la montaña más alta del planeta? Claro que hoy por hoy, aunque nunca se puede decir que algo es imposible, no se puede hacer cumbre con una motocicleta, pero sí se puede llegar hasta el Campo Base de su cara norte (Tíbet-China).

Gustavo Cuervo, Embajador BMW Motorrad, ha tenido el privilegio de estar tres veces a los pies del coloso, siempre con motocicletas BMW. La primera con una F 650 GS París-Dakar en el año 2007 y después siempre con F 800 GS. No es un viaje fácil, es un verdadero reto, y hasta ahora, sólo un puñado de españoles lo han conseguido. En septiembre de 2019 puedes ser uno de los pioneros en inscribir tu nombre a la lista.

Por fin, uno de los mayores problemas, la burocracia china, está resuelta por Gustavo, asegurando ningún problema administrativo para rodar por Tíbet hasta el Campo Base desde Lhasa, viajando muy cerca del cielo, siempre a más de 4.000 metros de altitud sobre el nivel el mar. De “los papeles” no hay que preocuparse, no siendo un dolor de cabeza (carnet de conducir chino, permiso de rodar por China, permiso para hacerlo por el Tíbet, etc, etc). Y de la moto, tampoco. Una flota nueva de BMWs GS 1200 y 800 estará lista para que sólo te dediques a disfrutar de uno de los últimos lugares más salvajes del planeta. Así que sólo tienes que tener buena forma física, las ganas de conseguirlo y, claro, algo de dinero.

En septiembre 2019, con un grupo seleccionado de amigos españoles, el Embajador BMW Motorrad acudirá al Tíbet con la intención de no sólo llegar al Campo Base del Everest, también de mostrar algunos de los secretos mejor guardados de este mítico país: el Potala y sus monasterios budistas, sus lagos, por supuesto sus montañas, divisando cinco picos de más de 8.000 metros, y decenas que superan los 7.000 o centenares de más de 6.ooo metros y hasta compartir vida con los pueblos nómadas pastores de yaks.

Aunque todo este meticulosamente preparado, no deja de ser un reto que tiene en la aclimatación a la altitud una de las claves de su éxito, utilizando para ello Lhasa, la capital del Tibet (3.656 metros), como base de operaciones dedicando unas jornadas tranquilas a las visitas más impresionantes mientras nuestro cuerpo de adapta a la altura, pues en la ruta habrá que superar pasos de montaña de más de 5.000 metros.

Sólo quedan dos plazas libres para completar el pequeño grupo de aventureros. Si estas en buena forma física y tu nivel de conducción es medio/alto, este puede ser el viaje más alto de tu vida. ¿Te atreves?

Sólo información personalizada: gustavo@gustavocuervo.es

www.gustavocuervo.es/viajes/es

Deja tu comentario