Advantec

EL GUIONISTA Y EL VIAJE A MONGOLIA

Por Charly Sinewan
En el puerto de Barcelona arrancó verdaderamente el viaje hacia Mongolia. Estábamos a finales de junio y debía estar de vuelta en España a primeros de septiembre para acudir a los BMW Motorrad Days 2018 de Sabiñáñigo. Muy poco tiempo para hacer unos quince mil kilómetros, cruzar varias fronteras complicadas y grabarlo con cierta calidad.

Decidí avanzar sin mucha tregua hasta el Cáucaso, es decir, zumbar por las autopistas italianas, de ahí cruzar en ferry a Grecia, para después atravesar Turquía en tres o cuatro días hasta llegar a Georgia. Allí, pensaba yo, bajaría el ritmo y empezaría a disfrutar del viaje más allá de la moto. Sin embargo, la decisión no era del todo mía.

Llevo dando la vuelta al mundo por etapas desde el año 2009. A los cuatro meses de arrancar, estando en Tailandia, empecé a hablar del “guionista”, un personaje ficticio que decidía todo lo que me pasaba. Salió solo, de una forma natural. Me pasaban cosas tan surrealistas, que me llevaban de un sitio a otro, que parecía que hubiera alguien detrás de todo ello escribiendo el destino de mi viaje.

Desde entonces este personaje convertido en concepto me acompaña en todo lo que hago. Pase lo que pase, es cosa suya. Y en este viaje hacia Mongolia, veremos si llego o no, se ha lucido. Nunca me habían pasado tantas cosas en un mismo tramo.

A lo largo de esta serie de capítulos lo iremos viendo. Hoy, con muchas zancadillas, llegamos hasta Kazajstán. Veremos cómo sigue el mes que viene.

Gracias por acompañarme

Deja tu comentario