Advantec

II RODADA SOLIDARIA CONTRA EL CÁNCER

Por Elsi Rider
Sentir que has hecho las cosas bien. Orgullosos del resultado y además colaborando con una buena causa como es la lucha contra el cáncer. Esto es lo que ha ocurrido en La Bañeza.

El organizador, el Moto Club Bañezano, famoso por organizar las célebres carreras en circuito urbano, que dicho sea de paso, es un trabajo que hacen de forma impecable. Además de esto, son gente muy solidaria y detrás hay una gran familia, un grupo de entregadas personas que con mucho esfuerzo y dedicación hacen que todo lo que tocan se transforme en oro.

Es 20 de octubre. La mañana está fresca en La Bañeza. Comenzaba así la jornada solidaria con un desayuno para los pilotos y copilotos de las cerca de 200 motos que se habían dado cita para participar en esta II Rodada Solidaria. La delegación en la ciudad de la Asociación Española Contra el Cáncer, AECC, nos esperaba en una plaza Mayor totalmente decorada con globos, camisetas, música y lazos, todo de rosa, color que nos acompañó en la ruta en forma de lazos atados a nuestras monturas. Se trataba de extender más allá de la provincia el mensaje de lucha y solidaridad.

Conduciendo por aquel hermoso Valle del Silencio, a veces inmersos en una espesa niebla y con la sensación de que era una ruta que además de disfrutar tenía un sentido, iban aquellos lazos ondeando, dejando un mensaje de esperanza, como la carrera solidaria que organizan esta AECC en toda España.

Íbamos disfrutando del paisaje, a veces oculto por la niebla. Pero al final siempre sale el sol, y éste dio paso a un aperitivo en ruta. Seguimos el Camino Francés de peregrinos que van a Santiago de Compostela, cruzándonos con el amigo Alegre, periodista y coordinador de esta Newsletter, que estaba haciendo su camino en bicicleta desde Roncesvalles. ¡Allí estaba una negra silueta, cámara en mano! Enseguida supe que era la “postura Alegre”, pose típica que adopta al hacer fotografías.

Tras la comida de hermandad, había una ponencia programada, la mía. Tuve el orgullo de ser invitada, por segundo año consecutivo, para dar una charla sobre mi viaje por Asia central. El ambiente que se genera allí es tan cálido, que se pasa el tiempo en un abrir y cerrar de ojos. Me sentí tan arropada, que hubiera dado un abrazo a todos y cada uno de los que allí estaban.

En primera fila, el grupo de la AECC, que seguía atentamente el viaje con ‘Lusi’, mi BMW F 700 GS, por todos aquellos países. Delante, una mujer emocionada, y yo, “emocionada también”. Creo que es la primera vez en la que dando una charla se me saltan las lágrimas. Y es que el ambiente era intensamente solidario.

Enhorabuena al Moto Club Bañezano y a todos los protagonistas que hicisteis de esta II Rodada Solidaria Ciudad de la Bañeza mucho más que una cita de motos.

Hablar de cáncer no es sinónimo de muerte, sino de vida. La vida es un reto y por ello tenemos que vivirla, sentirla, amarla, reírse mucho y soñar.

Deja tu comentario