Advantec

R80G/S CLUB: RALLY BLUEGREEN PIRINEOS ’18

Como viene ya siendo habitual, el R80 G/S Club celebró la cuarta edición de laBlueGreencon una gran ruta que discurrió por los pirineos catalán y francés, recorriendo parajes sorprendentes, con unas vistas espectaculares y con sinuosas carreteras para que sus asociados y amigos de las R80 G/S y R100 GS pudieran participar en esta gran aventura.

Empieza la aventura: un exclusivo y gran rally

En esta ocasión, la salida se dio desde Terrassa, para evitar el agobio de Barcelona y poder arrancar por las estrechas carreteras que nos conducirían hasta la Vall de Boí, recorriendo una combinación de asfalto con pistas de tierra, sorprendiendo a muchos de los participantes al descubrirles un trazado con pasos desconocidos. Y es que la geografía catalana esconde vías fantásticas, algunas que habitualmente sólo son usadas para los trabajos en el campo o para desplazamientos de habitantes de las comarcas del interior del territorio.

En esta edición, los equipos fueron de dos pilotos, acercándonos más al concepto de parejas de rally, así uno lleva la ruta y el segundo la regularidad.

El Rally estaba dividido en tres intensas etapas, contando con la colaboración de Crono Rally para el control de la regularidad, teniendo así los resultados en tiempo real; esto ayuda a que los participantes puedan encontrar sus errores y mejorarlos en los próximos tramos, así como establecer un pequeño y simpático pique entre participantes.

Etapa 1, día 28. Terrassa – Organyà – Caldes de Boí

Distancia: 460 km. Tiempo: 10 h + 1.30 h de comida y descanso

Puntualmente, a las 8.00 horas se daba la salida al primer equipo, que encontraría el primer tramo de regularidad en Sant Miquel del Fai. Aquí empezaron a prepararse las estrategias de equipo para realizar la menor penalización posible. Ya en la comida de Organyà, después del primer tramo de tierra, comentarios y opiniones acerca de la ruta y de los resultados de la regularidad entregados puntualmente por la organización.

La tarde sería potente, con dos pistas, la de Taús y la más la espectacular que arrancaba en Llessui, pasando por las antiguas pistas de esquí y por el espectacular Coll de Triadó, a 2.100 metros, con una distancia de 22 kilómetros.

Para finalizar el día y antes de llegar al destino de Caldes de Boí, el último tramo de regularidad, que empezaba en Pont de Suert, pasando por Gotarta, que resultó muy sinuosa y con un poco de gravilla, siendo muy exigente.

Durante la cena se dieron a conocer los resultados de la regularidad, lo que comportó una charla coloquio muy animada y positiva de cara a las próximos tramos.

Etapa 2, día 29. Caldes de Boí – Plan – Caldes de Boí

Distancia: 340 km. Tiempo: 7 h + 1,30 h de comida y descanso

El segundo día se atravesó el Valle de Aran y por el Portillon se entraba en Francia, descubriendo la Val du Louron, espectacular y desconocida para la mayoría de los participantes, con el Col de Azet y tramo de regularidad incluido.

Por el túnel de Bielsa se llegaba a la esperada comida en Plan, de donde después de un buen receso se entraba en la pista de Plan a Chia, con el famoso collado de Sahún, larga, fantástica y muy rápida, donde incluso los que no estaban habituados a la tierra disfrutaron y descubrieron que es más fácil de lo que parece, o así nos lo dijeron.

Ya en Huesca, se pasaba por Villas del Turbón y Bonansa para llegar al tramo de regularidad de Gotarta, donde ya se afinó mucho más con la experiencia y conocimiento del día anterior.

Al final de etapa y antes de alojarnos en el hotel, visitamos el Museo de Motos que Tito Ankli tiene en al Balneario de Caldes, con una buena representación de motocicletas españolas, Montesa, Sanglas, Ossa, Mymsa o Bultaco, entre otras.

Algunos disfrutaron del circuito termal del balneario, al que siguió una cena espectacular con menú gastronómico de setas. Al finalizar el briefing correspondiente del día siguiente.

Etapa 3, día 30. Caldes de Boí – Les

Distancia: 180 km. Tiempo: 4,30 h

La última ruta empezó con bastante frío y niebla en algún punto, para adentrarnos en al Valle de Arán con destino al norte, en concreto al Port de Balés, con sus espectaculares vistas y una magnífica carretera, estrecha, pero con un asfalto excelente. De ahí al Col de Mente, atravesando de nuevo una muy buena pista entre bosques que acababa pasando por Melles, con un sinfín de ‘laçets’ encajados como si fuesen los peldaños de una escalera, ¡y vaya que había que tener brazos para aguantar el ritmo!

Al final, una recepción por parte de Tito Ankli en su Baronía de Les, que nos ofreció una exquisita paella, visitando su colección privada de automóviles y motos.

Un final espectacular y otra vez en el reparto de premios, las felicitaciones de los participantes, destacando lo exigente que había sido el road-book, pero con la satisfacción de haber disfrutado al máximo, tanto de la BlueGreen como de la cordialidad que reinó durante toda la prueba.

El equipo ganador de la regularidad fue el formado por los hermanos Grifols, Rai i Kike, quienes consiguieron sus merecidas ‘Estrellas de Plata’, la segunda que acumula Kike Grifols y la primera para Rai Grifols.

Se hizo entrega de un premio especial al participante “Más integrador”, obteniéndolo Juliá Luna merecidamente por su empatía y cordialidad.

Después, realizamos el tradicional sorteo de los premios que muy amablemente nos cedieron BMW Motorrad España y Metzeler, consistentes en un juego de neumáticos Metzeler Sahara 3 que fue para Josep Mª Vidal Barraquer y un navegador Navigator VI BMW Motorrad que recayó en Julià Luna.

Deja tu comentario