Advantec

CHARLY SINEWAN Y EL CONCESIONARIO OFICIAL BMW MOTORRAD, ROLEN MOTOR, UNA COLABORACIÓN DE ÉXITO

Por José Mª Alegre
Charly Sinewan y las hermanas Roldán González fueron presentados por un amigo común hace seis años. El primero, Embajador BMW Motorrad que recorre el planeta a lomos de su BMW F 800 GS y cuyas gestas son bien conocidas por miles de riders. Las citadas, responsables de Rolen Motor, Concesionario Oficial BMW Motorrad en Madrid.

Desde entonces, el Concesionario patrocina al viajero, una colaboración exitosa, afirman ambas partes, “porque Charly lleva el nombre de Rolen Motor por todo el mundo”, declara Sonia, la mayor de ellas.

“Charly nos enamoró desde el primer momento, nos atrapó por su carisma”

Desde ese algo más de un lustro, tras la presentación a cargo de Alejandro Arderius ‘Janos’, el amigo común, la vinculación entre Charly, Sonia y Ana, directoras Comercial y Financiera, respectivamente, de Rolen Motor, ha crecido hasta la amistad. “Nosotras no éramos favorables a este tipo de colaboraciones, piensa que nos llegan peticiones constantes y de todo tipo, y no les podemos dar salida, pero Charly nos enamoró desde el primer momento, nos atrapó por su carisma, porque es diferente”, cuenta Sonia, la más elocuente de las dos Roldán. “Al principio -prosigue-, íbamos a colaborar con él sólo un poco y hasta hoy”, reconoce asintiendo con la cabeza, “¡Y qué dure!”, añade Charly sonriente (quienes le conocen saben que lleva esa media sonrisa tan suya puesta de forma permanente en su rostro).

A la vuelta de los BMW Moyorrad Days celebrados por aquel entonces en Formigal, la gran fiesta anual de los riders que desde 2018 se oficia en Sabiñánigo, a las puertas de los Pirineos, donde se conocieron, los tres se reunieron en Madrid, corroborando la buena sensación causada. “Efectivamente -asiente Sonia-, confirmamos la primera impresión que tuvimos al verle, comprobando que Charly es una persona buena, humanitaria, que atiende a todo el mundo, y que sigue sin creérselo”, y de esa reunión empezó la colaboración que ya va por el sexto año apuntado al principio, desembocando “en que ahora somos amigos”, confirma el rider.

“A través de los vídeos de Charly, Rolen Motor llega a todo el mundo”

Una amistad reforzada por los positivos resultados de la colaboración del Concesionario con el Embajador, “que es imposible de cuantificar económicamente -comenta Ana-, pero la repercusión es innegable -prosigue Sonia-. Gracias a él, Rolen Motor está en las RRSS. Allá donde va, está el Concesionario, porque a través de los vídeos y de todo lo que hace aparece en todas partes”. Vídeos, los de Charly, que las hermanas Roldán siguen incondicionalmente “porque atrapan desde el primer segundo por su espontaneidad, por el contenido humano, en los que no falta esa chispa de humor tan presente en él”.

La experiencia de Rolen Motor en este fenómeno global llamado redes sociales va mucho más lejos que el período de colaboración con Charly, de hecho “fuimos de los primeros en utilizarlas -es Ana la que habla- y desde entonces aconsejamos a todos los demás a hacer lo mismo y también la experiencia de colaborar con un Embajador de la marca”.Un Concesionario, Rolen Motor, fundado por Juan Roldán Calero, padre de Sonia y de Ana, personaje de largo trayectoria en el mundo de la moto y de reconocido prestigio, ahora retirado, que dejó a sus hijas la continuidad de la empresa, decisión que ambas recuerdan con cariño y emoción. “Él nos inculcó el valor del trabajo para mantenernos fuertes y unidas”, asegura Sonia.

Charly escucha con lógica complacencia las palabras elogiosas de las responsables de Rolen Motor, “uno de mis apoyos desde casi el principio y es mi casa”, admite el viajero con satisfacción. Para él, la relación ideal entre patrocinado y patrocinador “no debe notarse”, aclarando que “cuando uno no pide al otro es porque está contento, entonces, todo fluye”. “Nos damos poco la coña”, interviene Ana con expresión simpática, “¡Así es!”, apostilla el motoviajero y ahora también escritor, faceta en la que debuta y de la que hablamos más adelante.

Por otra parte, a Charly le encanta escuchar opiniones positivas de usuarios sobre el Concesionario, pues reafirma la elección tomada y el buen hacer de quien le apoya, aumentando la confianza en su colaborador. Es por ello que una de las cosas de “Rolen Motor que destaco es lo que dice la gente de él, porque a mi me tienen mimado, pero los clientes que van aseguran que el trato es magnífico”.

No es de extrañar que Charly valore que mimen su moto, porque para él lo es todo. “Llevo más de la mitad de mi vida montando en moto, casi 25 años, que se cumplirán en 2020, y lo mejor de mi F 800 GS es que es mi moto. Para viajar, el tipo de viajes que hago yo, es la más polivalente”, responde.

“Yo soy libre. Y si lo soy es porque así lo he decidido”

Pregunta. Ella, tu F 800 GS, es tu casa, sobre la BMW va tu vida, tus pertenencias, ¿no te da cierto vértigo pensarlo?

Respuesta. No, nada, he dejado de tener vértigo, todo va a salir bien (frase que ha hecho famosa a base de repetirla en sus grabaciones a modo de talismán y que está plenamente justificada, pues tras casi un cuarto de siglo viajando y pronunciando tan efectivo eslogan nada grave le ha bajado de la moto). Cuando la vida es tan intensa no tienes tiempo de pensar en el futuro -concluye-.

P. Pero no es fácil renunciar a una existencia convencional para vivir la vida según el terreno que pises y el lugar que visites ese día.

R. Hay personas a las que la estabilidad les desestabiliza y a mi me pasa eso. Si lo tengo todo en orden, me incomoda. Una vida convencional como la que tenía, la rutina, me mataba. Uno de los pilares de la vida es hacer cada día cosas nuevas, diferentes.

Charly lleva diez años dando la vuelta al mundo en moto por etapas; sin embargo, esta década la describe como “el principio, pues tengo la impresión de que el proyecto está empezando”. Diez años con el cielo por techo, la fina tela de la tienda de campaña como pared y la moto, su casa, su refugio, su amiga, su compañera, su pasión y el mundo “por montera”. Hoy aquí, mañana acullá recorriendo caminos y carreteras que le conducen a las pantallas de decenas de miles de dispositivos en manos de admiradores ilusionados por ver a través de sus ojos lo que sueñan contemplar ‘in situ’ quizá mañana, tal vez el año que viene o vaya usted a saber cuándo.

P. Libertad, divino tesoro, eufemismo o realidad…

R. Yo soy libre. Y si lo soy es porque así lo he decidido. Si quisiera cambiar mi vida, lo podría hacer.

Pero no lo hará; de momento, Charly cruza de nuevo el ‘charco’ (México le espera) para reencontrarse con su F 800 GS, si bien no es la única BMW que le gustaría tener, pues reconoce que de elegir otra, sin desprenderse de la actual, “tendría una R nineT, de hecho, la tengo en mente”, -“amenaza”-.

Cuatro meses para parir un libro que ya tiene nombre y fecha de salida

Puede parecer que Charly no tiene dictamen público de lo que ocurre en el mundo, pero lo posee, otra cosa es que lo exprese, y aunque el silencio es una opinión a veces, sólo podemos encontrar respuesta si se pregunta. Al respecto, Sinewan asegura tener la sensación de que “se está olvidando la historia reciente, parece que no recordamos las últimas guerras y lo que nos llevaron a ellas y si lo piensas da un poco de miedo”.

Dejo para casi el final el libro, el primer ‘hijo literario’ de este viajero incansable, para el cual se recluyó en Tarifa durante cuatro meses, un entorno de viento, mar y arena para parir ‘El Mundo en Moto con Charly Sinewan’, cuyo manuscrito digital ya obra en poder de la editorial para lanzarlo el próximo mes de junio. “Estoy muy orgulloso de hacer mi primer libro con Planeta, que llega a tantos sitios, y espero que sea útil a la gente que se vaya a lanzar a viajar”.

No me resisto a preguntar a las hermanas Roldán si en algún momento pensaron lanzarse a viajar como hace Charly. “De jóvenes, no -responde Sonia-, pero ahora sí lo he pensado en alguna ocasión”, provocando la risa de las dos.

P. Si ocurriera que alguno de vuestros hijos os dijera que se va a dar la vuelta al mundo en moto, como Charly, ¿cómo reaccionaríais?

R. Perfecto -dice Sonia, que tiene dos hijas-, pero hoy por hoy no lo veo.

De llegar el caso, poner entonces en boca de la viajera las palabras mágicas de Charly, “Todo va a salir bien”, un canto al optimismo que no estaría de más que se extendiera su uso.

3 Respuestas para “CHARLY SINEWAN Y EL CONCESIONARIO OFICIAL BMW MOTORRAD, ROLEN MOTOR, UNA COLABORACIÓN DE ÉXITO”

Deja tu comentario