RURALKA: “DESCANSAR, RESPIRAR, SENTIR”. ¡UNA RUTA POR TARRAGONA EN BMW, PARA DISFRUTAR CON TODOS LOS SENTIDOS!

Marc B. nos relata de primera mano su ruta por Tarragona con su BMW R 1200 GS Adventure que ha tenido el placer de disfrutar gracias a la invitación de Ruralka On Road. ¡Tomad nota!

“Descansar, respirar, sentir”, son las palabras que nos dieron la bienvenida al llegar al Hotel Les Capçades, situado en la localidad de Horta de Sant Joan (en el sur de la provincia de Tarragona). Toda una declaración de intenciones. ¡Esto tiene buena pinta!

Tras varias semanas de trabajo a ritmo de maratón necesitábamos desconectar de la mejor manera que conocemos, disfrutando de nuestras BMWs -BMW R 1200 GS Adventure (@marc1200gsa) y BMW F 650 GS Twin (@mendyplaza)- en una mini escapada de fin de semana. De la mano de Ruralka encontramos el plan y el destino que nos ofrecía todo lo que buscábamos: paisajes bonitos, carreteras divertidas y un lugar donde relajarnos y disfrutar de la gastronomía local. ¿Qué más le podemos pedir a un fin de semana en pareja?

Iniciamos la ruta el viernes por la tarde obligados a hacer un tramo de autovía para llegar a la hora de cenar al hotel. Salimos de Valls a las 18:45 h en dirección Reus por la autovía C-14 para después tomar la N-420 hasta Móra la Nova, trazando ya las primeras curvas del Coll de la Teixeta.

Al poco tiempo se hace de noche y empezamos a notar el frío, con temperaturas rozando los cero grados, pero eso no nos preocupa. ¡Las ganas de pasar un fin de semana como este nos hacen disfrutar de cada quilómetro que recorremos! Nos acercamos a Horta de San Joan por una bonita y serpenteante carretera, acompañados por el rio Ebro, hasta que finalmente vemos el iluminado hotel coronando una colina. Tras 130 kilómetros de autovía, carretera nacional y carreteras comarcales (C-12 y T-333), hemos llegado a nuestro destino.

Nos recibe Anna, gerente del hotel, quien nos atiende muy cálidamente y consigue transmitirnos excelentemente los ideales, “Descansar, respirar, sentir”, mientras nos acompaña a nuestra habitación y nos enseña el hotel. Aprovechamos para curiosear las diferentes estancias del establecimiento: un gran salón con chimenea, una piscina climatizada y los preciosos jardines que rodean todo el hotel.

Éste dispone de trece habitaciones, cada una con un nombre y un encanto propio. La nuestra es “El Mirador” (entendimos el porqué del nombre cuando amanecimos el día siguiente) y resulta inmejorable. La estancia consta de un salón separado de la habitación principal por una pared de cristal, un baño con hidromasaje y dos terrazas que te permiten ver el pueblo de Horta de Sant Joan y las montañas de Els Ports.

Una vez instalados, bajamos a cenar al restaurante del hotel. ¡La cena es de escándalo! Ofrecen un menú degustación diferente cada día, con seis platos cocinados con ingredientes de proximidad, frescos y naturales. También nos deleitan con exquisitos panes caseros variados y unos excelentes vinos D.O. Terra Alta que maridan perfectamente los diferentes platos que nos sirven. Con ese buen sabor de boca, nos disponemos a dormir esperando a conocer el magnífico lugar con la luz del día.

El sol empieza a salir y cualquier expectativa que tuviéramos el día anterior se queda corta. Las vistas desde nuestra habitación son increíbles, y parece que vamos a tener un día soleado perfecto para nuestra ruta por la zona.

Para coger fuerzas, nos dirigimos al comedor a desayunar. Nos ofrecen diferentes productos de la zona de primera calidad. Pan elaborado en la panadería de Horta de Sant Joan, embutido, mermeladas y miel caseras, bizcochos y otros dulces… ¡Difícil elección!

Hoy nos atiende Claudia, que nos cuenta un poco más sobre la historia de este pequeño y encantador hotel. Nos habla con admiración del ambiente familiar, así como del padre de Anna y de su Hotel Fonda Miralles, situado en el mismo pueblo. También nos explica que son muchos los moteros que frecuentan el establecimiento.

Después de tomarnos un buen café, preparamos las maletas y nos disponemos a iniciar la ruta con un sol deslumbrante. La ubicación del hotel es ideal para disfrutar de nuestras motos, pues nos encontramos en una zona con muy buenas carreteras y bellos paisajes.

Nos ponemos el casco, arrancamos las motos, ajustamos la suspensión y el modo de conducción y… ¡Braaap! A pasar un fantástico sábado con nuestras GS.

Salimos del hotel en dirección a Ascó, pasando por Bot, Gandesa y Corbera d’Ebre, por una carretera que nos empieza a mostrar el fantástico día de curvas que tenemos por delante. ¡Pero eso era solo la previa!

A continuación nos adentramos en el Priorat y el Parque Natural de la Serra del Montsant, zona conocida por sus excelentes vinos y, como no, por sus carreteras. Sin duda, os recomendamos aprovechar la ocasión y visitar alguna de las numerosas bodegas que hay encontrar en la zona.

De La Torre del Espanyol nos dirigimos a Vilanova de Prades, donde se encuentran unas de nuestras carreteras favoritas (C-242 y TV-7004). En este tramo pasamos por las localidades de La Bisbal de Falset o Margalef y recomendamos parar en el mirador que hay en el punto quilométrico 29 de la carretera C-242, desde donde se puede observar magníficamente el Parque Natural de la Serra del Montsant.

Ha llegado el turno a las montañas de Prades. Rodaremos por Prades, Capafonts, Mont-Ral o La Mussara. A partir de ahí las carreteras y el paisaje cambian totalmente. Si el Priorat y el Montsant nos ofrecían carreteras abiertas y con un paisaje de viñedos, ahora nos adentramos en una zona boscosa y con carreteras estrechas de infinidad de curvas.

Aconsejamos acercarse a la plaza de Prades, centro neurálgico de la zona y famosa por su fiesta anual del Cava celebrada en el mes de julio.

Volvemos ya hacia Horta de Sant Joan abandonando las montañas de Prades y nos dirigimos nuevamente hacia el sur de la provincia de Tarragona. La carretera que une La Mussara con Escaladei, pasando por Pobloleda, es nuevamente un paraíso motero con varios quilómetros de curvas sin respiro.

Nuestras GS se desenvuelven con suma facilidad por ellas, desde las carreteras de curvas amplias del Priorat y Montsant hasta las estrechas y reviradas carreteras de las montañas de Prades. ¡Qué par de motos, qué gozada!

Sugerimos visitar la Cartoixa d’Escaladei, primer monasterio de la Península Ibérica construido por los monjes de la Cartoixa que data del siglo XII.

Continuamos dirección La Vilella Baixa y Cabacés, para tomar la carretera T-730 que une La Figuera con El Molar. Esta carretera es otra de nuestras favoritas por sus espectaculares vistas y, como curiosidad, cabe destacar que ha sido durante muchos años tramo del campeonato de rally del mundo.

Finalizamos la ruta circular tomando la carretera C-12 y T-333, que ayer hicimos de noche, para llegar de nuevo a Horta de Sant Joan. Podemos disfrutar, ahora sí, del paisaje que ayer solo podíamos deducir por la luz de nuestras GS y el reflejo de la luna en el río Ebro. ¡Qué día hemos pasado!

Queremos agradecer de nuevo a Ruralka On Road, BMW Motorrad España y Hotel Les Capçades por permitirnos disfrutar de una experiencia como esta que nos ha dejado sin palabras.

Instagram: @marc1200gsa y @mendyplaza

Fotografías: @hotellescapcades , @marc1200gsa y @mendyplaza

Ruta circular recomendada (265 km – 5,30 horas)

Rutómetro:

Horta de Sant Joan – Bot – Gandesa – Ascó – La Torre de l’Espanyol – Margalef – Ulldemolins – Vilanova de Prades – Prades – Mont-ral – La Mussara – Poboleda – Escaladei – La Vilella Baixa – La Figuera – El Molar – Garcia – Mora La Nova – Rasquera – Prat del Compte – Horta e Sant Joan.

https://goo.gl/maps/aWMPYgYQjFR2

Información práctica

Dónde comer y dormir: Les Capçades, Horta San Joan

Temporada recomendada: Todo el año

Deja tu comentario